Un extraordinario amigo y un libro extraordinario

Portada del libro editado por Mr. Griffin.

Portada del libro editado por Mr. Griffin.

Por LUIS GRAU LOBO

Estas páginas sin celulosa que retumban tan a menudo y tan bien, acogen habitualmente (y es bueno que así sea) noticia de actos culturales de muy variada condición. Teatro, cine, música, poesía, cómic… casi todo cabe y todo deseable e inabarcable. Pues bien, hoy vuelvo a aquí, tras meses de otros trabajos y exilios, a hablar de un asunto de la cultura que poco se deja ver, un punto por discreción y uno por rareza. Vengo a hablar no de mi libro, sino del libro de un amigo. De que ha editado un amigo.

Afronto para ello un problema, y de antemano lo confieso: mi amigo, que es un muy buen amigo, uno de esos poquitos que pueden llamarse así en toda la extensión del término, no quiere confesar su nombre. ¡Nunca! Ni le gustan la notoriedad ni las luces de los focos. Y ni siquiera firma sus trabajos al modo tradicional, pues le interesa tan sólo hacerlos bien, no vanagloriarse de ello. Es un tipo raro en estos días. Quizás por eso le aprecio tanto.

Pues bien, sorpréndase, mi amigo es aún más excepcional. Porque se ha metido de lleno, en estos días que corren, en el inclemente mundo de la edición de libros. Solo, sin más pertrechos que su experiencia y buen hacer de muchos años editando para otros, ni más medios que su propio y limitado peculio y su ilimitado entusiasmo. Y más aún, haciendo gala de una bizarría y empeño dignos de mejor bardo, los libros que edita son “peculiares”, todos ellos fruto del minucioso esmero con que uno hace lo que realmente le apasiona y de la convicción y eficiencia con que uno hace lo que sabe hacer.

Les hablaré del último, porque quizás sea el más extravagante, si es que no han concluido ya que mi amigo es un tipo de esos que ya no quedan. Imagínense. Escojan el texto biográfico de un norteamericano del último tercio del siglo XVIII, nunca traducido al castellano en el que cuenta muy amena y jocosamente episodios de su peripecia durante la guerra de Independencia de los Estados Unidos. Añádanle que es necesario traducirlo, claro, y como mi amigo domina perfectamente la lengua, se pone a ello y tras meses de labor y documentación exhaustiva logra trasladar a nuestros días y nuestro idioma las chanzas y dobles sentidos de un cachondo de hace más de doscientos años y del otro lado del océano con una fluidez y precisión que nunca desafinan. Póngale ahora un estudio brillante acerca del contexto histórico y cultural en que desarrollan las andanzas del susodicho, unas notas precisas, una extrema pulcritud por la edición del texto y el pulido de correcciones y demás duendes perversos de la escritura. Y finalmente materialícenlo en un ejemplar de noble encuadernación, anglosajón en su discreta compostura, una de esas obras de editor –figura en extinción– en las que coinciden autorías sin que se noten las costuras y los tiempos, de esas que distinguen una biblioteca y alaban el gusto de quien lo ojea, y no me dirán que no es insólito esto que les cuento. Y si es extraño, es porque es extraordinario; mi amigo y su libro. De ahí la cita de Horacio (Odas, 4, XII, 28) que orla la portada del libro: Dulce est desipere in loco: “Es agradable perder el juicio de vez en cuando”. No se refiere al protagonista, creo yo, sino a él mismo. Gracias, amigo, por estas chifladuras tuyas.

NOTA: El título de esta rara avis, por si alguien quiere leerlo, es éste: Las aventuras de Jonathan Corncob, leal refugiado americano. Escritas por él mismo. Mr. Griffin editor, León, 2013.

Un Comentario

  1. Pingback: “menoslobos” en la Feria del Libro de León | Tam-Tam Press

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: