Once poetas detonan sus versos contra los desahucios en Astorga

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde astorgaredaccion.com

La poesía social y la palabra comprometida se dejaron oír en las fiestas de Astorga como un detonador. Once poetas y artistas levantaron su voz en favor de los ‘sin casa’ en el recital poético de Stop Deshaucios, celebrado el pasado martes en el Jardín de la Sinagoga.

Armados con la palabra y sus canciones, Felipe Zapico, María José Cordero, Javier Massai, Yolanda Martínez, Toño Morala, Clara Martínez, Ángel Casado, Carlos Huerta, Sergio Castrillo, Javier Morán y Abel Aparicio —éste último se encargó de organizar el evento—, clamaron contra los desahucios que “son des-ucios en manos de los de siempre”, como comenzó Toño Morala en su poema ‘Hay que pararlos’ que continuaba así:

Terroristas del ladrillo, y en sus manos las cajas de ahorro, que deshabitan las almas y las vidas.
Las lágrimas mueren entre las paredes, mientras los techos se hunden en la injusticia.
Los niños y las niñas sufren el frío de la indiferencia en lugares umbríos.
Y esos rostros robados de dignidad y olvido, deambulan por las calles del vacío.
El espanto y las angustias laten en corazones humanos, mientras los humanismos verbales
se van al carajo, no son necesarios. (…)

Según la plataforma Stop Deshaucios, en los juzgados de Astorga se apilan los expedientes de más de un centenar de desalojos, detrás de los cuales hay familias que se irán…

A la puta calle
a la puta calle
a la puta calle,
pero
desahucios
aquí no
desahucia
ni dios
ni pedal
ni cos. (…)

Recitaba como una ametralladora con su voz rotunda Felipe Zapico en un poema dedicado a la número dos del PP, María Dolores de Cospedal (cos pedal, pedal cos) a la que deseó…

clávate la peineta
fuerte
muy fuerte
y
entrégate
a la clausura
pedal pedal pedal
cos pedal
lárgate
y no vuelvas.

No fue un recital cómodo porque todos los que se subieron al templete del Jardín de la Sinagoga hicieron

Detonar palabras en las paredes
para romper el silencio de las miradas

Dibujar en el cara a cara
el dedo que señala al criminal. (…)

como empezaba diciendo el poema de Abel Aparicio.

Fue una tarde-noche de denuncia, sin alambiques, la palabra desnuda y con su pleno significado.— — —

  1. Pingback: Once poetas detonan sus versos contra los desahucios en Astorga « Retazos de un escritor

  2. Pingback: Once poetas detonan sus versos contra los desahucios en Astorga | Retazos de un escritor

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: