FOTOGALERÍA LEONESA (comisariada por Amando Casado) #26 / José Antonio Robés: ‘Poética de luz’

© Fotografía: José Antonio Robés.

FOTOGALERÍA LEONESA (Comisariada por Amando Casado)

José Antonio Robés: ‘Poética de luz’

Ojalá más personas vieran en la fotografía una aventura, igual que en la vida, y sintieran que sus sentimientos personales son dignos de ser expresados; eso es, en mi opinión, lo que hace a la fotografía tan excitante.

…la cita no es mía, es de Harry Callahan

Comenzaré diciendo qué no es la fotografía. Una fotografía no es una pintura, ni un poema, ni una sinfonía, ni un baile. No es solo una imagen bonita, no es un ejercicio de contorsionismo técnico ni de calidad perfecta de copiado.

Sí es, o debería ser, un documento con significado, un juicio penetrante.

Mi oficio es “el oficio de mirar”, mis fotografías no van a cambiar o conmover el mundo, pero son justamente estos pequeños acontecimientos cotidianos, estos flashazos, estas miradas las que dan un sentido a la secuencia de los días y por eso son importantes.

No sirven para alcanzar el poder, pero sirven para responder al poder con sentimientos cercanos.

No sirven para enseñar a nadie nada, pero sirven para mostrar lo que acontece por el mundo.

No sirven para matar.

No sirven para morir.

No sirven para rezar. Pero sirven para llevar a Dios a misa.

Sirven para emocionar, para vivir en otros cuerpos, para vivir sintiéndose vivido, para sentir la belleza y hondura de las escenas que nos explican cómo somos.

No sirven para gritar.

No sirven para llorar, pero sirven para sentir el deseo, para alzar la voz en silencio, para que la tristeza de la destrucción de la naturaleza y los recuerdos te atraviese el pecho.

No sirven para liberar a nadie.

No sirven para juzgar a nadie.

Pero sirven para hablar con libertad, para proclamar la inocencia de la vida, para revelarse.

No sirven para la muerte. Sirven para la vida.

Son nada, pero al final sirven para saber que no tenemos más remedio que vivir.

Sirven… para decidir dónde plantar los árboles, de nuevo.

Sirven para que ni un hombre pase sin que reine y sigan naciendo hasta llenar el mundo, sin que nadie los divida sino el sol o la noche, la lluvia o las espigas.

En definitiva, sirven para defender el derecho de la vida.

Empiezo sin ideas preconcebidas. Un descubrimiento me hace fijarme en algo. Luego lo descubro por el objetivo. La forma final de presentación en cristal, la copia final previsionada totalmente con todos sus detalles de textura, movimiento, proporción, antes de exponer. El obturador se libera automáticamente y finalmente fija mi concepción; permite las justas manipulaciones posteriores. El final último, la copia, no es más que un duplicado de todo lo que vi y sentí con la cámara en ese preciso momento.

¿Cuál es el denominador común de estas obras, las que nacen de impulsos, de una experiencia profunda? Personalmente pienso que se trata, ante todo, de una forma de placer físico que experimento muy raras veces en realidad frente a ciertas imágenes: cuando ocurre un milagro gracias al cual todo se convierte en pura armonía. Desde la imagen que quería manifestar, a los otros y a mí mismo, hasta los instrumentos usados para obtener el resultado final: calidad plástica, coordinación de las forma, saturación de la luz, elección del momento. Las buenas fotografías son muy paradójicas y escapan a cualquier definición, pero todas tienen un punto en común, la emoción que suscitan va más allá de la imagen que representan, su significado es mucho más rico que lo que parecen sugerir, emanan una leve música… tienen, en suma, algo de milagroso.

JOSÉ ANTONIO ROBÉS

Gamoneda, Halffter, Pereira. © Fotografías: José Antonio Robés.

Sobre José Antonio Robés

Jose Antonio Robés nació en Villafranca del Bierzo. Fotógrafo y artista visual, su obra habla de ambientes, gestos, sensaciones, lugares. La fusión con otras disciplinas artísticas como la poesía, música, literatura o pintura es recurrente en su obra final, entendiendo que la sinergia potencia su significado. Basa su trabajo en el compromiso, la ética y la estética, en búsqueda de aquella luz perfecta para su encuadre y así contar una historia. Su oficio, el de mirar.

Así lo muestra en sus últimos trabajos editados: Las voces de la tierra, donde objetos encontrados en exhumaciones rinden tributo a los represaliados durante la dictadura franquista; El vigilante de la nieve (portfolio) de tirada muy limitada, fotografía original acompañada con poemas de Antonio Gamoneda; La tumba de Keats, donde la poesía del Premio Nacional de Poesía Juan Carlos Mestre y la fotografía de Robés trabajan en torno al mismo fin: Roma; Manhattan…cita con Lorca, libro fotográfico que recoge la última revisión de Poeta en Nueva York de F. G. Lorca, en él Robés descubre un Manhattan intemporal cargado de movimiento e impresiones personales; Ultreia, el Camino de Santiago, libro en el que el fotógrafo se hace peregrino de la ruta jacobea y elabora un reportaje en el que la carga espiritual del momento se desborda, o Entretejedores, edición de lujo en la que Robés reinventa un pueblo tan fotografiado como Villafranca del Bierzo, viendo cómo otra Villafranca nace en este libro.

En su trayectoria habitual de fusión de fotografía y poesía, sus últimos trabajos han estado basados en figuras literarias ya desaparecidas, en el objetivo de recrear su mundo y su obra desde su visión fotográfica. Es el caso de la obra El oficio de mirar, basada en la figura de Antonio Pereira, y de Vicente Núñez, la realidad invisible, donde Robés recrea y se recrea en el paraíso de Vicente Núñez, libro editado en 2017. Co-autor junto a Juan Carlos Mestre del mural La feria de San Antonio, basado en la figura de Antonio Pereira.

Fue el fotógrafo oficial que tuvo el privilegio de plasmar en el negativo de su cámara la creación y el estreno mundial de la ópera Don Quijote, de Cristóbal Halffter, en el Teatro Real de Madrid (reportaje editado con el nombre Así se hace una ópera. Don Quijote de C. Halffter).

Su estancia en la Real Academia de España en Roma, le ha permitido desarrollar e interpretar nuevas tendencias de la fotografía desde la base del reportaje como obra fotográfica. Robés volvió a Roma de la mano del Instituto Cervantes y la Escuela Española de Historia y Arqueología del CSIC para plasmar en un reportaje artístico las excavaciones arqueológicas españolas en el extranjero, Artqueología.

Con su exposición Habana, rindió homenaje a la vida y se despidió del negativo fotográfico, siendo un trabajo clave en su trayectoria por crear un punto de inflexión en su obra artística.

Robés está continuamente en busca de aquella luz capaz de crear el ambiente perfecto para su encuadre.

www.robesfotografo.com

© Fotografía: José Antonio Robés.
© Fotografía: José Antonio Robés.
© Fotografía: José Antonio Robés.
© Fotografía: José Antonio Robés.
© Fotografía: José Antonio Robés.
© Fotografía: José Antonio Robés.
© Fotografía: José Antonio Robés.
© Fotografía: José Antonio Robés.

#FOTOGALERÍALEONESA

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .