Javier Arias regresa al cancionero americano en su nuevo disco, ‘Music from A Ward’

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El quinteto del cantante leonés Javier Arias actúa este jueves 5 de junio en Espacio Vías (León) a beneficio del club de balonmano CLEBA. Afrontará un repertorio titulado ‘El sonido de Sinatra y la música de su tiempo’ y adelantará temas de su nuevo disco, ”Music for A War’.

Por EMILIO L. CASTELLANOS

Otro músico, Edu Núñez, le llamaba una y otra vez Bogarde en alusión a su presunto parecido con el actor británico Dirk Bogarde. Fue entonces, en aquel período en que participó activamente en la trayectoria de Solomones, cuando adoptó el nombre artístico de Dr. Bogarde. Hasta hoy. En la década de los ochenta se precipitó por primera vez sobre el oficio musical, en grupos como Instantáneos o Memphis Men, para luego ir experimentando una intensa evolución (con incursiones continuas en géneros tan variados como la clásica, el gospel, el soul o el rock y coqueteando con la popularidad gracias a sus celebradas imitaciones de Elvis Presley) que finalmente ha acabado desembocando en su devoción por el jazz vocal y su adscripción al estilo ‘crooner’, a la manera de cantantes tan legendarios como Bing Crosby, Dean Martin o Frank Sinatra, sin duda referentes fundamentales en la caracterización y el perfeccionamiento de su estilo al igual que otros como Chet Baker, Bill Eckstine, Johnny Hartman, Tom Jones o Elvis Presley. “El jazz vocal me permite jugar con la voz, con los timbres, con el aire, con la colocación, con la técnica y con la expresión. Y yo ahora mismo, gracias a la calidad de los músicos que me acompañan, sólo de he preocuparme de expresar y eso es un auténtico placer”.

Cada cierto tiempo el estudio le reclama. Manolo Rodríguez, de Music Center —“él sabe lo que doy de sí y lo que rindo y en cuanto me escucha sabe si la sesión va a durar cuatro horas o diez minutos”— es su técnico de cabecera, a quien ha confiado la grabación de sus discos, entre ellos un ambicioso proyecto, ‘Words’ (2008), formado por temas propios que contó con el auspicio de la Fundación Autor.

Manolo dice que soy más prolífico que las orquestas de pachanga”, dice el cantante leonés, artífice de varios cds de pequeña tirada como ‘Mice & Rats’ (2007) o ‘Bogarde’s Christmas Favorites’ ( 2011), que se sumergen en las profundidades del Great American Songbook, a los que ahora se suma ‘Music for A War’, un disco que recopila temas clásicos norteamericanos de  la década de los treinta y los cuarenta y que de alguna manera quedan vinculados a la II Guerra Mundial.

Javier Baíllo (amigo íntimo y colaborador estrecho de Arias) dice que soy el señor efemérides. 2014 es un año que sirve como referente para los investigadores e interesados en la II Guerra Mundial porque sirve como aniversario del desembarco de Normandía, la liberación de París, el levantamiento el guetto de Varsovia… He descubierto, por casualidad, que existe un mercado en España, aún intacto, de las recreaciones históricas militares y que hay reuniones periódicas donde se llevan a cabo algunas de ellas. Ahí vi una posibilidad de mercado y como coincide que dentro de mi repertorio hay muchos temas que son de la época inicié una investigación sobre el tema, que siempre me había resultado muy atractivo. Uniendo cables, terminé en el estudio de Manolo”.

Tras una selección inicial de cuarenta y seis canciones (que forman parte de las más de trescientas canciones que abarca su repertorio), Arias grabó 34, decantándose finalmente por las 22 que dan contenido al disco. “Elegimos las que mejor quedaron”. Precisamente, algunas de ellas  se escucharán en el concierto que ofrecerá en Espacio Vías el día 5 de junio, a beneficio del CLEBA (club de balonmano femenino de la ciudad de León), titulado ‘El sonido de Sinatra y la música de su tiempo’ y donde encanbezará un quinteto compuesto por músicos de la excelencia de Alfredo Vidal (guitarra), Julio Aller (piano), Javier Baíllo (bajo) e Iván ‘Taca’ Martínez (batería), además de compartir escenario con Andrea López, joven cantante de enorme proyección, el saxofonista asturiano Mero Gutiérrez y un músico vallisoletano, Alberto, al que le apasiona Sinatra y que interpretará durante la noche alguno de sus clásicos.

‘Music for A War’, que vuelve a conducir a Javier Arias por el terreno del estándar, “éste siempre es una responsabilidad”, y cuya presentación oficial se anuncia para el 14 de febrero próximo en el Auditorio de León, muestra a un Doctor Bogarde mucho más maduro, como si el disco supusiera un punto de inflexión en su forma de encarar las canciones, menos previsible. También, el disco hace uso de unas bases musicales que sirven  como soporte a la grabación, pero el directo disfruta de unos arreglos realizados expresamente para la ocasión donde Arias se enfrenta a los temas desde una perspectiva muy personal. En la carpeta del nuevo disco del Doctor Bogarde se incluyen un par de fotos donde el artista leonés aparece ataviado con uniforme norteamericano como parte de la atmósfera en que queda enmarcado este ‘Music for A War’. Lo usó también hace unas semanas en la actuación que protagonizó durante la recreación histórica que se celebró en la localidad catalana de Baldellou.

Compositores tan magnos como Duke Ellington, Cole Porter, Irving Berlin, Richard Rogers o George Gershwin, entre otros representantes de la época gloriosa del swing estadounidense, son autores de cabecera para un Javier Arias absolutamente devoto de su legado. Con ellos ha crecido como cantante y ha sostenido su trayectoria. Bajo su amparo y también bajo el de los músicos con los que ha estrechado lazos de colaboración y complicidad desde el mismo momento que decidió formalizar su carrera musical, destacando especialmente la importancia de Baíllo en la actividad de sus grupos. “Esa ha sido  mi suerte. Ellos son realmente mi refugio. Poco sería yo sin ellos. Además, siempre he sido muy serio con las pelas y eso hace que todo el mundo te respete”.

Él deposita toda su confianza en ellos y no ejerce un liderazgo convencional. “Delego mucha exigencia. He tenido mucha fortuna con los músicos que me han acompañado. De ellos estoy aprendiendo. No podía de ser de otra manera… Funcionan con piloto automático y yo me rindo ante ellos”. Su poder de convocatoria resulta incuestionable. “Se basa en una especie de cadena. Yo no tengo esa capacidad o ese carisma absolutos para convencer a todo el mundo de que lo que va a nacer tiene calidad o le va a merecer la pena. Ellos también se implican de manera total y atraen también a la gente”. No obstante, reconoce que en León apenas se ha apostado,como él, por el jazz vocal. “No hay nadie por los alrededores que haga lo mismo que yo”. “Además mi precio es muy razonable”, concluye. “No le digo que no a nadie. ¿Para qué?”, bromea.

Javier Arias, que actualmente compatibiliza su labor como Doctor Bogarde con un espectáculo donde, junto a Baíllo, rinde tributo a The Blues Brothers, siempre ha sido un apasionado de su profesión y a ella se ha dedicado con auténtico mimo y cuidando todos y cada uno de los detalles, incluido el vestuario.  “Para mí el público es fundamental y le debo continuo respeto. Hay que vivir de eso. No concibo la música de otra manera”, manifiesta a propósito de una relación con sus seguidores que se estrecha de manera permanente en todos sus directos, sin duda alguna su principal haber. Sus conciertos se nutren fundamentalmente del imprevisto. Ni el propio Arias sabe por dónde pueden conducirse dada sus fobias a los automatismos y las rutinas. “Siempre doy más cosas que una simple sucesión de canciones”.

‘Words’ supuso un intento por parte de Javier Arias, quien alterna la utilización de la voz con la trompeta, un tipo de jazz propio y muy personal. Aquel disco mereció mayor difusión porque calidad le sobraba y así se le reconoció. Aunque no lo descarta, aún es pronto para que el leonés vuelva a medirse a un proyecto así. “A todos nos gusta tocar obra propia pero es muy difícil cuando tu repertorio está formado por estándares. Cuando escribes algo tuyo y lo comparas con estas obras maestras, nunca te parece lo suficientemente bueno. Estoy esperando que por hache o por be, de repente, mi actividad vital baje un poquito el pistón y me siente a componer

Las redes sociales y las nuevas tecnologías suponen un argumento más para Javier Arias. “Es fundamental tener una web, facebook, colgar material, tener cds, mi canal en youtube, tarjetas… La infraestructura es uno de los grandes descuidos de los grupos en general y de los leoneses en particular”. Gracias a ellas, “puedo compartir mi música con todo el universo conocido”.

“Hay que disfrutar de la vida en todas sus dimensiones”. Ese es el lema que preside su existencia. “Tengo una vida que puede llegar a ser muy estresante, pero está muy vivida. Desde que me levanto por la mañana me apetece hacer cosas diferentes, vivir la vida desde todos los puntos de vista posibles”.

  • Lugar: Espacio Vías (León)
    Día: Jueves, 5 de junio de 2014
    Hora: 21.30 horas
    Entrada: 10 euros

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .