La guitarra española protagoniza algunos clásicos del rock

Mike Oldfield ha usado la guitarra española en sus grandes temas.

Por CARLOS DEL RIEGO

La música rock se nutre de todo, es omnívora. Toma instrumentación clásica, coge melodías tradicionales, tira de ritmos étnicos, usa recursos del jazz y, en fin, aprovecha todo aquello que pueda servir para enriquecerla. La música española, especialmente la guitarra, está presente en no pocas de sus piezas emblemáticas. Algo tendrá cuando guitarristas tan reconocidos han tratado de mostrar su virtuosismo con una guitarra española, incluso flamenca.

Son ciertamente abundantes los temas y los guitarristas que se han atrevido a dar un matiz hispano a sus canciones a través de la guitarra española, de modo que el catálogo de clásicos del rock cuenta con excelentes piezas cuyo protagonismo recae, al menos en parte, en la guitarra española. Y a nadie se le ocurriría decir que tal cosa es apropiación cultural…

Quienes se toparon con The Doors a fines de los sesenta y primeros setenta tuvieron que quedar maravillados al reconocer la secuencia melódica que dibuja la guitarra del ‘Spanish caravan’ (1968) de The Doors. El ‘riff’ que introduce el tema en cuestión es parte del ‘Asturias’, composición del autor clásico Isaac Albéniz; claro que éste jamás hubiera dicho que eso es un ‘riff’, y también que hubiera sido mejor con guitarra española en lugar de eléctrica con fuzz, y ya puestos, sin púa, con los dedos. Según sus biógrafos, el guitarrista Robby Kriegger (autor de la música del tema excepto esa parte) empezó a tocar la guitarra flamenca cuando tenía 17 años, y siempre quiso dejar constancia de su destreza en tan difícil estilo. Aquí mostró de qué era capaz.

Brillante es la aparición de la guitarra española en el tema ‘Innuendo’ de The Queen; hacia la mitad, empieza a escucharse una vigorosa guitarra flamenca, con sus arpegios y sus punteos precisos, ligeros…, que luego reproduce la eléctrica. Pero no fue Brian May quien se atrevió a tanto, ya que a pesar de su innegable talento instrumental, cuentan, lo intentó pero con la española no le salía. El caso es que el guitarrista de los sinfónicos Yes, Steve Howe, había ido al estudio a saludar al productor David Richards, Freddie lo vio y lo invitó a colaborar, cogió la guitarra y les dio un ‘master class’ de un minuto, que es lo que se escucha en el disco. Es curioso cómo la española puede congeniar tan bien con el rock más potente.

Y es que Steve Howe ya había mostrado en más de una ocasión ser un consumado guitarrista de clásica. Por ejemplo, aunque la entrada y el solo del fantástico tema de Yes ‘Roundabout’ lo toca con eléctrica, es innegable la conexión con la española. Pero es la maravillosa ‘Mood for a day’ la que evidencia que este tipo es uno de los mejores guitarristas que han surgido en el planeta del rock. Partitura firmada por él, es un delicioso instrumental con más que evidentes rasgos flamencos, aunque también se sugieren paisajes clásicos, barrocos. Y lo más difícil: es capaz de transmitir ese sentir, porque toca con toda la pasión del mundo. Hubiera triunfado en el campo de la clásica; el vídeo adjunto lo asegura.

Mike Oldfield siempre ha sido considerado un as de la guitarra en todas sus variantes, algo que no ha dejado de demostrar desde su iniciático ‘Tubular Bells’, donde entre otras muchas brillaba la guitarra española en pasajes inolvidables. Pero donde luce sus habilidades como concertista de guitarra es en el tema ‘Taurus 3’, que es otro instrumental protagonizado por la guitarra española. De entrada, Oldfield se procuró nada menos que una Ramirez, puesto que si pretendía mostrar su talento no podía hacerlo con otra; sí, domina el instrumento, transmite emoción, es un virtuoso…, pero aun le falta algo para situarse a la par que los grandes guitarristas españoles, ya sean de clásica o de flamenco, sobre todo de esto último.  

En algunas ocasiones The Cure, o sea, Robert Smith, han usado la guitarra española más o menos flamenca. Pero es en ‘The Blood’ donde más luce esa seis cuerdas. El estilo de tocar y su sonido son muy a la española y muy flamencos, y por eso el vídeo muestra una pareja de baile flamenco e incluso pases toreros. Lo tocó el propio Robert. Smith, que puso mucho énfasis en la introducción y en el solo; eso sí, no se atrevió a tocar con los dedos, sino que usó púa. Curiosamente, la letra se inspira n un vino portugués barato que se llama ‘Lágrimas de Cristo’, aunque Smith cambió por ‘The blood of Chirst’.

Otra maravilla de los sesenta, el ‘Alone again or’ de Love, también ofrece apuntes con guitarra española, que luce orgullosa en la introducción y permanece en todo el tema, a veces en primer plano y otras más atrás. La escribió e interpretó el guitarrista Bryan MacLean, quien la concibió como un homenaje a su madre, que era bailarina de varios estilos y presumía de ser, también, bailaora de flamenco. Muy recomendable la versión de 1987 de Damned, así como su vídeo.

También sucumbió al embrujo de la guitarra española David Gilmour, de Pink Floyd, quien se luce durante el minuto que dura ‘Spanish piece’ (del ‘More’) tocando y chapurreando palabras y frases en español, en segundo plano y en plan chistoso…

Y Rody Frame, de Aztec Camera, también miró hacia acá con su ‘Spanish horses’, que tiene una entrada a la flamenca aunque también a la inglesa; en el vídeo no faltan bailaor y bailaora. La guitarra que usa parece española, aunque con ese ‘tuneado’…

Algo tendrá el agua cuando la bendicen y la guitarra española cuando la tocan. 

Visita el blog de Carlos del Riego.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .