Las mujeres peshmerga también combaten a los yihadistas (IV)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El fotógrafo leonés JM López continúa con su nueva serie de reportajes para Tam Tam Press, en esta ocasión desde un país asolado por uno de los conflictos más sangrientos de los últimos años, Irak. 

Por JM LÓPEZ/AFP
(Texto & Fotografías)

Son las 11 de la mañana y el calor ya es sofocante. En el campo de entrenamiento que los combatientes peshmerga tienen a las afueras de la ciudad de Suleimaniya un grupo compuesto por 50 mujeres permanecen en formación. En total, unas mil soldados repartidas en cuatro batallones integran la división femenina de los peshmerga. Las últimas acometidas de los yihadistas del Estado Islámico han llevado a muchas de ellas, hasta ahora a cargo de tareas administrativas y logísticas, a la primera línea de batalla y han disparado el reclutamiento de jóvenes. “Seguía lo que estaba ocurriendo por televisión y escuchaba los testimonios de las cristianas o las yazidíes que habían sido violadas o vendidas como esclavas y no dudé en alistarme para poder defenderme en caso de que entrasen en mi ciudad”, comenta Layla Sidid, de 22 años, que dejó sus estudios de magisterio en Erbil para empuñar un arma.

Literalmente peshmerga en kurdo significa “los que se enfrentan a la muerte”. Estas unidades de autodefensa han existido desde el nacimiento del movimiento independentista kurdo en la década de 1920 y, en la actualidad, constituyen un ejército no regular que trata de ser el embrión de las Fuerzas Armadas del Kurdistán. La tradición familiar también esta detrás de este aluvión de reclutamientos. Tal es el caso de Zayra Yousef, tiene 22 años y su sueño era estudiar periodismo y viajar pero la guerra la obligó a alistarse. “Mi padre y mis hermanos son peshmerga y están combatiendo contra los yihadistas en Jalawla, para mi sería un honor luchar a su lado”, afirma la joven. Sin demasiada preparación y con un armamento bastante deficiente se enfrentan a la amenaza del Estado Islámico que se extiende por su territorio, para ello ahora cuentan con la ayuda de EE.UU. que, ante la nueva situación creada, ha comenzado a mandar equipos y asesores sobre el terreno, pero no entran en combate.

En esta academia militar la coronel Nahida Ahmad es la encargada de instruir a las reclutas. “Las mujeres kurdas son tan válidas para combatir como cualquier hombre. Somos tan valientes como ellos. En la guerra, el sexo es lo de menos, lo importante es tener el dedo firme en el gatillo y apretarlo cuando sea necesario”. Además, ellas cuentan con un arma extra, pues parece ser que los yihadistas temen ser asesinados por una mujer, ya que esto significaría que no pueden acceder al paraíso y las vírgenes prometidas por Alá.

Con voz marcial Nahida da la orden para que la formación comience a desfilar por el interior de las instalaciones. Seguidamente tiene lugar la clase practica, hoy dirigida al manejo del fusil de asalto AK-47. Con entusiasmo tres voluntarias se ofrecen a mostrar al resto de sus compañeras como montar y desmontar el arma en un tiempo récord. De esta manera, por turnos, van pasando una tras otra ante la atenta mirada de Nahida que no escatima esfuerzos a la hora de corregir la posición de las reclutas a la hora de efectuar el disparo. La sesión termina hoy entonando himnos patrióticos para subir la moral de la tropa.

La presencia de mujeres entre las milicias kurdas no es un fenómeno reciente, aunque ha alcanzado una mayor repercusión ahora que aumentan las voluntarias, muchas de ellas jovencísimas. En menos de una semana Layla Sidid, junto a sus compañeras de promoción, estará combatiendo en Kirkuk, Taza, Jalawla o Duquq. Además de luchar como kurdas por defender la libertad y autonomía de su nación, se enfrentan al Estado Islámico como mujeres, conscientes de que los islamistas radicales están en contra de la liberación de la mujer y las obligarían a llevar velo.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: