Olga Rodríguez: “Ser periodista es difundir eso que no quieren que se sepa”

Olga Rodríguez ha impartido este miércoles una conferencia en la Facultad de Filosofía y Letras. Foto: L. Fraile.

Olga Rodríguez ha impartido este miércoles una conferencia en la Facultad de Filosofía y Letras. Foto: L. Fraile.

De origen leonés, esta periodista especializada en información internacional y con experiencia en países como Afganistán, Egipto, Irak, Líbano o Yemen acudió este miércoles 5 de noviembre a la Facultad de Filosofía y Letras de Valladolid para inaugurar el V ciclo de InformaUVa.

Por LAURA FRAILE
últimoCero.com

Ha recorrido buena parte de los países de Oriente Medio y sus crónicas han aparecido en emisoras de radio como la Cadena Ser o Radio Nacional de España, en canales televisivos como Canal 4 o CNN+, así como en periódicos como Público, Periodismo Humano, eldiario.es, La Marea o tintaLibre. Ella es Olga Rodríguez, una periodista que reconoce seguir teniendo muy presente cada día el motivo que la impulsó a elegir esta carrera, para así mantener su fidelidad a unos ideales que comparte con otras personas como Ryszard Kapuscinski o Ignacio Ramonet.

Olga, que comenzó su andadura profesional durante aquellos años en los que Internet apenas había llegado a las redacciones, manifestó su tristeza por la situación “tan terriblemente dramática” por la que pasa actualmente el periodismo. “Vivimos momentos de gran precariedad. Los periodistas deberíamos entonar un gran mea culpa por habernos dejado querer por el poder económico, por habernos vendido a cambio de formar parte de una élite o de ser invitados a cenas, comidas y fiestas, por haber sido cómplices de muchos desmanes”, señalaba esta periodista esta mañana.

A lo largo de su conferencia, ésta puso un especial hincapié en defender un periodismo al servicio de la ciudadanía, labor que convierte a sus ejecutores en “historiadores del presente” y que les dota de una gran responsabilidad. “La información siempre debe ser un servicio público, un derecho fundamental. Una sociedad mal informada es fácilmente manipulable. Además de negociar salarios y convenios dignos, tenemos la obligación moral de exigir convenios que protejan la calidad de la información“, añadiría más tarde, antes de ofrecer un pequeño resumen de la situación actual de gran parte de los medios de comunicación.

...

“El periodismo ha sufrido una degradación terrible. Cuando entró el poder financiero la falta de independencia se agravó profundamente, lo que provocó que se saltaran reglas fundamentales. Como consecuencia de esto, los directores de los medios dejaron de ser periodistas para ser empresarios o gerentes que no concebían la información como un derecho fundamental. Ellos generaron una estructura de trabajo para alcanzar el máximo beneficio económico en el menor tiempo posible”, denunció Olga durante su intervención. Frente a este modelo, animó a apostar por una información de calidad, por medios capaces de promocionar los grandes reportajes de investigación, de dar espacio a otro tipo de temas, de invertir… pero para eso, tal y como señaló, hace falta voluntad.

Olga Rodríguez, que habló ante un centenar de alumnos de diferentes cursos del Grado de Periodismo, les recomendó ser insistentes y apostar por esos temas que no siempre interesan. “Para ser un buen periodista hay que ser pesado”, les dijo, ejemplificando con ello una experiencia personal que asistió a un desmantelamiento de las redacciones y al despido de los periodistas más comprometidos para dejar profesionales precarizados trabajando en redacciones serviles. “Tenemos que ser libres para ejercer esta profesión y eso pasa por no tener miedo ni ataduras, porque sólo así podremos denunciar la realidad”, les dijo.

Olga Rodríguez también aprovechó para compartir su experiencia como corresponsal, ámbito que ha sufrido preocupantes recortes. “Antes podías llegar a estar cuatro meses en Oriente Medio y cubrir lo que pasaba sin tener que repetir los teletipos. Con la entrada del poder financiero se manda a enviados especiales por dos o tres días. Se apuesta más por aparentar que se tiene un enviado especial que informa, que por informar. La falta de dinero no sirve como excusa, ya que no hay voluntad. Se tienen otras prioridades”, se lamentó esta profesional. “La guerra no son las luces verdes en el cielo, sino lo que le pasa a las víctimas, lo que sucede en las morgues, lo que ocurre en las casas de la gente. Se han generado unas dinámicas de trabajo en las que se prioriza la cantidad frente a la calidad y en las que se tira de periodistas orquesta. Las redacciones se han convertido en oficinas en las que tienes que fichar, en las que no hay debate ni adrenalina. La gente se pasa doce horas encerrada entre cuatro paredes. Así, ¿cómo se va a hacer buen periodismo, sin tener contacto con la calle?”, se preguntaba Olga esta mañana.

Esta periodista también se refirió a esos otros espacios que permiten contar todas esas cosas que no tienen cabida en los medios de comunicación, todas esas historias con nombres y apellidos que ayudan a entender lo que ocurre en una zona geográfica o que van generando enseñanzas vitales capaces de hacer ver el mundo de otra manera. En su caso, uno de estos espacios fue el de la literatura, ámbito que la ha llevado a publicar libros como `El hombre mojado no teme la lluvia. Voces de Oriente Medio´, `Aquí Bagdad. Crónica de una guerra´ o `Yo muero hoy. Las revueltas en el mundo árabe´, que es el último ensayo que ha publicado hasta la fecha.

...

En su conferencia no faltaron tampoco alusiones a otros profesionales como Ryszard Kapuscinski, autor de obras como `Ébano´ o `Los cínicos no sirven para este oficio´. “Él decía que un buen periodista tiene la obligación de cuestionarse todo, que debe tener la voluntad de provocar algún tipo de cambio, que debe remover conciencias”, comentó Olga Rodríguez esta mañana, al tiempo que afirmaba con rotundidad que en este oficio deben primar la rigurosidad y la objetividad, pero no la neutralidad. “Debemos atrevernos a llamar las cosas por su nombre. Ser periodista es sospechar del poder y vigilarlo de cerca, es difundir eso que no quieren que se sepa. No debemos mantener pleitesía al poder y es importante tener bien claras nuestras líneas rojas. Tenemos que interesarnos, además del qué, cómo, dónde y cuándo, del porqué, ya que ahí es donde realmente reside el periodismo”, indicaría más tarde, invitando a emular a otros profesionales como Ignacio Ramonet, autor del libro `La explosión del periodismo´.

Este espíritu, según afirmó, pasaría por atreverse a dar el paso y crear nuevos medios digitales independientes, honestos y de calidad. “Necesitamos volver a ser dueños de la información. Ser periodista es ir donde está la gente, es dar voz al que no la tiene. El hecho de estar bien informado debe concebirse como una militancia y para eso debemos premiar al buen periodismo. Para que lo sea éste tiene que ser libre y depender de sus lectores, lo que pasa por que todos colaboremos con ellos en lo que podamos“, señalaría a modo de cierre, animando con ello a comprometerse con todos aquellos medios que luchan por una información libre de ataduras.

Un Comentario

  1. Pingback: Olga Rodríguez: "Ser periodista es ...

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: