Teatro de Crítica Teatral

'As You Liked Dona Maria!'

‘As You Liked Dona Maria!’

Por CLAUDIO HOCHMAN

1.- No me gusta el teatro. Me aburre. Casi no voy al teatro.  Prefiero ir al cine o quedarme en casa a leer. Tal vez es porque estoy todo el día haciendo teatro y en mis tiempos de ocio prefiero sumergirme en otros lenguajes. No creo que a un cirujano le guste ir a ver operaciones el sábado por la noche. Pero también hay otras razones. El desarrollo del ojo clínico me impide gozar. De cine no sé nada. No me distraigo pensando cómo ponen la cámara, cómo filman un plano. Disfruto de la historia y punto. Pero hay otra razón y es quizás la más importante. Aunque antes quiero contar otra cosa.

2.- Dirijo un taller de creación teatral desde hace unos años en Lisboa. El objetivo es que cada participante desarrolle al máximo su creatividad. Cada año hago con ellos dos montajes. Este año haremos un espectáculo curioso. Se trata de una crítica teatral a una obra de teatro. ¿Cómo es eso? La función de los críticos es reflexionar sobre lo que vieron y de alguna manera orientar al público sobre la conveniencia o no de ir a ver la obra escribiendo un nota, hablando por la radio o la televisión. Nosotros hicimos eso mismo pero en vez de escribir un reportaje transformamos nuestra crítica en un acto poético teatral. Los actores en nuestra obra hablan sobre lo que hacían en la obra que fueron a ver. Analizan las escenas, algunas las reproducen pero siempre mirándolas desde dentro y desde fuera. Comentándolas.  La obra que fuimos a ver al Teatro Nacional Dona María II se llamaba A vossa vontade (“Como gustéis”) de William Shakespeare, la nuestra se llamara As you liked, Dona Maria! Es una particular manera de criticar al teatro en general, pero haciendo, produciendo un hecho artístico que también, obviamente, puede ser criticado.

3.- Hace unos años estuve en un país centroamericano. Fui invitado (me pagué el pasaje yo solito) a dar un  curso de dirección. Me hicieron un reportaje para una revista donde me preguntaban sobre el teatro de aquel país y yo dije lo que pensaba. No lo voy a repetir ahora, pero fui sincero y duro. Ya me han hecho saber que posiblemente no me inviten nuevamente. Por eso prefiero poetizar lo que pienso y siento. No voy a dar mi opinión sobre el teatro portugués, porque sería además una torpe generalización, ni del argentino, porque para generalizar sobre aquello no me alcanzarían treinta líneas. Ni tampoco quiero hablar de la bendita crisis y no lo digo irónicamente. Tal vez este movimiento modifique alguna cosa y haga que tenga ganas de ir algún día al teatro y no tenga necesidad de hacer obras críticas sobre las obras de teatro.

 — — —

*Claudio Hochman es director teatral, dramaturgo y docente argentino afincado en Lisboa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: