Arte = Vida cotidiana = Arte total = Fluxus

Ben Patterson descansa tras la acción bajo una obra de Vostell de gran formato
Ben Patterson descansa tras la acción bajo una obra de Vostell. © Fotografía: Gerardo López López.
  • El museo Vostell de Malpartida, en Cáceres, revivió el espíritu original del movimiento Fluxus con una acción conjunta de Philip Corner, Willem de Ridder y Ben Patterson y la coreógrafa Phoebe Neville

  • El “concierto Fluxus” se celebró dentro del programa de forosur_cáceres_13 y contó con la dirección artística de Mercedes Guardado, viuda de Vostell

Por GERARDO LÓPEZ LÓPEZ
@gerloplop

El increíble atardecer de Malpartida de Cáceres, tan acostumbrado a las vanguardistas acciones de Vostell y sus compañeros, volvió a revivir el pasado sábado el espíritu fundacional de este movimiento, que tuvo sus momentos más activos en las décadas de los sesenta y los setenta del siglo pasado. En una especie de tributo a Wolf Vostell se reunieron tres de los fundadores de Fluxus, Philip Corner, Willem de Ridder y Ben Patterson  y la bailarina y coreógrafa neoyorkina, Phoebe Neville, en torno a Mercedes Guardado de Vostell, para desarrollar una acción colectiva en la que se mezclaron música, performance, sonidos, objetos, naturaleza y vida.

El concierto empezó con las acciones individuales de cada uno de los artistas, desarrolladas en el interior del museo y en las que los intérpretes interactuaban y animaban al público, más de trescientas personas, que de este modo formaban parte de la propia performance. El arte disuelto en lo cotidiano al más puro estilo fluxus.

El momento cumbre del concierto se vivió en el exterior del museo cuando Ben Patterson interpretó, inmerso en una bañera y rodeado de instrumentos electrónicos, una pieza sobre el agua ayudado por sus compañeros que, danzando a modo de tribu alrededor de la bañera, hacían sonar cencerros, botellas o crótalos, mientras Patterson recitaba a modo de letanía datos relacionados con el uso y el abuso del agua. Los micrófonos instalados bajo la bañera recogían el singular sonido del conjunto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El videoarte no podía faltar como uno de los soportes fundamentales del movimiento Fluxus y, de hecho, a lo largo de todo el concierto se desarrolló el rodaje del documental Malpartida Fluxus Village que continuará durante los próximos meses en el Museo Vostell y en la propia vivienda de Mercedes Guardado de Vostell, que atesora la extraordinaria colección de la obra del artista con algunas de las piezas más singulares de su producción.

El Museo Vostell Malpartida —fundado en 1976 por Wolf Vostell, miembro fundador de Fluxus—  se ha venido constituyendo durante todos estos años como un lugar idóneo para presentación de este movimiento artístico en España. El museo cuenta con la “Colección Fluxus / Donación Gino di Maggio” y ha presentado exposiciones, performances y conciertos de diversos artistas “fluxus”.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .