Pintura bajo el sol radiante en San Miguel de Escalada

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Veintidós artistas concurrieron al I Concurso de Pintura Rápida en el monasterio de San Miguel de Escalada, organizado por la asociación Priorato de Escalada.Después de una dura jornada veraniega, donde el calor no ayudó a los pintores y pintoras, el jurado —compuesto por el alcalde de Gradefes Amador Aller; los artistas Amancio González y Miguel Escanciano, la galerista Marga Carnero y Ana Campos como representante de la asociación Priorato de Escalada— deliberó y decidió quién se llevaría el honor de ser el ganador, el segundo clasificado y el premio especial de Galería Armaga, de León:

  • Primer premio (800 euros): Diego Fernández González, de Gijón
  • Segundo premio (500 euros): Raúl Gil Burés, de Tarragona
  • Premio especial Galería Armaga (Trofeo): Juan-Ramón Alves Fernández, de León
Los artistas ganadores, delante de sus obras.

Los artistas ganadores, delante de sus obras. De izquierda a derecha: Juan-Ramón Alves Fernández, Raúl Gil Burés y Diego Fernández González.

Por ALFREDO G. ESCALADA

La pintura rápida no es un arte efímero. El domingo, día 14 de agosto, se demostró en el Priorato de Escalada. Hace once siglos, ya un grupo de monjes ( y su comitiva) procedentes de Córdoba,”levantaron en este lugar en ruinas este precioso templo, en doce meses escasos, con la ayuda laboriosa del pueblo, y no con sometimiento alguno”… Decir doce meses es decir “de forma rápida”, pero espléndida, con la ayuda del pueblo. Doce es un número perfecto y redondo… El segundo domingo de agosto, 22 artistas, procedentes de muchas partes de España, vinieron a Escalada y plantaron en sus derredores sus caballetes de trabajo, sus lienzos limpios, abiertos a toda esta maravilla que les estaba esperando. Los alrededores del Monasterio parecían campos ardientes de Córdoba, bajo el sol radiante y el seco aire.

Los 22 artistas se repartieron por el territorio, y los ojos de todos miraban a la maravilla mozárabe, ardiente y fresca a la vez. La visión fantástica descendió hasta las manos laboriosas y los dedos, receptores de una multiforme inspiración, místicamente compartida, pero distinta. Fueron seis horas calientes, ardientes y ardorosas. Y fueron 22 resultados diferentes, pero hermosos, cada uno a su íntima manera. La pintura rápida no es un arte efímero. Y menos aún cuando se dedica a un escenario tan mítico, místico y atávico.

Esta iniciativa puede –y debe– ser un motivo para demostrar que la labor de muchos puede, – y debe- ser el motor más potente de la cultura popular. Y una vez más se ha demostrado en nuestro Priorato de Escalada. La pintura rápida no es un arte efímero. Tampoco es efímero todo lo que hagamos alrededor de este Monasterio de once siglos que disfrutamos. Aunque algunos nos lo cuenten cómo efímero… Larga vida a los Certámenes de pintura rápida en San Miguel de Escalada… y larga vida al arte!!!

Las obras ganadoras.

Las obras ganadoras.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: