La obra de Germán Aparicio premiada por partida doble

Por CAMINO SAYAGO

El artista leonés Germán Aparicio ha visto recompensado su trabajo por partida doble y en un tiempo record. Al segundo Premio Internacional de Grabado y Vino “Fundación Vivanco”, en Logroño, en su séptima edición, hay que añadir un accésit en la IV Bienal internacional de grabado “Aguafuerte”, en Valladolid.

Dos premios más que se suman a la larga lista de galardones que Germán Aparicio ha ido acumulando a lo largo de los años y son el reflejo del minucioso trabajo de este creador, absolutamente fiel al grabado. Manifiesta el propio artista que el azar le ha sorprendido con este inesperado reconocimiento a su obra. “Si ya es difícil conseguir un premio, recibir dos en diez días estaba fuera de lo previsto”. Y es que esta séptima edición del Premio Internacional de Grabado y Vino ‘Fundación Vivanco’, ha estado muy concurrida, casi un centenar de autores, 98 en total, y 132 trabajos y entre ellos la estampa de Germán Aparicio, con la que se ha llevado el segundo premio, valorado en 1.500 euros.

“M06A” es el título de la obra galardonada, una estampa al aguafuerte en la que el artista leonés juega con las apariencias. Un elemento de la naturaleza, un racimo, le facilita una estructura en maclas, como las que el autor utiliza en sus estampas geométricas. Hiperrealista a primera impresión, Aparicio esconde claves e itinerarios sólo apreciables al espectador avisado. “Es un trabajo en la línea de los que vengo haciendo últimamente, con técnicas tradicionales del grabado calcográfico sobre una matriz de hierro, que parte de una estructura geométrica modular y acaba tomando un aspecto realista.”

Este premio, tal y como señala el director general de la Fundación Vivanco y Experiencias Vivanco, Santiago Vivanco, supone un reconocimiento a la tarea esforzada y silenciosa de los artistas del grabado que cultivan su talento. “Como el viticultor que cada primavera cava la tierra, cada primavera el artista graba la matriz. Cada obra parece comenzar en un vacío, pero el grabador va plasmando su ciclo, ese que se alimenta de conocimiento, oficio, experiencia y talento”.

La Fundación Vivanco editará una publicación impresa con las reproducciones de los grabados seleccionados y premiados, donde se reflejarán las 132 obras que han concurrido. Las piezas galardonadas pasarán a formar parte de la colección de la Fundación, que actualmente contiene una de las mayores colecciones de arte con grabados que van desde Mantegna y Goltzius, a Picasso y Miró.

Por otra parte, el accésit que Germán Aparicio ha recibido en la IV Bienal internacional de grabado “Aguafuerte”, de Valladolid, se lo ha llevado por otra obra de similares características. Un aguafuerte perteneciente a la serie “Astrum”, que juega con varias capas calcográficas.

“Astrum”

Realismo y abstracción se conjugan en su trabajo, son indisociables, al menos hasta ahora. Son dos formas de traducir la realidad, abiertas a distintas interpretaciones y parte de su lenguaje.

Formado en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de León, donde eligió la especialidad de grabado, Germán Aparicio se ha mantenido desde entonces fiel a esta técnica, a la que mima y dedica muchas horas. Es muy perfeccionista y ello conlleva realizar el trabajo con detenimiento y minuciosidad. “Tal como yo entiendo la técnica del grabado, es lenta y laboriosa. Dispersarme en otras disciplinas ralentizaría la tarea de grabar, que es la que más me interesa”. Y añade “en un principio probé distintas técnicas: aguatinta, punta seca xilografía… y combinaciones de ellas, pero el aguafuerte ha sido siempre la que más he utilizado y la que mejores resultados me ha dado para conseguir la imagen que quiero”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entre sus proyectos recientes asegura que va seguir trabajando en la serie “Astrum”, que, cómo su nombre sugiere, se centra en los cuerpos celestes que pueblan el universo. Una serie en la que se sumerge definitivamente en la abstracción. ¿O quizá sólo sea un artificio de Germán Aparicio, por insinuar al espectador otras latitudes y otros referentes?

Mientras, prosigue con su pausado trabajo, consciente de que los concursos calcográficos son una puerta para dar a conocer su obra, ante el triste panorama que se vislumbra. “La crisis se ha llevado por delante talleres y galerías, pero a nivel creativo hay muchos grabadores con un trabajo muy interesante y concursos de reciente creación que apuestan por la innovación. Pero en León más que un panorama diría que es un micromundo”.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .