Begoña Pérez Rivera crea una una selva de papel para reflexionar sobre su consumo

Por CAMINO SAYAGO

La artista leonesa Begoña Pérez Rivera exhibe en la sala de exposiciones de la Escuela de Arte de León una instalación muy personal y comprometida con el medio ambiente. Su título, “200 papeles o la nostalgia de la selva”, reflexiona sobre el consumo innecesario del papel, un material sinónimo de vida. La muestra peremanecerá abierta hasta el el 19 de noviembre.

“Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo hoy, todavía, plantaría un árbol”. Es una frase emblemática de Martín Luther King, elegida por la artista como breve prólogo de presentación de esta obra, alojada en la sala de exposiciones de la Escuela de Arte y Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de León.

“200 papeles o la nostalgia de la selva” mide 5 por 4´50 metros y está realizada con papeles robados a los desperdicios, arrojados en las calles comerciales de la capital leonesa, mezclados con plásticos y cartón, que han servido como envoltorio de diversas prendas de vestir. Los papeles crean un muro donde la proyección de una imagen fija de selva y sus sonidos nos recuerdan de donde sale la materia prima de esta instalación, aproximadaemnte 200 papeles.

La imagen y los sonidos pertenecen a “Let´s CC”, una emisión en directo via internet de una selva tropical, con licencia creative commons. “Esta página incluye licencias de libre uso, ofrece vídeos, sonidos y otros documentos. Yo buscaba para proyectar en el muro un audiovisual sin derechos de autor, con sonidos de selva. Al final elegí una imagen fija con 11 horas de sonidos de diferentes animales salvajes, como pájaros, monos, felinos”, señala Begoña Pérez Rivera. A su juicio no están tan lejos de nosotros todas esas selvas tropicales verdes y de flores coloristas. Las tenemos ahí en nuestras basuras. Cuando cualquier tienda recibe mercancía, ya sea ropa o calzado, estos productos llegan envueltos con mimo en una cáscara de papel protector que no es necesario cuando en el establecimiento se coloca el producto adecuadamente para su consumo. “Llevo años reciclando objetos que rescato de basura y la idea de crear esta instalación surge de muchos de mis paseos callejeros, y de observar en la calle, a la vista del resto de los ciudadanos, montones de papeles que han servido para empacar textiles, camisas, blusas, camisetas o zapatos…que ni siquiera son arrojados a los contenedores de papel. He recogido los papeles arrojados en bolsas donde se mezcla papel, plástico y cartón, y luego los he seleccionado con rapidez, en el momento, ya que los basureros pasan poco tiempo después”.

En la tarea de reciclaje ha invertido cerca de tres semanas. Y una vez reunidos, y discriminados en función de su calidad y de su estado, ha optado por planchar todo el papel que ha empleado. El proceso siguiente, y previo al montaje, ha consistido en buscar la geometría de la sala: la sección áurea, -imprescindible en toda su producción- para comenzar a colocar los tendales de donde cuelgan los papeles y la construcción de una barrera de un muro de papel, con un grosor marcado por las distancias de tendal a tendal y por los tamaños de los papeles, dejando el hueco en una parte, como camino dificultoso para poder atravesar este muro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En esta instalacción han participado las alumnas de 2º curso de Proyectos de Arte Textil en la fase de calculo espacial, orden y montaje. Y la pieza ha servido como ejemplo para impartir unas clases de ideación y montaje de un proyecto artístico, dentro de la asignatura de Proyectos de dichos estudios. “He querido utilizar este material para hacer un producto diferente, efímero, como obra derivada, que sirviese de ejemplo de construcción de una instalación audiovisual. Es el producto de unas clases impartidas a un grupo de alumnas, y de mi interés por crear una nueva obra generada con este audio, no sobrepasando un cuarto del tiempo total de los sonidos”.

Consumo innecesario

El papel conjuntamente con plástico y cartón son desechos que nadie quiere y se hacen muchas cosas que no son necesarias, se consumen y se dicen cosas que no importan más que a quien las escribe o dice. Se pregunta la artista ¿Estaríamos dispuestoa a vestirnos con unas hojas de parra o de cualquier árbol?

La selva, en esta instalación de Begoña Pérez Ribera, tiene relación directa con este consumo. La selva es la despensa, la masa forestal del mundo, que estamos diezmando. Los datos que arroja el consumo de papel en el mundo son abrumadores. Sólo anualmente se utilizan mil millones de hojas de papel en oficinas y el consumo anual promedio es de 48kg por persona, a nivel mundial.

El 90% de la pulpa de celulosa proviene de los árboles. El 16% de la pulpa de celulosa se obtiene de árboles cultivados. El resto proviene de bosques. En cuanto a la producción de papel, el 35% de todos los áboles talados se utilizan para la producción de papel. Eso equivale a un 1.2% de los ingresos económicos a nivel global.

A la hora de reciclar el papel, si se reciclase una tonelada de periódicos se ahorraría una tonelada de madera. Reciclar una tonelada de papel para impresión o copias ahorraría dos toneladas de madera. Y si se reciclara la mitad del papel producido se evitaría talar 81.000 km² de bosques.

Además, las fibras presentes en el papel y cartón viejo pueden volver a utilizarse para fabricar papel y cartón de nuevo. A través del proceso de reciclado se pueden recuperar la mayoría de las fibras de celulosa que contiene el papel. No obstante, este proceso no se puede repetir indefinidamente ya que las fibras recuperadas pierden resistencia en el proceso, siendo necesario aportar, según la resistencia del papel que se quiera fabricar, una proporción de fibras vírgenes al proceso de reciclado, ya sea procedentes de madera o de otras fibras vegetales.

Una tonelada de papel virgen demanda: 17 árboles, 100 m³ de agua, 7600 kw/h de energía, 1 ton = 400 resmas = 200.000 hojas.
Y una tonelada de papel reciclado: 0 árboles, 20 m³ de agua, 2850 kw/h de energía.

Más beneficios: al reciclar el papel se ahorra un 64% de energía. En EE.UU un 35% de los desechos (de acuerdo al peso) antes de su selección para el reciclaje, es papel o productos derivados del papel. Y reciclar causa un 35% menos contaminación del agua, y 74% menos polución que cuando se produce papel virgen.

· “200 papeles o la nostalgia de la selva”

  • Hasta el 19 de noviembre 2014
  • Sala de exposiciones, Escuela de Arte y Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales. León

Acerca de Camino Sayago

Periodista leonesa

Un Comentario

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: