‘Gran Historia’

Gran Historia, de Cynthia Stokes Brown.
‘Gran Historia’, de Cynthia Stokes Brown.

Por ANTONIO MARTÍN

A la hora de analizar nuestro pasado, los seres humanos tenemos un problema. La disciplina que lo estudia se queda corta. Muy corta. La Historia, la ciencia que se encarga de esta misión, se define como el estudio del pasado de la humanidad desde la aparición de la escritura. Este singular hecho se produjo, por primera vez, hace 5.500 años aproximadamente en Sumeria. Gran parte de la existencia del ser humano, por lo tanto, queda fuera. Desde la aparición del género Homo hasta que se talló la primera tablilla con pictogramas, más del 99% de la nuestra existencia queda etiquetada en el cajón de sastre que es la Prehistoria.

Y claro, antes de que surgiera nuestro género, otros homínidos nos antecedieron. La evolución humana comprende un periodo de estudio de hasta siete millones de años. La evolución de la vida muchísimo más: cerca de 3.800 millones. Para que la vida surgiera, fue necesario que el planeta que la alberga se originara hace 4.500 millones de años, fruto de diferentes procesos cósmicos. En fin, desde que toda la materia y la energía que existe estaba confinada en una singularidad que, de súbito, comenzó a expandirse y a crear el Universo, hace 13.700 millones de años, hasta el momento presente, han pasado muchas cosas. Y todas son relevantes para explicar nuestro pasado. Tanto como nuestro recorrido  de avances técnicos y conocimientos adquiridos, cambios sociales, políticos y económicos, guerras y artes registrado en los anaqueles de la Historia. Hace unas décadas, alguien pensó que merecía la pena intentar unirlas en un relato único.

Gran Historia: del Big Bang a nuestros días, de Cynthia Stokes Brown, responde a esta necesidad. En un mismo volumen, la autora trata de explicar todos los acontecimientos que nos han traído hasta el momento presente. Además de incorporar los modelos científicos más aceptados respecto al origen del Universo, de la vida o del ser humano, por ejemplo, en el aspecto historiográfico se aleja del habitual enfoque eurocentrista. Es una labor loable, y su lectura es muy amena y didáctica, aunque, en ocasiones, imprecisa.

Los saltos temporales son, al principio, necesariamente abismales. Sin embargo, si algo bueno tiene crear una Gran Historia es precisamente poder detenerse en los acontecimientos que la Ciencia ha ido reconstruyendo. Aquí, por el contrario, la evolución del Universo queda explicada en pocas páginas y lo mismo pasa con la de la vida. Un poco más extensa es la evolución humana, pero no lo suficiente. Quizá el lector que se acerque a esta obra busque más esa información que el correlato de conquistas y cambios territoriales que se sucede en la más voluminosa parte histórica. Es muy meritorio, por su parte, el interés que muestra la autora en contar el desarrollo de las diferentes civilizaciones.

Hay que afearle a la obra la imprecisión de algunos conceptos. Se indica, por ejemplo, que el neandertal es una subespecie del Homo sapiens o se habla de la reconquista de Granada por parte de España. Una obra puede ser divulgativa, pero no por ello imprecisa. Aún así, su lectura es recomendable para quien quiera tener una visión global de lo que ha sucedido hasta ahora.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .