Paco y Manolo, fotógrafos del desnudo común

© Paco y Manolo. Retrato.

© Paco y Manolo. Retrato.

Por GERARDO LÓPEZ LÓPEZ → @gerloplop

Paco y Manolo firman todos sus trabajos de forma conjunta y comenzaron publicando sus fotografías en revistas y periódicos.  Con sus trabajos en RockdeLux comenzaron a hacerse muy conocidos. Frente a sus objetivos han posado grandes estrellas de la industria musical como Cat Power, Jarvis Cocker, Antony & the johnsons, Kim Gordon, James Murphy, The Streets, El Guincho, Christina Rosenvinge, Mala Rodríguez y un largo etcétera. También han documentado el Primavera Sound durante diez años, un trabajo que se ha convertido en el libro `Diez años de Primavera Sound´. El proyecto `Commun People´, retratos de personas desnudas en su habitación, supuso para ellos el reconocimiento internacional y la posibilidad de comenzar a autoeditar su obra con el lanzamiento de la revista Kink que hoy se ha convertido en una publicación de culto que se vende en lugares Colette, en París, y en la Tate Modern, en Londres.

Kink les colocó entre los fotógrafos preferidos de artistas del mundo Queer tan importantes Bruce LaBruce, Slava Mogutin o Sito Mujica. Paco y Manolo siguen fieles a los principios que se marcaron al inicio de su carrera: “No preparamos las sesiones, los modelos son gente que, muchas veces, ni siquiera hemos visto antes de empezar la sesión, tampoco solemos conocer los espacios. Nos gusta dejarnos sorprender”. Y también a sus ideas: “El hecho de hacer un trabajo abiertamente gay, de una manera honesta y crítica, ya te posiciona políticamente”. Ahora se encuentran inmersos en un nuevo proyecto, Fac Smile 01 compuesto por imágenes de Polaroid.

Repasamos en esta entrevista su trabajo, sus ideas sobre el complejo mundo del arte y su visión del colectivo LGTB del que en cierto modo se han convertido en icono, al menos de sus movimientos más alternativos.

—Vuestro trabajo comenzó a ser más conocido tras la edición de ‘Common People’.  Han pasado casi diez años desde esa publicación, ¿cómo habéis evolucionado desde entonces? ¿Ser cada vez más conocidos y que vuestras fotos tengan más trascendencia ha hecho cambiar en algo el trabajo?

Con ‘Common People’ aprendimos mucho. Fue un gran reto, ya que hasta ese momento nos habíamos dedicado a publicar en revistas y periódicos. Quedamos muy contentos con la exposición, pero no con el libro; el resultado no fue como esperábamos porque no tuvimos el control de la edición.

A raíz de este proyecto nos dimos cuenta del camino que queríamos seguir: no esperar a que venga alguien para ofrecernos nada, tomar el control de nuestro trabajo y empezar a autoeditarnos. Hemos evolucionado porque hemos trabajado mucho, hemos aprendido a enfrentarnos a situaciones, pero seguimos con las mismas directrices que, sin darnos cuenta, nos marcamos en el momento en que empezamos a trabajar: no preparamos las sesiones, los modelos son gente que, muchas veces, ni siquiera hemos visto antes de empezar la sesión, tampoco solemos conocer los espacios. Nos gusta dejarnos sorprender. Lo que sí es cierto es que el hecho de que nuestras fotos ahora lleguen a más gente, no influye en nuestra manera de trabajar. Cada vez somos más nosotros, y si cada vez nuestros aciertos son más grandes, probablemente también lo son nuestros defectos.

—’Common People’ son retratos desnudos de gente común y corriente, en la misma línea habéis seguido con la revista Kink, ¿qué es lo que más os atrae de los modelos anónimos?

—Nos gusta ver sus reacciones. Estando desnudos su comportamiento es completamente distinto a cuando están vestidos. Se muestran mucho más indefensos, y eso es lo que más nos interesa. Queremos que se olviden de nuestra cámara y hagan algo que, para ellos, es natural. Normalmente, la gente anónima no tiene una máscara que sacar frente a un fotógrafo. Es muy difícil hacer que un famoso se relaje, porque son muy conscientes de la repercusión que para ellos puede tener una imagen. Ese tipo de repercusión no existe en un modelo anónimo, y tampoco tiene una pose estudiada que enseñar a los demás.

—¿Hay alguna diferencia cuando os planteáis una sesión con un modelo anónimo y una con uno famoso?

—Nuestra forma de enfrentarnos a una sesión es siempre al misma, pero con un personaje famoso tenemos que luchar mucho más para derrumbar esa máscara de la que hablábamos antes. Y muchas veces no podemos, porque tampoco tenemos tiempo para desarrollar bien una sesión. Así que la diferencia podría ser que, en la fotografía de un personaje anónimo trabajamos más con la persona, y con un personaje famoso tiramos más de profesión, buscando la luz y el espacio adecuados para que la foto quede lo mejor posible.

—Cómo fotógrafos y artistas ¿qué opináis del mercado del arte en España?

—Cada vez está peor. Trabajamos con varias galerías, pero cuesta mucho sacar adelante un proyecto. Se están cerrando o cambiando de rumbo muchos sitios institucionales, y se atreven a seguir hablando de arte cuando están más preocupados por la política. Cada vez hay menos propuestas interesantes, pero suponemos que se debe a la falta de recursos a la hora de trabajar.

—¿Consideráis que el mundo del arte español trata bien a la fotografía?

El problema es con cierto tipo de fotografía. En las galerías más importantes del país es normal ver exposiciones de fotografía. Aún así, casi todos los fotógrafos que presentan son gente consagrada en el exterior, es muy raro que apuesten por gente de aquí y, cuando lo hacen, no se arriesgan de la misma manera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

—Vuestra revista ‘Kink’ nace después del libro ‘Common People’ como una prolongación de ese proyecto, autoeditada e inspirada por la revista ‘Purple Sexe’. Después de casi diez años con el retrato de hombres, desnudos en la mayor parte de los casos, ¿aún os sigue sorprendiendo y emocionando este tema?

—Nuestro tema no es el desnudo. El desnudo es el medio a través del cual intentamos desarrollar una serie de temas: las relaciones del hombre con su entorno, la pérdida de la inocencia y de la juventud, los diferentes aspectos de la sexualidad. Nos gusta jugar con los límites entre intimidad y exhibicionismo. Si los temas que trabajamos no nos emocionasen, haríamos otras cosas.

—En vuestras imágenes siempre reflejáis a los modelos en actitudes domésticas e íntimas pero sin embargo siempre cargadas de erotismo, ¿Cómo conseguís esa carga erótica? ¿Es una intención que está en vuestro enfoque o en nuestra mirada, la de los espectadores?

—Retratamos a los modelos en esos momentos en los que normalmente están solos, aunque muchas veces miran a cámara invitando al espectador a entrar en su mundo, haciéndolo partícipes de su intimidad. Aún así, siempre hemos pensado que todo fotógrafo acaba retratándose a si mismo. El filtro último somos nosotros, así que probablemente esa carga esté en nuestra mirada.

—¿Cuáles son los artistas y fotógrafos que influyen en vuestro trabajo y cuales son vuestras fuentes de inspiración?

—Hay muchos, no solo fotógrafos, por decir algunos nombres: Corinne Day, Paul P, Peter Hujar, Mark Morrisroe, Tillmans, Henry Roy, Egleston, Sophie Calle, Visconti, Pasolini, Carlos Saura, Fassbinder… Nos inspira el cine, la literatura, la historia, los clubs… estamos atentos a todo.

—La fotógrafa brasileña Angélica Dass está elaborando una inmensa ‘Guía Pantone’ de rostros de personas anónimas, sin nada en común, clasificados con la horizontalidad del propio sistema de Pantone. Se trata de un trabajo claramente político, ¿en vuestro caso las imágenes, sexualmente bastante explícitas algunas veces, tienen finalidad política?

—El hecho de hacer un trabajo abiertamente gay, de una manera honesta y crítica, ya te posiciona políticamente. En España existe un problema con la visibilización del mundo LGTB, debido a la connivencia con el poder de algunos de nuestros personajes más representativos, que son aplaudidos como bufones. Estos personajes van de la mano del mismo poder que está intentando arrebatar los derechos adquiridos por nuestro colectivo.

—Sois icono gay pero sin embargo la estética de vuestro trabajo dista bastante de algunos de los clichés de la cultura gay, ¿cómo valoráis el movimiento LGTB y su evolución de estos últimos años?

—Nuestra forma de retratar el sexo nace de la naturalidad, desvinculándonos de estereotipos cuyo único fin es confinarnos en espacios exclusivamente creados para nosotros. Es como si nos dijeran: sabemos quiénes sois, dónde estáis, y mientras estéis ahí podemos aceptar vuestra presencia. Cuando rompes con eso te conviertes en algo inclasificable y, a la vez, incómodo. Por suerte hay gente que lucha contra estos estereotipos, tanto desde el mundo LGTB como desde el mundo heterosexual.

Los movimientos LGTB no son ajenos a la mercantilización de toda la sociedad. En el momento en que alguien ve negocio todos se lanzan a por su parte. Lo que hemos de entender es que, por hacer ‘Kink’, nosotros estaríamos en la cárcel en una buena cantidad de países. Probablemente en más de uno incluso condenados a muerte. También estarían en la cárcel los modelos y los compradores de la revista, así que la reivindicación debería ser cada vez mayor, y no al revés.

—¿En qué consiste vuestro nuevo proyecto Fac Simile 01?

—Llevamos dos años recuperando máquinas Polaroid, utilizando los nuevos carretes creados por Impossible. El año pasado hicimos dos exposiciones con este material, una en Impossible Project Barcelona, y otra en GRC-Mg (Madrid). Hemos recopilado el material para hacer “Fac Simile”, un libro en 10 fascículos. Acabamos de editar el primero de ellos, y cuando recuperemos el dinero invertido sacaremos el segundo. Cuando editemos los 10  tenemos pensado preparar alguna forma para encuadernar todo el trabajo.

‘Fac Simile’ está compuesto por Polaroids, básicamente de retratos, desnudos, algún espacio. Siempre con nuestra forma de enfrentarnos a las situaciones pero con ese punto de improvisación y fascinación que te da este tipo de película.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: