Rocío Alvarez Cuevas investiga sobre la identidad y las apariencias en la exposición ‘Uno, ninguno y cien mil’

La artista visual Rocío Álvarez Cuevas abre este viernes, 22 de enero, la programación de la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de León con la exposición fotográfica ‘Uno, ninguno y cien mil’, que podrá verse en la primera planta de Espacio Vías (Padre Isla 48) hasta el próximo 26 de febrero, en horario de 11.30 a 14 horas y de 17 a 19.45 horas. // ¡OJO: Se amplia el plazo para ver la exposición hasta el 12 de Marzo! 

En mí y para mí hay una realidad mía: la que yo me doy;
en vosotros y para vosotros hay una realidad vuestra, la que vosotros os dais;
las cuales nunca serán las mismas ni para vosotros ni para mí.
La verdad es que todo son fijaciones.

Luigi Pirandello

Las fotografías del proyecto ‘Uno, ninguno y cien mil’ fueron realizadas en Roma, y están inspiradas en la novela homónima de Luigi Pirandello. La exposición recoge “una investigación visual sobre la identidad y las apariencias con un estilo de fotografía experimental y pictórico conceptualizado en blanco y negro”.

Mediante el retrato de diferentes personajes, la autora propone “un juego del ser y el parecer con el que abordar la problemática de las apariencias a las que damos valor de realidad y, al tiempo, hablar sobre el mismo acto de observar y ser observados.

‘Uno, ninguno y cien mil’ narra, en palabras de su autora, “la historia de varios personajes que sufren una crisis de identidad a raíz de mirar su reflejo en un espejo. Descubren que el espejo les devuelve la imagen de otro, no de quien uno es, sino de quien parece ser. A partir de ahí el individuo ya no es uno, sino cien mil, alguien con tantas personalidades como los demás puedan atribuirle. Aquel que descubre ese paradigma se convierte en ninguno, al menos para sí mismo, porque no le queda más posibilidad que verse como los demás le ven, es decir, en sus cien mil diversas personalidades”.

© Fotografía: Rocío Álvarez Cuevas.

Valiéndose del uso de largas exposiciones y contrastes agudos entre las luces y las sombras se desarrollan “personajes que parecen mutar en el mismo momento de la captura fotográfica. Retratos de identidad múltiple, reflejo de una mirada personal donde el espectador puede desarrollar diferentes lecturas e interpretaciones”.

La muestra fotográfica ha sido conceptualizada específicamente para la primera planta de Espacio Vías de León. El recorrido se inicia con un espejo, icónico, en el que el espectador puede escudriñar su reflejo para así conectar desde un primer instante con la propuesta expositiva llevada a cabo.

© Fotografía: Rocío Álvarez Cuevas.

Así argumenta el contenido de esta exposición el fotógrafo Amando Casado:

“En Uno, ninguno y cien mil, desde su aspecto formal, la autora realiza una serie exposiciones lentas en las que el tiempo, como una de las esencialidades de la fotografía, combinado con el movimiento, son intervenidos para obtener la estética que define su discurso. Al igual que en la “fotografía futurista” de Anton Giulio Bragaglia (1890-1960), Rocío interviene durante el tiempo de la génesis –captación–, introduciendo el gesto humano –movimiento– para expresar una idea o un concepto. La imagen obtenida va más allá de la mera similaridad, incluso diría que de una interpretación personal de la realidad. Se adentra en un discurso psicológico que sugiere otras perspectivas del ser humano –tan reales– para acercarnos a una idea que solo tiene visos de poder ser visualizada en el soporte fotográfico, alejada de la mímesis y más próxima a una huella de luz que nos habla de los mundos internos”.

:: Sobre Rocío Álvarez Cuevas

Rocío Álvarez Cuevas.

“Mi práctica artística se centra en el análisis y la construcción de la memoria, y se desarrolla en el espacio que queda entre los ámbitos de la realidad y la ficción, fabricando ilusiones fotográficas inspiradas en lo real”.

Licenciada en Bellas Artes, especializada en fotografía narrativa y conceptual, Rocío Álvarez Cuevas (Quintanilla de Sollamas, León, 1989) se define como “fabricante de imágenes”.

Desde que se licenció en Salamanca, ha realizado distintos másters, y tiene el título de Dirección de Fotografía en Cine y HD de la Universidad San Jorge (Zaragoza). También estudió en la Accademia di Belle Arti di Roma.

Actualmente trabaja como fotógrafa y diseñadora gráfica en el Estudio Pablo Guerrero, en León.

Ha realizado cursos y talleres con Cristina de Middle, Silvia Grav, Alberto García Alix, Nuria Güell, Sergio Prego, Esther Ferrer, Antoni Muntadas…

En los últimos diez años ha participado en dieciocho exposiciones colectivas por toda España, y ‘Uno, ninguno y cien mil’ es su tercera exposición individual, después de ‘La mudez del horizonte’ (Galería Mediadvance, Gijón, 2014) y ‘Alegoría del recuerdo’ (Espacio Joven, Salamanca, 2013).

Con sus fotografías Rocío Álvarez Cuevas ha obtenido distintos premios:

  • Accésit de fotografía Certamen Arte Joven de Castilla y León (2018)
  • Primer premio Romeo & Juliet Wine Label Competition. Verona, Italia (2018)
  • Tercer Premio del II Certamen de Fotografía Urbana Contemporánea Leonesa (2016)
  • Primer Premio de Fotografía en el Concurso San Marcos 16, Universidad de Salamanca (2012)

Enlaces relacionados:

© Fotografía: Rocío Álvarez Cuevas.
Rocío Álvarez Cuevas, en Espacio Vías.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .