Cabañuelas teatrales

Cabañuelas.

Por MAGDALENA ALEJO

En lo que va de mes hemos asistido a lo que puede ser el panorama teatral de todo el año: diverso, controvertido y prolongado en su incertidumbre. Como el método de pronóstico meteorológico, las cabañuelas,  podemos decir que el tiempo teatral viene cargado de borrascas, vientos y tormentas.

Empezamos con unas desafortunadas palabras, desde mi punto de mi vista, de Concha Velasco que ha estado recientemente en Valladolid, en el teatro Calderón, con la obra Hécuba. Durante una entrevista que realizó en Televisión Castilla y León declaró que dormía siesta porque trabajaba, y continuó explicando que los únicos que no tenían derecho a ella en este país, remató la faena, eran los parados… ¡Vaya joya!

De las declaraciones a los hechos: las protestas de los vecinos del barrio de Gamonal, en Burgos, han conseguido paralizar las obras del proyectado bulevar en su zona y reciben el apoyo de amplios sectores sociales. Curiosamente, estos días que se desarrolla el festival Escena Abierta en la ciudad no hay artista que pase por el certamen que no dedique su representación a estos héroes anónimos. Ahora todos son de Gamonal… El espíritu reivindicativo de estos vecinos burgaleses se va a implantar este año en toda protesta. Ya se habla del “efecto gamonal”…

Pero entre unas cosas y otras comenzamos el año con la incertidumbre de no saber cómo está la profesión teatral en esta región. Sería buen momento para conocer algunos detalles sobre el sector de las artes escénicas y la profunda miseria en la que navega. Las instituciones deberían ofrecer información concreta que ilumine a los profesionales en el momento presente y la sociedad no estaría de más que pudiese disponer de un mapa actualizado con las previsiones de estas modalidades artísticas, unos oficios que adivinamos en evidente peligro aunque no contemos con un diagnóstico preciso.

No sé si desde la Unión de Actores y Bailarines de Castilla y León, sindicato que por suerte continúa al pie del cañón, o en colaboración con las empresas del espectáculo, podrían aportar las variables del sector para saber por dónde nos andamos todos.

¿Hasta dónde se quiere bajar  el listón de la profesión actoral en algunas iniciativas que se están llevando a cabo? El teatro Calderón de Valladolid convoca un casting para la nueva producción de Blanca Portillo. Ofrecen una primera prueba con un posible curso de formación en Madrid cuyos gastos tienen que pagarse los propios profesionales, y si no eres seleccionado finalmente, al menos, lo puedes poner en el currículum. Yo tengo fotos con algún actor famoso de este país, ¿me vale para la currícula? Me quedo mucho más tranquila si es así, mi formación es más amplia y densa de lo que pensaba.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: