Editores “inclasificables”, independientes y autogestionados (y II)

Meninas Cartoneras y Colectivo Gigante. Foto: L. F.

Meninas Cartoneras y Colectivo Gigante. Foto: L. F.

Este domingo, 22 de septiembre, finalizaba en Salamanca la II edición de ‘Inclasificables’, un encuentro de editores, en el que además de la exhibición de una treintena de proyectos editoriales se han realizado dos exposiciones, una mesa redonda sobre autoedición y un taller de ediciones cartoneras.

Por LAURA FRAILE
(ultimocero.com)

El elemento central de esta segunda edición de Inclasificables ha sido la participación de esta treintena de editores, que a lo largo de estos tres días han repartido sus principales publicaciones por el patio de la Biblioteca Pública de la Casa de las Conchas. Uno de estos proyectos ha sido Papeles Mínimos Ediciones, una iniciativa impulsada en Madrid en la que participan personas como Imanol Bértolo, José Luis Cancho o Montse Lago, a las que hay que añadir “mucha otra gente en la sombra que no puede aparecer por razones de espacio”, en palabras de Imanol. Una de las colecciones de este proyecto son los Dúplex, unas plaquettes surgidas de la colaboración entre un artista y un escritor. Por el momento llevan dieciocho títulos editados. “Las sacamos cuando hay tiempo y dinero”, continúa Imanol. También editan Los monos de Dúplex, otra propuesta en la que en esta ocasión interviene un único autor. Además, durante la primavera pasada Papeles Mínimos Ediciones inició una colección de libros. Por el momento han publicado tres títulos: `33 dibujos (1986-1987) Drawings´, de LPO (Luis Pérez Ortiz), `Retrovisor´, de Martín López Vega y `Lento proceso´, de José Luis Cancho (autor, por cierto, que aprovechó la presentación de este libro en Salamanca para acercarse por este encuentro de editores).

Esta edición ha contado también con la asistencia de Martín López, del proyecto Ediciones Valientes, impulsado desde el año 2007 en Valencia. Entre sus publicaciones destacan el comic `Kovra´, que va por su quinto número y que tiene una periodicidad anual o `El Temerario´, en el que se combinan la ilustración y el dibujo, y que va por su octavo número. Martín destaca también el comic `Playground´, de Berliac, constituido por una biopic de John Cassavetes, el primer director de cine independiente norteamericano o `A´, publicación a la que éste define como “un juego entre el error y la gráfica sucia”.

Óscar Martínez y Jaime Narváez dieron origen a Ediciones Puré, un proyecto editorial a medio camino entre Madrid y Cuenca que también ha sido presentado en Inclasificables. Esta iniciativa ha permitido la publicación de propuestas como los Cuadernos Puré, unos fanzines elaborados por personas vinculadas a la Facultad de Bellas Artes de Cuenca que llevan diecinueve títulos publicados, o Panorama, un libro desplegable de fotografías de un único autor y compuesto por diez imágenes. Hasta ahora sus seis números editados han recogido temáticas como los carnavales de Galicia, las tomas de unas cámaras de seguridad hackeadas, zoológicos o un reportaje alternativo de la ciudad de Cuenca en el que se muestra un cartel de “matanzas a particulares”, puzles hechos a tres euros o una alcantarilla en la que Cuenca aparece escrito como Cuneca.

Desde Valencia ha acudido Marta Pina, de la Colección Pusilánime, nombre que corresponde a un proyecto gráfico de reducidas dimensiones (7×9) en el que se elige a un autor para que elabore un proyecto con la técnica y el tema que desee. Estas pequeñas publicaciones, de las que por el momento han llegado a publicarse nueve números, han salido editadas con títulos como `Nada fantástico´, `En dos tiempos´, `Cuentos grotescos´ (realizada por la propia Marta) o `Elegancia y saber estar´. A mayores, este proyecto editorial tiene un taller de edición denominado Industrias lentas.

También desde Valencia, aunque su impulsor es tinerfeño, llegaba el proyecto Arròs Negre, ideado por Elías Taño. “Esta iniciativa nació con un fanzine elaborado al modo del cadáver exquisito, en el que solicitaba a los colaboradores que reflexionaran a través de un texto o ilustración sobre una frase o un verso de personas como Benedetti, Simón Bolívar o Miguel Hernández. Las colaboraciones, realizadas a dos tintas, tenían que cumplir tres premisas: tener una determinada acción, un objeto en concreto y un determinado personaje”, explica Elías. “Mi línea editorial tiene un sentido político con el que busco expresar mi pensamiento libertario”, continúa. Prueba de ello son dos de sus publicaciones: `Cancionero revolucionario´ y `Ladran, luego cabalgamos´.

G (Gadea) y iulius iniciaron en Madrid el proyecto editorial de Nanoediciones, caracterizado por las pequeñas dimensiones de sus publicaciones. Esta iniciativa, que surgió cuando el propio iulius empezó a editar los textos que iban surgiendo en los talleres de creación literaria a los que asistía, se topó un día con G. “Tenía interés en la autopublicación, ya que quería publicar unos poemas de mi madre. Buscando por Internet di con él a través del Twitter. Después inicié un punto de distribución en la casa rural en la que trabajo, aunque pasó un año hasta que nos conocimos en persona. En todo ese tiempo establecimos un proceso de trabajo por Gmail para editar los textos que nos llegaban. Nuestras publicaciones pueden descargarse gratuitamente. También hemos hecho colaboraciones con eventos como el Festival Micro de Huesca y en breve colaboraremos con La más bella”, explica G, que aprovechó su asistencia a este encuentro para realizar una performance.

El bogotano Alexander Ríos, que actualmente vive en Madrid, decidió sacar adelante un proyecto editorial para autopublicar sus trabajos. Su primera publicación fue `Libro volante´, un fanzine que cuenta con unas portadas elaboradas con recortes de carátulas de discos así como con imágenes tomadas de libros de arte y literatura. Por el momento Alexander ha publicado una edición de 1000 ejemplares. A este trabajo hay que añadir otros como `La probabilidad de accidentes aéreos ha subido al 11%´, `Tragedias y otras ridiculeces´ (ambos editados en Bogotá) o `101 soluciones para salir de la crisis´, un minilibro que ofrece propuestas como “deje de usar la palabra crisis”, “vaya a un país donde lo que usted llama crisis allí sea lo normal” o “piense como un alemán”. Este libro va por su tercera edición. A esto hay que sumar una publicación llamada `Sobre vivir del arte´, el último título autopublicado por Alexander, en el que éste intercala reflexiones acerca de su experiencia personal en este ámbito.

Carolina Espinoza y Silvia Ramírez acudieron este año por segunda vez al Inclasificables para ofrecer un taller de ediciones cartoneras, participar en una mesa redonda sobre autoedición y para mostrar su proyecto editorial de Meninas Cartoneras. Entre las novedades de esta iniciativa está la publicación de un poemario de Marcos Ana (un poeta que fue encarcelado durante la dictadura franquista por un periodo de 23 años y que empezó a escribir durante su encarcelamiento), la antología de cuentos `Tres más cuatro´, integrada por siete autores de Bolivia, Argentina y Colombia o `Abrirán las grandes alamedas´, título que corresponde al último discurso de Salvador Allende, pronunciado por radio el 11 de septiembre de 1973. “Aprovechamos el cuarenta aniversario del golpe militar para hacer una lectura encadenada en Chile y España. En Santiago publicamos un libro de relatos integrado por los textos de personas que vivieron ese día o de personas a las que les habían contado lo que sucedió”, explica Silvia. En estos momentos están preparando un nuevo título llamado `Nos habita´, un proyecto que ha nacido de una colaboración con la ONG Colores de Calcuta. “El libro incluye los textos de tres poetas de Italia, Chile y Canadá que hablan sobre los viajes. El 50% de lo recaudado irá destinado a esta ONG”, concluye Silvia.

Desde Ponferrada, Madrid y Palencia han acudido Adrián A. Astorgano, Lidia Aguaviva y Juan Carlos Andrés, integrantes todos ellos del Colectivo Gigante, con sede en Salamanca. Aunque su andadura aún es breve (nacieron el pasado mes de mayo), por el momento han editado títulos de proyectos propios como `White face´, `Decían´, `Bocetos´, `Herror´ o `Judith´, este último surgido a raíz de una anécdota personal inquietante.

Esta segunda edición de Inclasificables ha contado también con la participación de Zoográfico, un proyecto liderado por Rodrigo que combina gráfica y poesía. “Ahora es fácil editar un libro, así que he optado por darle una vuelta a esta idea y meter ilustraciones, collages, un tipo de encuadernación especial… No son libros al uso”, explica Rodrigo, que también es coeditor del fanzine Vinalia Trippers. Por poner algunos ejemplos, éste ha realizado publicaciones como `Las derrotas´, escrita por el poeta José Naveiras e ilustrada y diseñada por Rodrigo, que ha sido realizada con el formato de una libreta. Otra de sus publicaciones es `Señora, se está usted colando´, de Mario Boville, que incluye una chapa con las fotografías de diferentes señoras de un archivo de pensionistas de Argentina. A esto hay que añadir `2000 mgs´, un librito en el que han colaborado 27 poetas a los que han entremezclado los versos y cuyo formato es el de una caja de medicamentos o `Y vosotros… ¡Qué decís!?´, de Jon Andoni Goikoetxea Uriarte, una propuesta de fotopoesía inspirada en una estatua de Ibarrola. Rodrigo ha organizado el festival Valiente Inverso en compañía de Marcus Versus (editor de Ya lo dijo Casimiro Parker, también presente en este encuentro), un evento que tendrá lugar los días 27 y 28 de septiembre en Madrid, y en el que habrá recitales poéticos y presentaciones del trabajo de varias editoriales.

Jorge San Román ha venido desde Segovia para presentar El Garzo Ediciones, un proyecto iniciado en el año 2005 para editar materiales propios que carecían de otros canales de distribución. Desde entonces Jorge ha publicado libros como `Il guerrieri sonno morti´, una obra de humor negro ilustrada por Il Miracoloso que cuenta con textos de Caesar y Nam Ornas o `Duelos y quebrantos´, un trabajo integrado por ilustraciones de Il Miracoloso y cuentos de Germán Coppini y de Jorge San Román. A esto hay que añadir la publicación de `La extraordinaria vida del Señor Wences´, una biografía de este ventrílocuo de la localidad salmantina de Peñaranda de Bracamonte que fue amigo de cuatro presidentes de los EE.UU., participó en varias películas de Hollywood y que es el único español al que dedicaron una calle en la ciudad de Nueva York. Este libro ha derivado en un documental llamado `It´s ok? It´s all right! La extraordinaria vida del Señor Wences´, un trabajo que se comercializará el próximo año.

Irene López, integrante del proyecto editorial feminista Mujeres con pajarita, acudió desde Madrid para presentar sus publicaciones y para participar en una mesa redonda sobre autoedición. De origen murciano, cuenta que todo comenzó cuando un grupo de amigas formaron un colectivo que derivó en una fiesta Riot en un bajo alquilado de Murcia. “A partir de ahí, nuestra idea fue hacer un fanzine con el espíritu de esa fiesta elaborado por mujeres desde los principios del Riot girl, la autogestión y el crowdfunding”, apunta. Así fueron apareciendo títulos como `Apuntes para el fin del mundo´ o el `Bragazine´, realizado a partir de una colaboración con el colectivo Una buena barba e integrado por “entrevistas a mujeres que lo petan”, tal y como señalan en su portada. (Por cierto, entre estas mujeres está la vallisoletana Bea Esteban, impulsora del programa radiofónico feminista Hacia el sur en el Atlántico y una de las creadoras del fanzine Ramalazo).

Además, Irene ha generado el proyecto Think arts, una propuesta en la que se invita a un máximo de diez personas para que realicen una videoconferencia sobre temas como la crítica de arte en los medios digitales, los fanzines y las mujeres, la edición independiente, el paseo como reflexión política o el activismo sonoro. Esta iniciativa, que surgió siguiendo el modelo del Think Commons, iniciará en breve su segunda temporada (todos los vídeos pueden verse desde su página web).

Por último, otro de los proyectos editoriales presentados este fin de semana ha sido el de El Estado Mental, una propuesta presentada este sábado por Fidel Moreno en una mesa redonda sobre autoedición moderada por Jara Calles en la que también intervinieron Virginia de Diego (Sándwich mixto), Silvia Ramírez (Meninas Cartoneras) e Irene López (Mujeres con pajarita). “El Estado Mental surgió en el año 2009 en el clima de incertidumbre que trajo consigo la quiebra del capitalismo financiero. En ese momento nos juntamos unas personas para hacer una revista y tratar de saber qué estaba pasando. Queríamos hacer una revista para volver a contar la realidad, una publicación que fue entendida como una conversación infinita. Nos juntamos cinco o seis personas, pero contamos con un centenar de colaboradores”, explica Fidel. La revista en cuestión, que se llama `Tenemos que hablar´, salió publicada en enero de 2011 y por el momento se han vendido 6000 ejemplares. Después comenzaron un programa de radio online llamado `El Estado Mental radio´, emitido durante tres meses. Entre sus próximos proyectos está el de retomar la revista, pero haciéndola con una periodicidad mensual.

Noticias relacionadas:

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: