Estrellas Michelín por un día

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alumnos de los colegios públicos Francisco Pino y Gabriel y Galán, de Valladolid, asistieron a varios talleres de cocina impartidos por los cocineros Paloma Arranz y Javier Cabrera. Niños y profesores hablan entusiasmados de la experiencia y algunos de los pinches, entregados en cuerpo y alma a la actividad lúdico-pedagógica, pedían, incluso, estrellas Michelín para los chefs.

Por BARTOLOMÉ GUAD

Gozar de la imagen de unos niños abrazando a un docente al terminar la clase es poco habitual en las aulas. Claro que si aclaramos que los “profesores” eran cocineros y que esas muestras de cariño llegaban después de un taller gastronómico, es más fácil de entender. Los chefs mostraron a los niños cómo se hacen unas rosquillas, una mini pizza o una brocheta de rollitos de jamón york y queso empanados con polvo de quicos.

Paloma Arranz y Javier Cabrera, dos profesionales con larga trayectoria entre fogones, fueron los encargados de compartir con los pequeños cocinillas y, al mismo tiempo, clientes improvisados, una de las clases más dulces que a todo buen estudiante le gustaría asistir.

De manera desinteresada, los dos chefs han acudido a los colegios públicos Gabriel y Galán, y Francisco Pino, de Valladolid, para presentar varias tapas de ejecución más o menos rápida. Una vez elaborados, los platos se podían consumir por los propios alumnos de Primaria, cosa que hicieron como si se tratase de una celebración festiva.

Paloma Arranz, chef del restaurante Puerto Chico y curtida especialista en concebir platos de diferentes partes del mundo, ideó con la participación activa de los chavales combinaciones de lo más variado: queso, tomate, salchichas, albahaca, hojaldre… Variados elementos alimenticios que darían como resultado platos tentadores como mini pizzas, palmeras saladas con hojaldre y queso o rosquillas con canela.

De todos ellos, una vez pasados por el horno, dieron buena cuenta los pequeños invitados, señal de que la actividad no solo les resultó atractiva desde el punto de vista didáctico sino que, además, les fascinó degustarlos en su joven paladar.

Javier Cabrera, jefe de cocina por unas horas en el colegio Francisco Pino, llevó hasta los inquietos alumnos de 8 años la elaboración de dos pinchos en frío, escenario en el que es un verdadero experto culinario. No en balde, el año pasado fue el ganador del Pincho Infantil de la provincia de Valladolid.

Mano a mano, con los chicos y chicas, armó una especie de sándwich vegetal, muy personal, junto a una brocheta de rollitos de jamón york y queso empanados con polvo de quicos, enriquecida con mermelada de tomate rematada con mayonesa de lechuga.

Cabrera entiende que este tipo de experiencias alimenticias son muy oportunas para la formación de los pequeños de la casa porque al tiempo que aprenden a moverse entre fogones, él se preocupa de introducir nutrientes, de forma equilibrada, lo que les permite aprender lo que significa una dieta sana y saludable.

“La verdad es que los chicos estaban encantados mientras elaboraban los pinchos y, al final, comieron las tapas estupendamente. Incluso, algunos pedían para mí una estrella Michelín, estuvieron muy graciosos y me resultó gratificante”, señala el maestro de cocina.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“A los niños les encantan, y son muy atractivas para ellos, todas las actividades que les saquen de la rutina”, apunta Paloma Arranz. “Incluso aquellos chavales que al principio no parecían dispuestos a participar en el taller, cuando vieron la implicación y voluntariedad de sus compañeros, se apuntaron enseguida a realizar las tareas que llevaban a cabo los demás con naturalidad”, resume.

Esta impresión de los profesionales de la cocina la ratifica Gloria Alonso Garzón, directora del colegio Gabriel y Galán, una pequeña ONU donde conviven niños y niñas de cinco nacionalidades: rumanos, marroquíes, búlgaros, sirios y españoles.

La responsable del centro asegura también que “estos niños que en general cuentan con muy pocas oportunidades de asistir a talleres de este tipo estaban supermotivados por lo que valoramos de forma extraordinaria que puedan asistir a estas actividades”, subraya.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: