‘Kernlose winter’ (invierno sin corazón)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por ELENA SOTO

Con el término Kernlosewinter la ciencia denomina a un peculiar fenómeno térmico que ocurre durante los seis meses que dura el invierno en la parte central del continente antártico. De abril a septiembre las temperaturas quedan atrapadas en una media de –62 °C, experimentando variaciones mínimas. Es un invierno sin alma, sin núcleo, sin corazón, en el que ni el frío late.

Rodeado por grandes masas oceánicas el continente blanco mantiene un equilibrio térmico que impide que en las zonas centrales de la meseta antártica las temperaturas desciendan aún más de lo que lo hacen. Sin la acción de los océanos el mes más frío sería de unos -84°C.

El área donde se sitúa la base rusa Vostok –coordenadas: 77° Sur, 105° Este– fue en la que, el 21 de julio de 1983, se alcanzó la temperatura más baja registrada en nuestro planeta, unos –90° C.

— — —
Kernlose winter
 (Invierno sin corazón)

Hay una tierra
en la que el viento impone la ceniza con la garra
y el invierno no tiene alma
le llaman kernlose
(el que no tiene corazón)
porque el polvo de nieve se suspende en el aire,
y se detiene a unos siete centímetros del suelo
sin apenas rozarlo,
y asciende
vagando como un punto en pena
sin núcleo, sin centro
sin poder encontrarse con el agua.

Hay un océano sólido, fijo
en el que el oleaje perdió su estado líquido
y las mareas no tienen alma
le llaman kernlose ocean,
el océano de las aguas sin corazón,
los náufragos suspendidos en el viento
se detienen a siete centímetros del horizonte
y ascienden
vagando como átomos que han perdido su núcleo
desorientados en la oscuridad blanca
Light kernlose (luz sin corazón)
luz sin sombras, sin alma.

— — —
A cuatro kilómetros bajo la superficie de la placa de hielo antártica central está el lago Vostok y, tras años de debates sobre la conveniencia o no de perforarla, un equipo científico ruso llegó en febrero de 2012 a la superficie del lago, y dice haber extraído la primera muestra de agua de este depósito que ha permanecido intacto durante al menos 14 millones de años.

Entra en el blog de Elena Soto:

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: