La VI Semana de Poesía Salvaxe de Ferrol lanza un SOS

Cartel de la edición de 2012.

Cartel de la edición de 2012.

Por ELOÍSA OTERO

La Semana de Poesía Salvaxe de Ferrol llegará este año a su sexta edición (en abril, siempre en abril republicano y revolucionario), pero esta vez necesita ayuda económica “para la dignidad de los poetas invitados”, para por lo menos poder pagarles la estancia y el viaje.

Este año se celebrará del 24 al 27 de abril y, como dice el poeta Juan Carlos Valle, alias Karlotti, uno de los principales impulsores, “va a ser una realidad a pesar de los pesares“.

Durante sus primeros años la Semana de Poesía Salvaxe de Ferrol contó con apoyos públicos “pero este año y siguiendo la tónica general, tanto por cambios en la Corporación como por la crisis como justificación, no contamos con esa ayuda”, explican los organizadores. Empeñados en hacer realidad esta cita un abril más, han acudido a la plataforma de crowdfunding Verkami con el objetivo de recaudar 3.000 euros. “Os pedimos un gesto para arrinconar la mezquindad de los que nos gobiernan”, demandan los organizadores.

Con esta cantidad, además de cubrir los gastos de los poetas invitados, se editará una Antología de Poesía Salvaxe (2007-2013), que reunirá poemas de los más de sesenta poetas que se han dado cita a lo largo de estos seis años. Se puede contribuir con 10, 20 ó 50 euros, durante todo el mes de marzo, y quienes contribuyan recibirán distintas recompensas (en forma de participación, folletos y libros).

Desde hace seis años, este encuentro lleva la poesía (palabra encarnada) y también la música a las calles, mercados, plazas y distintos lugares públicos de Ferrol, ciudad venida abajo a principios de los años 80 con la reconversión del sector naval.

Este año los poetas invitados son: Víctor M. Díez, Alba González, Ana Cibeira, Xiana Arias Rego, Tiago Gomes, Adolfo García Ortega, Alfredo Vidal, Eli Barrio Vega, Carlos Oroza, Alg-a (Lucía Aldao, María Lado, Madancell), Comando Poético Ferrol Atlántico, Licas, Javier Semprún, Pablo Texon, Olalla Cociña, Sechu Sende, Felipe Zapico, Karlotti, Guillermo Ferrández y todos los amigos invitados (Günter Heinz, Vanessa Vidal, Najla Shami, Ildefonso Rodríguez, Chefa Alonso, Cova Villegas, Pedro Campos, Yolanda Castaño, Dore Tembras, Maite Dono…).

“Un año más por las calles de Ferrol volará la palabra encarnada, haciendo de cada rincón una tribuna de lo único que se mantiene inconsumible en esta realidad de mercachifles criminales que hacen de la miseria y de la muerte el paradigma de la rentabilidad: puro y duro saqueo”.

Poesía Salvaxe de Ferrol.

Como manifiesto, para esta sexta edición se ha elegido este texto del autor argentino Aldo Pellegrini (1903-1973).

La poesía y los imbéciles

Por ALDO PELLEGRINI

La poesía tiene una puerta herméticamente cerrada para los imbéciles, abierta de par en par para los inocentes. No es una puerta cerrada con llave o con cerrojo, pero su estructura es tal que, por más esfuerzos que hagan los imbéciles, no pueden abrirla, mientras cede a la sola presencia de los inocentes. Nada hay más opuesto a la imbecilidad que la inocencia. La característica del imbécil es su aspiración sistemática de cierto orden de poder. El inocente, en cambio, se niega a ejercer el poder porque los tiene todos.

Por supuesto, es el pueblo el poseedor potencial de la suprema actitud poética: la inocencia. Y en el pueblo, aquellos que sienten la coerción del poder como un dolor. El inocente, conscientemente o no, se mueve en un mundo de valores (el amor, en primer término), el imbécil se mueve en un mundo en el cual el único valor está dado por el ejercicio del poder.

Los imbéciles buscan el poder en cualquier forma de autoridad: el dinero en primer término, y toda la estructura del estado, desde el poder de los gobernantes hasta el microscópico, pero corrosivo y siniestro poder de los burócratas, desde el poder de la iglesia hasta el poder del periodismo, desde el poder de los banqueros hasta el poder que dan las leyes. Toda esa suma de poder está organizada contra la poesía.

Como la poesía significa libertad, significa afirmación del hombre auténtico, del hombre que intenta realizarse, indudablemente tiene cierto prestigio ante los imbéciles. Es ese mundo falsificado y artificial que ellos construyen, los imbéciles necesitan artículos de lujo: cortinados, bibelots, joyería, y algo así como la poesía. En esa poesía que ellos usan, la palabra y la imagen se convierten en elementos decorativos, y de ese modo se destruye su poder de incandescencia. Así se crea la llamada “poesía oficial”, poesía de lentejuelas, poesía que suena a hueco.

La poesía no es más que esa violenta necesidad de afirmar su ser que impulsa al hombre. Se opone a la voluntad de no ser que guía a las multitudes domesticadas, y se opone a la voluntad de ser en los otros que se manifiesta en quienes ejercen el poder.

Los imbéciles viven en un mundo artificial y falso: basados en el poder que se puede ejercer sobre otros, niegan la rotunda realidad de lo humano, a la que sustituyen por esquemas huecos. El mundo del poder es un mundo vacío de sentido, fuera de la realidad. El poeta busca en la palabra no un modo de expresarse sino un modo de participar en la realidad misma. Recurre a la palabra, pero busca en ella su valor originario, la magia del momento de la creación del verbo, momento en que no era un signo, sino parte de la realidad misma. El poeta mediante el verbo no expresa la realidad sino que participa de ella misma.

La puerta de la poesía no tiene llave ni cerrojo: se defiende por su calidad de incandescencia. Sólo los inocentes, que tienen el hábito del fuego purificador, que tienen dedos ardientes, pueden abrir esa puerta y por ella penetran en la realidad.

La poesía pretende cumplir la tarea de que este mundo no sea sólo habitable para los imbéciles.

[Revista Poesía Nº 9, agosto de 1961]

Más información:

Los poetas Víctor M. Díez, Karlotti Valle y Felipe Zapico, en la edición de 2012.

Los poetas Víctor M. Díez, Karlotti Valle y Felipe Zapico, en la edición de 2012, preparando una de las lecturas públicas.

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Un Comentario

  1. j manuel

    No está nada mal la propuesta pero ¿quién juzga la inocencia?

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: