Juego de parejas

Cancamusa 30. Mayo 2017. © Fotografías: José Ramón Vega.

El fotógrafo José Ramón Vega y el poeta Víctor M. Díez continúan con su original sección creativa para TAM TAM PRESS. Se titula “CANCAMUSA” y tiene periodicidad mensual. Cancamusa es un término utilizado, con frecuencia, en el mundo de la magia y que viene a significar: dicho o hecho con que se pretende desorientar a alguien para que no advierta el engaño de que va a ser objeto. El mecanismo de la sección consiste en la propuesta, por parte de Vega, de tres de sus fotos, en principio, inconexas entre sí, sobre las que Víctor M. Díez debe escribir, improvisar, armonizar un texto que cree un trampantojo poético. Nada por aquí, nada por allá. Sin trampa ni cartón. ¿Dónde está la bolita?

Aquí va la trigésima entrega:

Juego de parejas

Fotografías: JOSÉ RAMÓN VEGA
Texto: VÍCTOR M. DÍEZ

CANCAMUSA (Mayo 2017)

© Fotografía: José Ramón Vega.

Parece una foto rusa. El fotógrafo plasma a la pareja que contempla sus retratos impresos. Ellos aparecen fotografiados en el libro que hojean en la fotografía del mismo autor. Comparten un tronco muerto al que dan vida con su dulzura. Dan ganas de jugar con ellos. Como si un photoshop de palabras…

A ver: [El autor] ‘representa la pareja encerrada en la intimidad, mientras que el resto de la [fotografía] se disuelve en un fondo brillante con un patrón extravagante’.

Un poquito más: ‘La cabeza del hombre termina muy cerca de la parte superior de [la imagen], un alejamiento de los cánones occidentales tradicionales que refleja la influencia de la estampa japonesa, al igual que la composición muy simplificada. Las dos figuras se encuentran en el borde de un pedazo de prado florido. La mujer lleva un peinado alto de moda; se forma un halo circular que resalta su rostro’.

Sin piedad: ‘En la literatura más reciente se ha interpretado este lienzo, desde la óptica de la iconografía, como una representación simbólica del momento en que Apolo besa a la ninfa Dafne que se está convirtiendo en laurel, de acuerdo con el relato de la metamorfosis de Dafne que se encuentra en la obra de Ovidio’.

En el juego, se interpone una trucada descripción del beso de Klimt. No es el beso de Klimt, pero el beso existe. Yo lo veo y me gusta.

© Fotografía: José Ramón Vega.

Una pareja de adinerados asiáticos, que llevan todo el día comprándose ajuares occidentales con dudoso gusto: él fascinado con la ropa deportiva y ella con el cuero negro, han subido a una de las colinas de Lyon para fotografiarse con la ciudad al fondo. Nada sospechoso, simples turistas. Ella parece posar para el fotógrafo que, a espaldas de su pareja, fotografía toda la escena. O eso parece, al ampliar la imagen, bajo las gafas negras, el sombrero negro y la chupa de cuero.

En el erótico juego de los espías hay disfraces, ciudades ajenas, rasgos exóticos… Hay un fotógrafo que leyó Las babas del diablo (Cortázar). Y ese cazador, hace fotos al azar y, por ese azar, descubre un asesinato al aumentar una de sus imágenes. El término, casi onomatopéyico, que describe la rotura de una burbuja: ‘Blow up’, sirve en la jerga de los fotógrafos para describir ese aumento desmesurado de la instantánea.

Pero esto no es el Londres del pop y la psicodelia. Ni es el El deseo de una mañana de verano, la película de Antonioni. ¡Corten!

© Fotografía: José Ramón Vega.

El móvil adormecido sobre la barra, parece una metáfora de la lánguida escena. ¿Fiesta de los maniquíes? No los toques, por favor. Debo ser yo el insensible, solo tengo ojos para el grifo de la caña.

 

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: