Arsel Randez: “Mi música es la suma de muchos momentos”

El músico leonés Arsel Randez. © Fotografía: José Ramón Vega.

El músico leonés Arsel Randez. © Fotografía: José Ramón Vega.

Arsel Randez inicia nueva etapa en su trayectoria musical con un nuevo proyecto, Arsel Randez & The Cahoots, que cuenta ya con un disco, ‘Blue Spirit’. Este viernes 14 de marzo se presentan en El Gran Café (León), con un concierto a las 22.30 horas.

Por EMILIO L. CASTELLANOS

Arsel Randez & The Cahoots, el nuevo proyecto del músico leonés Arsel Randez tras su etapa con Los Cuervos, acaba de grabar su primer disco, ‘Blue Spirit’, bajo la supervisión de Juan Marigorta. Los siete temas que lo integran constituirán el soporte fundamental del concierto que la banda ofrecerá en El Gran Café (León) con ocasión de la presentación de la grabación, y que servirá como punto de arranque a la trayectoria de la nueva etapa de un músico difícilmente encasillable.

Arsel Randez es el compañero de viaje de Jorge Arias. O al revés. Jamás se separan. Arsel Randez nació en 2008 para subrayar la trayectoria musical de Jorge, ofrecerle un rótulo y presidir las portadas de los discos que ha realizado desde entonces.’Piedras negras’, ‘Hombres tranquilos’ y ‘Arsel Randez y Los Cuervos’ son el punto y seguido al paso firme y constante de un artista nada conformista que, sin proponérselo y ser consciente de ello, ha asumido un sobresaliente protagonismo en la evolución que vive la música leonesa gracias a una propuesta personal, difícilmente encasillable, que bebe de numerosas fuentes y que ahora queda depositada en un nuevo proyecto, Arsel Randez & The Cahoots, donde se despoja de cualquier clase de artificio y da una nueva vuelta de tuerca a su manera de concebir el hecho creativo. Arsel Randez oficia de alter ego para Jorge Arias y ejerce de vehículo para la consumación de su talento.

Arsel Randez & The Cahoots vivió su presentación en enero pasado en el MUSAC. Allí apuntó por dónde iban sus tiros: un tipo de música que, aun apropiándose del rock como punto de partida, ni su propio promotor sabe definir. “Uff. Qué difícil. Me resulta complicado poner etiquetas y, por eso, siempre he evitado el encasillamiento”, asegura Arsel Randez. Lo cierto es, como él mismo reconoce, que allí hay mucho de sí mismo. “Mi música es la suma de muchos momentos, donde acaba desembocando mi propio bagaje personal”.

El nuevo grupo empezó a balbucear en septiembre pasado. Arsel Randez daba un paso adelante y dejaba atrás la etapa de Los Cuervos porque “me sentía estancado”. Sin traumas, aspavientos o volcanes encendidos. De una manera natural. “Necesitaba un cambio”, sentencia. Y Arsel Randez & The Cahoots se lo proporcionaba. Todo se produjo de una manera lógica, sin  interferencias, alentado por los deseos del músico leonés. “El cambio formaba parte de una decisión personal y tenía que ser normal, sencillo, natural”. Y así fue. Tal es así que la llegada de nuevos músicos, a los que únicamente exigía complicidad, se produjo plácidamente.

Arsel Randez and the Cahoots. © Fotografía:  Eva San Juan.

Arsel Randez and the Cahoots. © Fotografía: Eva San Juan.

El nuevo cuarteto

El bajista Carlos Aredes, de Fabero, ya había compartido con él muchas horas en la aventura de Los Cuervos. El fue quien le puso en contacto con un paisano suyo, Alex Modia, como opción para la batería y pronto se incorporó a la disciplina de una banda que quedó completada con uno de los músicos leoneses de mayor proyección, el guitarrista Mario Delgado.

El cuarteto vivió los primeros meses perfilando el camino que había marcado Arsel y ejecutando las canciones que este había ideado para la ocasión hasta concretar un repertorio que diera solvencia a los directos y satisfacción y contenido al disco que, en apenas un par de meses y a las órdenes de Juan Marigorta, grabó, y al que le espera acto de presentación en El Gran Café de León. Ha quedado articulado por siete canciones (cinco originales y las dos restantes versiones de un tema del leonés David Loss, ‘Dj of your life’, y otro, interpretado en castellano y titulado ‘Espíritu Azul’, que lleva la firma de Marianne Faithfull y Nick Cave) y responde a la denominación de ‘Blue Spirit’, cuya portada es un diseño de Eva San Juan.

Entiende Arsel la idea de grupo como un todo. Huyendo despavorido de eso que llaman ‘líder carismático” y esquivando la amenaza del personalismo. “Concibo un grupo como algo normal”. Por eso, las canciones que afrontan son el resultado de un proceso creativo global. Él las compone pero luego las pone en común con los demás músicos para que al final alcancen su apariencia definitiva. “Nada es como empieza. Todo se va transformando, todo se va enriqueciendo”. No le desazona el momento de la creación. Se mide a él “con naturalidad” (palabra que repite continuamente para recalcar su trabajo como músico). “A veces las cosas salen con fluidez, a la primera. Pero otras cuestan más y las doy mil vueltas. No me agobio. No pasa nada. Las dejo paradas el tiempo que sea necesario y luego las recupero o las desecho definitivamente”.

Arsel Randez canta y toca la guitarra. Poseedor de una voz muy personal que ha acabado convirtiéndose en una auténtica seña de identidad, le gusta más cantar. “La guitarra es un medio, no un fin”. En ‘Blue Spirit’ ha quedado sedimentado su momento actual como músico. “La vida de cada uno está formada por muchas cosas. Ahora mismo esto es lo que quería hacer. A lo mejor mañana me canso y busco otra cosa, pero esto es lo que me apetece en este momento”.

Juan Marigorta y Nilo Gallego

Juan Marigorta, unido a Arsel Randez por numerosos lazos afectivos que vienen de años, ha ungido con su huella la grabación y muy probablemente pondrá su talento para la creación audiovisual al servicio del grupo con la grabación de un videoclip. Siempre es un aval Marigorta para cualquier proyecto y en ‘Blue Spirit’ también. Además de la producción ha hecho alguna que otra aportación (poniendo coros, añadiendo algún bajo…), lo mismo que Nilo Gallego, quien abandonando su condición más  transgresora, se arranca con la batería en ‘Espíritu Azul’, una versión de un tema en inglés que Arsel, paradójicamente y al contrario que en el resto del álbum, encara en castellano.

Lo del inglés, para el músico leonés, nada tiene que ver con modas o cuestiones formales. “Simplemente me cuesta menos que en castellano. La mayoría de lo que escucho es en inglés y al final eso se nota cuando hago música”. ‘Blue Spirit’ se aproxima notablemente a lo que Arsel Randez había dispuesto aunque realmente lo que más le apasiona de la música es “tocar y tocar”. El escenario le tiene atrapado y espera que su nuevo proyecto disfrute de la continuidad que el momento actual discute a muchos grupos. Ya tiene apalabrada alguna fecha, aunque de momento lo fundamental para él es esa sesión en El Gran Café donde va a reencontrarse con un lugar del que conoce todas sus grietas y con un público que le guarda fidelidad desde que cargara la guitarra y se enredara en esto de la música.

  • Lugar: El Gran Café (Calle Cervantes, León). A las 22.30 horas
  • Día: Viernes, 14 de marzo de 2014
  • Entradas: 6 euros; 10 con disco

Un Comentario

  1. El Pájaro de la Reserva

    Mimbres excepcionales para esta obra musical cálida, honesta y personalísima que firma este gran músico que es Arsel (tuve el placer de oir un previo de ese disco), canciones densas y subyugantes que se nutren de aguas llovidas en montes lejanos, cercanos y altísimos. La guinda exquisita la pone Eva San Juan con su trabajo para la portada. ¡¡ Larga vida Arsel Randez and the Cahoots ¡¡

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: