Carlos Iglesias : “Dos francos, cuarenta pesetas”

Cartel "2 francos, 40 pesetas"
Cartel de la película

El realizador astorgano Javier Gutiérrez “Saberius” conversa con el director Carlos Iglesias sobre la segunda parte de la película “Dos francos, cuarenta pesetas”. Un nuevo relato sobre el fenómeno de la emigración de españoles a Europa, ambientado en esta ocasion en la mitad de la década de los setenta.

Por JAVIER GUTIÉRREZ  ‘SABERIUS’
Desde astorgaredaccion.com

—Carlos, en esta segunda parte de ‘Un franco, catorce pesetas’, que con ‘Ispansi’ también se podría reconocer como una tercera parte de la trilogía, incorporas nuevas situaciones y personajes a tenor de la época en la que tiene lugar, a mediados de los años setenta…

—En efecto, en el año 74 se había producido la Crisis del Petróleo, el fin inminente del Caudillo, había un nivel de vida muy diferente respecto al de principios de los sesenta, acortándose la distancia con respecto a otros países europeos, y se trataba de desarrollar aún más ese homenaje a su padre que me había propuesto en la primera parte Eduardo Campoy al leer mi guión, insistiendo en que nadie iba a dirigirla tan adecuadamente como su propio autor. Hay que recordar cómo del año 60 al 65 se produce una emigración de españoles próxima a los cuatro millones, y la Suiza de entonces ya no es la misma… Existen nuevos personajes basados igualmente en otros reales, como el del cura cantaor de saetas, las catequistas enviadas desde España para cuidar de la moral de las hijas más jóvenes que viajaban solas, la mujer maltratada que vive la felicidad a través de sus hijos, el evasor de impuestos opusino tratando de cruzar la frontera con la maleta llena de billetes, todo pasado por el tamiz de frescura, espontaneidad y casticismo de mi padre…

—El hecho de recrear aquella época supuso un nuevo reto…

—El cine de época es muy caro… Por eso se dice que existen escasas películas sobre estos momentos históricos… Y en concreto ambientadas en la transición quizás las más representativas son ‘Asignatura pendiente’ de José Luis Garci y ‘Siete días de Enero’ de Juan Antonio Bardem… Tras haber logrado filmar una película como ‘Un franco catorce pesetas’ con un presupuesto más ajustado, tuvimos un nuevo handicap en la segunda parte, porque se produce el momento de la crisis, con el cierre de las televisiones y productoras…

—… y eso que la situación actual tiene grandes parecidos con la de entonces… Además, existen proyectos para continuar la serie de las comedias… ¿Hay alguno para el desarrollo de ‘Ispansi’?…

—Es cierto que se están produciendo situaciones similares… Sin ir más lejos nos dijeron que la ciudad de Sangalem se está llenando de españoles… Además, en aquella época, hay que tener en cuenta que cada tres años se devaluaba la peseta… En la primera parte el drama residía en el regreso, así eran las vivencias de mi padre… Sin embargo ‘Ispansi’ se basaba en las experiencias de otros, profesores y exiliados, y la historia se cerraba en aquella película, por lo cual no había motivos para continuarla…

secuencia de
Una imagen de la película.

—Me ha llamado mucho la atención la forma de engarzar los recuerdos relativos a las anécdotas de la primera parte, con expresiones en torno a los comentarios que se hicieron y las vivencias que los personajes tuvieron, en ocasiones en medio de un fundido en negro, como si se tratara de rescatarlo del propio subconsciente…

—Te refieres al guiño respecto a los edredones que habían tomado por colchones o a la playa nudista y todos los equívocos… Lo cierto es que es increíble la cantidad de espectadores que nos han comentado que ya conocían la primera parte… Y esta es una mayor forma de conexión con ellos…

—Aparecen nuevos temas como el ‘hippismo’, que prefieren llamarlo en Suiza un ‘estilo de vida alternativo’…

—…o te puedes imaginar hasta qué punto eran comprometidos con aquella forma de vida, a pesar de todo el progreso y lo políticamente activos: habitaban granjas muy antiguas, casi del siglo XVIII y tenían bañeras como las de las películas del Oeste… El mayor reto es que por una parte fuera una película muy ligada a la primera y a la vez que se pudiera ver como independiente… Además, era preciso clarificar temas como la posible paternidad de la hija de Hanna… Si duda siete años más tarde se había logrado un cierto nivel de vida, con las playas y tascas llenas… Reproduzco en la misma el  recuerdo personal de un viaje que decidí realizar en Interraíl, que por aquél entonces costaba el ridículo precio de 3.566 pesetas y podías hacer uso de él durante un mes por casi todos los países de Europa y si cogías otros trenes secundarios tan sólo te costaba la mitad del billete… Además podías descansar dentro de las estaciones…

—La convivencia interracial se amplía a los latinos, mulatos y africanos…

—Bueno, hay que tener en cuenta que la joven de la que se enamora nuestro joven protagonista es la hija del director general de Rolex en Colombia, y el padre la había enviado a Suiza a aprender el idioma, aunque ella decide enrolarse voluntariamente en uno de estos grupos que convivían en una especie de comuna… En realidad la emigración sudamericana ha sido más reciente… Suiza, por aquél entonces, tenía muchas filiales de sus empresas en Brasil, Méjico, etc… Por este motivo muchos de sus directivos o empleados se casaban con nativas y así se formaban familias mixtas que llamaban mucho la atención… En el fondo ‘el color de su piel en ocasiones les atemorizaba a los vecinos’… Uno de los personajes que en un principio parecía más chocante y con el que tenían ciertas reservas es con el médico negro que será el responsable del parto de la familia española…

otro cartel

—Se notan ciertos cambios en la aldea de Uzbil…

—En las zonas rurales existe el mayor aliciente del turismo de invierno por el atractivo de los Alpes. Por otra parte, los valles han vivido de la industria, y los que son fértiles han sido muy habitados… El setenta por ciento de las zonas de alta montaña tenían una población cercana a los siete millones de habitantes… Algo que aquí sería impensable… Lo más palpable es esa crisis de la energía, que provoca la inflación y la carestía en el precio del petróleo y que afecta a toda Europa… Esto hizo que se paralizara toda la industria… No podemos olvidar imágenes de Holanda con sus carreteras, gasolineras y vías de tránsito casi desiertas… La derecha suiza llegó a hacer un referéndum para lograr el apoyo que les permitiera frenar la inmigración con la aprobación de un cupo máximo de inmigrantes y estuvo a punto de conseguirlo; no salió adelante por muy pocos votos…

—Una situación que quizás nos pueda recordar a estos momentos con la entrada masiva de inmigrantes en las ciudades españolas en Marruecos…

—A la miseria no se le puede poner fronteras… Cuando los habitantes de un país no tienen nada que perder… Siempre seguirán intentándolo… En ocasiones, si proceden de un país en conflicto, tan sólo tienen la alternativa de morir en otra guerra, y llama la atención cómo a pesar de la pobreza, cada una de las chabolas tiene su parabólica, y para ellos son familiares las imágenes de la calidad de vida de los europeos, y es lo que provoca el efecto llamada, aunque en ocasiones este nivel de vida sea engañoso, sobre todo con la crisis… Sin embargo, para ellos, la mayoría de las veces ocurre que lo peor de aquí es lo mejor de allí… El infierno de unos es el cielo de otros…

—Respecto a las características de la película, esta parece más coral, más berlanguiana, con un mayor número de personajes…

—Hay más alboroto, que aparece también en la frescura de los personajes, en las historias de los abuelos, el cura cantaor de flamenco… Hay situaciones de entonces que ahora resultan especialmente divertidas, como las que provoca la ausencia de información, ya que apenas había teléfonos y las conferencias eran muy caras, además, cuando les llegaba una postal o carta ya te encontrabas en otro país, mucho más lejos de lo que tu familia se estaba imaginando, viviendo algo completamente diferente…

Otra secuencia del film
Imagen de la película.

—Los paisajes retratados son sencillamente asombrosos…

—Verdaderamente notables, captados por un equipo de setenta técnicos… Además, una de las cosas que llama la atención sobre todo es la armonía de los pueblos con el paisaje, el diseño humano de estas construcciones que lo embellecen aún más… En nuestro país, por ejemplo, interesa menos la estética, los proyectos urbanísticos obedecen a la especulación y el negocio, al hecho de construir edificios con los materiales más baratos para lograr un mayor margen de beneficio, aunque tengan problemas estructurales, aparezcan humedades o se deterioren en pocos años… Allí sin embargo cuidan tanto los materiales como su integración con el entorno, aportan esta mencionada armonía al paisaje…

—Se nota que debe existir un extenso material grabado en exteriores, entre los entornos naturales… ¿Habéis pensado realizar algún montaje con este valioso material?…

—No hemos pensado aún en ello, pero sería una idea interesante… Lo que sí tenemos en mente es una propuesta a la Oficiona de Turismo: que todos aquellos que lo deseen puedan realizar la ruta de ‘Un franco, catorce pesetas…’, recorriendo el mismo itinerario que en la película…

—Por último, supongo que será inevitable la pregunta en torno a una posible tercera parte…

—Hay muchas ideas pero ahora mismo se encuentra supeditada a los resultados de taquilla… De momento ha funcionado muy bien con los pases del público, incluidos los coloquios que se han ofrecido, que han resultado increíbles… En Madrid, en Barcelona, en el Centro Niemeyer de Avilés, etc…

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .