“Diario de la mirada”, un cuaderno de notas del poeta francés Bernard Noël

Portada del libro.

Portada del libro.

Diario de la mirada
BERNARD NOËL

Traducción de Miguel Casado
Libros de la resistencia. Colección Paralajes 8
Madrid, 2014. 128 páginas. 10,00 €

 Por ELOÍSA OTERO

El poeta francés Bernard Noël ofrece en Diario de la mirada un cuaderno de notas, tomadas entre 1970 y 1983, sobre la mirada y la palabra, sobre lo visible y lo invisible, sobre la realidad y el pensamiento… Su traductor al español, Miguel Casado, resume así el contenido de este volumen en la contraportada:

“De modo asistemático, envolvente, casi obsesivo en ocasiones, [Bernard Noël] propone una intensa investigación: el ojo, la vista, la imagen, la visión, lo visible… la mirada; pero también la pintura, la fotografía, el cine. El riguroso análisis de la percepción visual y del proceso de formación mental de la imagen, cercado por la reflexión una y otra vez, acaba desencadenando un haz de preguntas acerca de la realidad: acerca de qué sea, de la posibilidad de conocerla, de su diálogo y pugna con lo virtual, de las coordenadas con que nos ubicamos en el mundo, el vacío y el ser… Lo que mantiene la potencia de todo este proceso y convierte en energía su fragmentarismo es la escritura: el extraño poder de lo abstracto y especulativo para mostrar lo plástico, de las reiteraciones para irse deslizando, una contundencia aforística que se preserva móvil, el salto y la tensión de lo poético, la exigencia que impone y la claridad que propicia. Libro para atravesar y releer, Diario de la mirada, tan ajeno a la anécdota, ofrece una zona viva de pensamiento, pensamiento siempre por hacer, siempre forma abierta.”

 El libro se abre con esta entrada, la única fechada en 1970:

“A veces, un relámpago blanco lo atraviesa todo y la imagen de la realidad se hace radiográfica. Es una aparición, pero solo se ve en ella lo más simple: Ejemplo: El callejón, de Vermeer. Todo es tan minuciosamente exacto que no se comprende de dónde procede la conmoción, ni que persista. La luz es interior; este interior está fuera. Se ve la materia pensándose luminosamente; se la ve hacerse mental sin dejar de ser materia”.

© Johannes Vermeer. "El callejón" (1658). Rijkmuseum Amsterdam.

© Johannes Vermeer. “El callejón” (1658). Rijkmuseum Amsterdam.

Se suceden a partir de aquí las anotaciones, las reflexiones —a veces en forma de pequeños poemas—, las citas de algunos pintores significativos (“La escritura, dice Magritte, es una descripción invisible del pensamiento y la pintura es su descripción visible”), y en el lector, sí, empiezan a surgir las preguntas sobre qué será la realidad y cómo la miramos y cómo la pensamos y la escribimos.

“¿Las cosas están tras las palabras? ¿Qué harían ahí? Inútil buscarlas detrás de su imagen: no están ahí tampoco. Pero entonces, ¿dónde está la realidad?
¿Y qué es un lugar?
¿Qué es una mirada?”

“Es preciso mirar detrás de la mirada”, dice Noël. “Lo invisible está detrás de nuestros ojos, es el espesor del cuerpo. Somos, de ese modo, máquinas oscuras: lo oscuro en una suerte de cámara oscura”.

“La realidad no está en lo visible, está debajo, como la tela está bajo la pintura”.

“Lo visible se parece a lo real. El funcionamiento de esta semejanza es análogo al del pensamiento”.

“Hoy la mayor parte de las obras visuales no buscan más que llenarnos la vista. Cultivan el efecto retiniano y no el efecto mental. Dan a ver en lugar de hacer ver. No son una mirada dentro de la mirada, sino una decoración, una idea. Y nada se agota más deprisa que una idea, pues —convertida en una estatua en la práctica— solo segrega su propio déjà vu“.

“El ojo es el órgano del sentido.
Lo orienta del horizonte al rostro.
Luego hacia la lengua”.

Avanzar en las páginas de este libro lleva tanto a revisitar a Foucault (Las palabras y las cosas) como a descubrir a Jean Hélion, un artista que “muestra, en efecto, que pintar es siempre representar, y que el verdadero debate no está entre abstracción y figuración, sino entre figuración figurativa y figuración significativa”.

¿Cómo poner la mirada al servicio del pensamiento?

“Lo visible no cesa de transformar la experiencia interior en experiencia exterior, y viceversa. Ver es un acto en el que se unen la práctica y el pensamiento del mundo. La pintura mental visualiza este acto: es necesario siempre hacer ver lo que no se ve, y que también se borrará en la vista, puesto que todo pensamiento ilumina y después desaparece…”.

“(…) nada es más difícil de desenmascarar que una imagen disfrazada de realidad por un abuso de sentido”.

“Somos incapaces de percibir la centésima de segundo, pero sabemos tomar fotos a velocidades muy superiores. Lo que a esas velocidades fotografiamos, por más que esté ante nosotros y por más que lo reconozcamos en la imagen que resulta, no lo hemos visto nunca de hecho y no tenemos ninguna oportunidad de volver a verlo ni de volver a fotografiarlo. El mundo que fotografiamos a la milésima de segundo es tan invisible como el interior de nuestra cabeza”.

Este nuevo título de Bernard Nöel se puede saborear como un pequeño ensayo para leer y releer, para anotar y subrayar, y sobre todo para disfrutar con una lectura activa, reflexiva, como sucede con cada uno de los libros de la resistencia. Porque realmente es un libro para pensar, más allá de lo visible y más allá de lo legible.

“La luz es la energía del espacio: del lado del mundo ilumina las cosas; del lado de la mente, se convierte en el sentido”.

“Pintar es buscar el rostro de lo que no tiene rostro (Bram van Velde)”.

“¿Cuál es, por otra parte, nuestra creación? Un lenguaje, es decir, un espacio artificial, que desgarra el espacio donde estar y ver eran idénticos, y por tanto perfectamente unidos. (…)”.

Para finalizar, no me resisto a reproducir, abusando de la complicidad con el editor (Juan Soros), un pequeño texto más de este volumen sugerente, para airear la cabeza:

FÁBULA PARA KONRAD KLAPHECK

“En el comienzo, el hombre veía y no sabía hablar. Ver era, así, todo su pensamiento.
Entonces, el pensamiento se parecía al mundo, porque era su imagen.
Más tarde, el hombre detalló poco a poco la imagen y dio un nombre a cada uno de esos detalles.
Entonces, articulando todos esos nombres, el hombre supo rehacer la imagen y ¿por qué no el mundo?
Al hablar de lo que veía, el hombre acababa de crear la transcipción sonora de lo visible.
Más tarde, quiso visualizar lo sonidos de su habla e inventó la escritura.
Pero, al mirar la escritura, el hombre veía solo palabras y se dio cuenta de que había vuelto invisible lo visible.
Entonces, en el propio cuerpo del hombre, se produjo la gran separación entre el exterior y el interior: entre la vista que ve y la vista que piensa… Y la mano se convirtió en ese órgano ambiguo que tan pronto dibuja lo visible como escribe lo invisible…”

Éste no es un libro para ciegos (en el sentido de “invidentes”). Como tampoco la pintura lo es. Eso fue lo que pensé al cerrar el libro. ¿Será distinto el pensamiento (será distinta la manera de construir el pensamiento) de alguien que físicamente no puede ver? Sigo dándole vueltas. Ahora que lo pienso, no conozco de cerca a ninguna persona ciega con quien poder comentar muchas de las ideas y reflexiones que recorren este cuaderno de notas de Noël. Pero sería interesante hacerlo, sí.

Sobre el autor

Bernard Noël. © Fotografía: Éditions P.O.L.

Bernard Noël. © Fotografía: Éditions P.O.L.

Bernard Noël nació en Sainte-Geneviève-sur-Argence, en el Aveyron, el 19 de noviembre de 1930. Desde Extraits du corps (1958) o Dictionnaire de la Commune (1971), su recorrido como poeta, ensayista y narrador se inscribe entre los más altos de la literatura europea contemporánea. Así ha venido a confirmarlo la publicación de su obra completa (Œuvres, publicadas por P.O.L.), de la que han aparecido ya tres volúmenes: Les Plumes d’Eros (2010) –textos en que el erotismo se convierte en pregunta por el otro y por el cuerpo–, L’Outrage aux mots (2011) –que prolonga esa reflexión en sus escritos políticos– y La Place de l’autre (2013), donde se recoge su pensamiento acerca de la escritura.

Aquí se puede consultar la página del autor en Éditions P.O.L.

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: