“Dame tiempo”. El arte entre costuras de Bulgarcita Pingos

África Bayón (Bulgarcita Pingos) posa frente a algunas de sus obras. Foto: L. Fraile.

África Bayón (Bulgarcita Pingos) posa frente a algunas de sus obras. Foto: L. Fraile.

Una veintena de piezas entre las que se incluyen cuadros y camisetas nutren la última exposición de Bulgarcita (seudónimo artístico de África Bayón), que se podrá ver hasta el 15 de enero en el bar Puerto Chico, en Valladolid.

Por LAURA FRAILE
últimoCero.com

El tiempo que transcurre durante el periodo de vacaciones, el que se atraganta cuando ocurre una desgracia, el que nos acompaña durante los sueños o el que se nos echa encima en el día a día. Éstas son algunas de las sensaciones recogidas en la última exposición de África Bayón (Bulgarcita Pingos).

Nutrida por una veintena de piezas, en ella hay una instalación titulada `El hada de los pinares´ que viene acompañada de un texto en el que la autora encuentra una buena forma de detener el tiempo. “La sensación de velocidad me tiene un poco asustada. Los días pasan haciendo el ruido de los bólidos de carreras (…) La manera más sencilla que conozco de parar el tiempo es besarse con alguien”, escribe Bulgarcita. Junto a esta instalación hay cuadros de pequeño formato, elaborados a base de collages realizados con telas, por donde aparecen personajes como un equilibrista con camiseta de rayas convencido de que “el tiempo lo pondrá todo en su lugar”. Junto a él descansan una bella durmiente que reposa sobre un reloj de arena o una “leona” (una de esas mujeres que leen mucho) de cuentos chinos que asegura que la única máquina del tiempo que funciona es un buen libro.

Dos amantes compartiendo sábanas y caricias, una mujer por cuadriplicado que asiste al paso de las estaciones bajo un árbol mientras reconoce desconfiar de la gente que dice tener buena memoria para las fechas o una mujer colgada de las manecillas del reloj de una torre se incorporan a las imágenes anteriores. Todos estos personajes nos miran desde su inocencia, desde su fragilidad, invitándonos a reflexionar sobre nuestro uso del tiempo. “A medida que mis amantes me olvidan, me vuelvo más bella en su recuerdo”, reconoce una pelirroja con zapatos rojos que posa desafiante ante una puerta abierta. Unos centímetros más arriba una mujer se columpia desde la luna mientras un muchacho subido a un caracol asegura: “El que emplea más tiempo podrá quedarse con más detalles y el que va más rápido puede presumir de estar en todos lados”. Tres relojes rescatados de un desguace familiar situado en Cuéllar, procedentes del taller de un relojero, completan esta muestra, que podrá visitarse hasta el 15 de enero en el bar Puerto Chico (c/ Nicasio Pérez 1, en Valladolid).

La autora de todas estas piezas es África Bayón (o Bulgarcita Pingos, si preferimos su nombre artístico). Sus herramientas principales de trabajo son retales de tela, una máquina de coser e hilo. “Trabajo directamente sobre una idea que antes escribo en un papel y que surge a partir de frases que escucho en la radio, en canciones o en conversaciones que oigo por la calle. A partir de ahí busco una imagen asociada a esa frase, aunque siempre empleando elementos figurativos. Después le doy forma con telas que he ido acumulando y que proceden de una antigua tapicería de la calle Santuario, de recortes de ropa vieja o de prendas del mercadillo. Trabajo a mano y con máquina de coser”, explica África, quien realiza este trabajo desde su tienda taller de la calle Ferrocarril 27.

Esta muestra es la segunda que se organiza en el bar Puerto Chico desde la inauguración de su espacio expositivo (el primer artista que formó parte de esta iniciativa fue Manuel Sierra). África Bayón está participando actualmente en otra exposición titulada `Encamadas´. “En este caso he colaborado con mis compañeros del colectivo Arañados Signos. En ella hemos incluido distintos tipos de obras como fotografías o collages en los que se ve a gente en la cama. Permanecerá hasta finales de diciembre en el bar Mano de Santo, en Valladolid. En enero haré dos exposiciones más que también serán sobre el tiempo y que podrán visitarse en el bar Trocadero y en el Tarilo“, adelanta África Bayón, quien además acaba de ilustrar el último poemario de Eduardo Fraile, al que este autor ha titulado `In memoriam´.

Noticias relacionadas:

  1. Cazurrín de Pucelín

    Bulgarcita: no estaría de más, a efectos prácticos, que nos dijeras las direcciones de los bares donde expones.
    Que triunfes

  2. Bueno, la culpa no es de Bulgarcita. Ella expone, pero no escribe la noticia…

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: