Fernando Ampudia lleva a La Dulzaina sus animales amaestrados

Cartel de la exposición.
Cartel de la exposición.

Fernando Ampudia no se prodiga en exposiciones, pero cada una de las que ha realizado ha sido memorable. Estos días cuelga sus últimos cuadros pintados sobre palés, bajo el título de “Animales amaestrados”, en el café-bar La Dulzaina (calle Serradores, nº 1, en el Barrio Húmedo leonés), para deleite de amigos y parroquianos, que los podrán disfrutar durante todo el verano.

Por ELOÍSA OTERO

Fernando Ampudia.
Fernando Ampudia.

“El que va a pintar es como el que va a pescar, que rara vez sabe qué es lo que va a salir; un día pescas una cosa y otros otra, e incluso puedes no sacar nada”. Así resumió alguna vez el artista leonés Fernando Ampudia la manera de enfrentarse a su quehacer pictórico.

En 2007-2007 colgó las obras de su “Jardín maniático” en las paredes del Colegio Oficial de Arquitectos, en León. Y en 2008 mostró su “Salón de rechazados” en el Salón de Prensa del Diario de León. Aquellas fueron grandes y preciosas muestras, pero lo normal es que las obras de Fernando Ampudia permanezcan durante años en el sótano de los inéditos. Sin embargo, no ha parado de pintar desde que en los 90 realizara algunas exposiciones en bares como El Cardo y La Dulzaina, y a éste último local regresa estos días de verano. Además, durante estos meses se pueden contemplar otros dos cuadros suyos en la magnífica exposición de fondos artísticos de la Diputación comisariada por Luis García desde el Instituto Leonés de Cultura, “Lecturas para una colección”.

“Curiosamente casi siempre he pintado sobre palés, sobre tabla; en los lugares donde he trabajado (en una imprenta, en un almacén, en una editorial…) siempre se han manejado los palés, así que lo he tenido siempre a mano. Aunque también he pintado sobre cartón y otros soportes, tal vez pintar sobre palé sea la marca de la casa…”, apunta el propio Ampudia sobre esta característica singular de sus obras.

Como advirtió su amigo el poeta Antonio Manilla, con motivo de la exposición “Salón de rechazados”, los cuadros de Ampudia, “como hijos ilegítimos”, de vez en cuando le piden a su autor “que los reconozca y dé carta de naturaleza, apellido, un lugar en el mundo”. También se lo piden sus amigos y cuantos valoran la obra sugerente, siempre plagada de sorpresas, de este artista ingenioso y lleno de guiños, que sabe cómo volcar en sus creaciones su peculiar sentido del humor.

Una de las obras de Ampudia que se puede ver en el Centro Leonés de Arte (CLA), en la exposición "Lecturas para una colección".
Una de las obras de Ampudia que se puede ver en el Centro Leonés de Arte (CLA), en la exposición “Lecturas para una colección”.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .