El crítico Javier Ocaña ahonda en “cómo empezar una película”

Javier Ocaña, minutos antes de su intervención en el curso de cine. Foto: L. Fraile.

Javier Ocaña, minutos antes de su intervención en el curso de cine. Foto: L. Fraile.

Por LAURA FRAILE
(ultimocero.com)

“Una de las cosas que más me joden en una película es que ésta empiece por empezar, que no tenga intencionalidad. Una película debe tener intencionalidad desde el primer segundo”. Con estas palabras comenzaba el escritor y crítico cinematográfico de El País Javier Ocaña su intervención en el seminario `¿Cómo empezar una película? Una cuestión de forma y de fondo´, impartido el miércoles 21 de agosto en el Curso de Cinematografía de la Universidad de Valladolid. A continuación, éste expuso la dinámica que seguiría a lo largo de las dos horas de su ponencia, tiempo en el que se fueron sucediendo una quincena de secuencias de cine, pertenecientes todas ellas a los primeros minutos de las respectivas películas analizadas.

La primera secuencia perteneció a `Días sin huella´, de Billy Wilder. “Para mí, éste es el mejor inicio de una película en toda la historia del cine”, adelantaba Ocaña antes de proyectarla a los asistentes de su seminario. Una vez vista, llegó el momento de pasar al análisis: “Han pasado cuarenta segundos de película, nadie ha dicho ni mu pero ya sabemos muchísimas cosas del protagonista. ¿Qué cosas sabemos?”. La pregunta encontraba respuesta entre el alumnado reunido en una de las aulas del edificio Rector Tejerina: “Sabemos que es alcóholico, que vive en la ciudad, en una casa humilde y que vive alguien con él que quiere que deje la bebida, porque tiene escondida la botella en la ventana”, respondían. “Eso es el cine, puro recurso cinematográfico”, concluía Javier.

La siguiente película, `Veredicto final´, mostraba una secuencia de Paul Newman jugando al pinball y bebiendo cerveza. “¿Qué sabemos de este señor? ¿Es un tipo feliz? Sabemos que está bebiendo cerveza de día y que está jugando a una máquina de pinball mientras ve lo que le depara el futuro. Es un hombre que lucha contra todas las sombras que le envuelven. La luz no es así por casualidad”, resumía Ocaña antes de poner la siguiente secuencia. En esta nueva ocasión, la película seleccionada era `Toro salvaje´. Tras haber compartido los primeros minutos con el alumnado, Ocaña explicaba: “Esta secuencia representa la soledad del deportista ante el triunfo o el fracaso. Es una soledad que sólo se intuye y que está acompañada por la música de una ópera, lo que le da a la secuencia un tono de liturgia. También hay un simbolismo de las cuerdas del ring, que equivalen a una prisión”.

Retrocediendo en el tiempo, Javier mostró a continuación un fragmento de `Centauros del desierto´, de John Ford, en el que se contemplaba al regreso de un hombre al hogar familiar. “La puerta que se abre es muy especial y tiene muchos sentidos. ¿Quién la abre? Una mujer. ¿Por qué lo hace ella y no un hombre? Fijaos en la fecha, 1868. ¿En qué año se ganó la guerra civil en EEUU? En 1865, tres años antes del regreso de este hombre. ¿De qué bando es? De los perdedores. La que abre la puerta es una mujer porque en las guerras las que esperan son las mujeres. Fijaos. Todas estas cosas pasan en apenas dos minutos”, apuntaba Ocaña.

La secuencia proyectada a continuación, en la que se mostraba el interior de una prisión, pertenecía a la película `La huida´, de Sam Peckinpah. “Es un inicio muy metafórico. En él vemos a un hombre al que acaban de negar por enésima vez la condicional. Este comienzo quiere mostrar la detención del tiempo a través del congelado de la imagen, el sonido constante de las máquinas, la mirada perdida de Steve McQueen o los flashes del pasado. Es una escena básicamente sensorial que busca ser un espejo que permita hacer sentir lo que siente el personaje”, comentaba al respecto el crítico cinematográfico.

“Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas, elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo”. Estas palabras, leídas por Javier Ocaña a través de una edición en castellano de la novela de Irvine Welsh y pertenecientes a la primera secuencia de `Trainspotting´, le sirvieron a continuación a este crítico como punto de arranque para analizar un fragmento de dicha película. “Lo que acabo de leer está en la página 191 del libro pero John Hodge decide empezar por ahí la película, ya que ese comienzo es mucho más impactante que el de la novela”, apuntaba Ocaña tras la lectura.

A continuación éste elegía un fragmento de `Reconstruction´, una película danesa que nunca se ha llegado a estrenar en España. Tras la proyección de sus siete minutos iniciales, su análisis se centraba en aspectos como la música elegida para generar una atmósfera de encuentro fortuito, el tono de la voz en off o el humo del tabaco presente en el bar en el que transcurría la historia.

Durante el resto del seminario, Javier Ocaña mostró otra media docena de secuencias pertenecientes a películas como `Europa´, de Lars von Trier, en la que se anunciaba a través de unos raíles y de una cuenta atrás la llegada de un hombre al continente, o `En busca de Bobby Fischer´, secuencia protagonizada por la voz en off de un niño. A éstas siguió el visionado de los primeros minutos de `Storytelling´ (traducida al castellano como `Cosas que no se olvidan´), una película “que busca provocar desde el primer segundo”, en palabras de Ocaña, secuencia a la que siguieron otras de obras cinematográficas como `Rosencrantz y Guildenstern han muerto´, `Tristram Shandy. A cock and bull story´, `La red social´ o `Sydney´.

Javier Ocaña, que ya ha impartido seminarios en anteriores ocasiones de este curso, volverá a Valladolid entre el 10 y el 18 de octubre, fecha en la que tiene previsto impartir el curso `Francotiradores del cine independiente´. El curso en el que ha impartido el seminario de este miércoles se prolongará a lo largo de todo el mes de agosto. Aunque para poder asistir a estas sesiones hay que estar matriculado, existe la posibilidad de asistir a una actividad paralela y de carácter gratuito, consistente en un ciclo de proyecciones cinematográficas. Esta semana, por ejemplo, hay un ciclo de cine portugués contemporáneo en el que se proyectarán las películas `Recuerdos de la casa amarilla´ (jueves 22, 19.30 horas) y `Los misterios de Lisboa´ (viernes 23, 17 horas). La próxima semana, el ciclo concluirá con cuatro obras de Max Ophüls: `Carta de una desconocida´ (lunes 26, 19.30 horas), `El placer´ (martes 27, 19.30 horas), `Madame de…´ (miércoles 28, 19.30 horas) y `Lola Montes´ (jueves 29, 19.30 horas). Todas las proyecciones están teniendo lugar en el Aula Mergelina.

Noticia relacionada:

Un Comentario

  1. Pingback: Los cineastas más insólitos y arriesgados… en un curso de Javier Ocaña | Tam-Tam Press

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: