Los tiempos y los espacios de “Pasión” (I)

Javier Semprún en un momento de "Pasión". © Fotografía: Luis Laforga.

Javier Semprún en un momento de “Pasión”. © Fotografía: Luis Laforga.

Por JAVIER SEMPRÚN

¿Quién podría imaginarse que quienes participábamos en el teatro Principal de Zamora, a mediados de abril de 1988 en el estreno de Pasión, que 27 años después seguiríamos manteniendo este espectáculo en nuestro repertorio y estaríamos todavía representándola con tantísimo éxito y afluencia de público?

Desde luego a ninguno de los nueve intérpretes que actuábamos en aquella primera función se nos pasaba por la cabeza una aventura teatral de ese tamaño.

En la actualidad, seis de los que participamos en aquel estreno lleno de incertidumbres todavía continuamos subiendo, año tras año, nuestra Pasión a los escenarios. Fernando Urdiales, dramaturgo, director y actor en el montaje se nos fue desgraciadamente hace poco tiempo, lo mismo que los técnicos Jesús Lázaro y Manolo González. Otros tuvieron que dejarlo por motivos profesionales.

Pero la estructura artística y actoral se ha mantenido prácticamente invariable, a pesar de los cambios, porque el drama que representamos también es inmutable. La escenografía y el vestuario se conservan desde aquel abril del 88, así como la banda sonora interpretada en directo por Juan Carlos Martín función tras función.

Ha pasado mucho tiempo, pero los actores y las actrices no hemos podido permanecer invariables  —tal vez sí los personajes que interpretamos en escena— porque nuestros cuerpos (y nuestras almas) han ido transformándose con el paso de los días. Ahora, cuando te contemplas en un vídeo de hace veintitantos años representando la misma escena y al mismo personaje que acabas de representar hace unas pocas horas, te viene una sensación de vértigo extraño que solo una experiencia como esta puede provocarte. Es el vértigo del arte del teatro, de la fusión de nuestra existencia con el teatro.

Hasta ahora me he limitado a esbozar algo sobre los tiempos de esta Pasión, que volverá a renacer en los escenarios las próximas primaveras rezumando emoción, compasión y teatro. En los próximos artículos, además de seguir hablando de los tiempos, contaré algo sobre los espacios de esta pasión.

— — —
*Javier Semprún es actor de la compañía Corsario.

Imagen del espectáculo "Pasión", de Teatro Corsario. © Fotografía: Luis Laforga.

Imagen del espectáculo “Pasión”, de Teatro Corsario. © Fotografía: Luis Laforga.

Un Comentario

  1. TEATRO TEATRO TEATRO, Y LA VIDA CORRIENDO CORRIENDO CORRIENDO,,,,TIEMPO Y ESPACIO
    ESPACIOS Y TIEMPOS QUE UN ACTOR TAN GRANDE COMO Javier Semprun​, convierte en un TODO dinámico en su maravillosa gestión de la quietud. Salud.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: