¿Quién es nuestro enemigo?

El aguafuerte "¿Por qué esconderlos?" es un grabado de la serie "Los Caprichos" de Goya, publicado en 1799.
El aguafuerte “¿Por qué esconderlos?” es un grabado de la serie “Los Caprichos” de Goya, publicado en 1799.

La pregunta anda suelta por calles y tabernas, redacciones y tertulias, responsables de la cosa pública y agentes de bolsa: ¿Quién es nuestro enemigo? La respuesta no es tan reconocible pero los ciudadanos saben que se viste de mil formas y que ninguna les beneficia.¿Podría detenerse el mundo?

Por JUAN GONZÁLEZ VIZMANOS

El enemigo no es un ser abstracto. Puede ser un colectivo bien definido, una sociedad secreta. Al enemigo hay que ponerle cara para no dar palos de ciego. Sus efectos: destruir la convivencia, apoderarse de los bienes comunes, poner en peligro nuestro futuro. Por ellos se les reconoce.

En épocas recientes han sido los déspotas, los tiranos que mediante engaños hicieron creer a los pueblos que ellos eran los salvadores. Deportaron, asesinaron en masa.

Actualmente han ocupado su puesto los ladrones corruptos, los enchufados tiranuelos, algunos políticos que quieren forrarse a cuenta del ciudadano. Una justicia lenta y llena de obstáculos a duras penas logra generar confianza.

Este enemigo ha ido madurando y tomando formas diversas a través de los dos últimos siglos. El colonialismo que dividió África en parcelas de influencia y que arrasó e hizo una labor de rapiña sobre el continente. Los pueblos quedaron inermes ante tanto atropello. Enemigos por ejemplo fueron los colonos del Congo Belga o los propietarios de la tierra en Colombia que asesinaron a los campesinos hambrientos, y las consecuencias todavía se padecen.

Pero todavía nuestro enemigo tiene una fuerza inmensa, y pasa desapercibido. Nos va ganando terreno y se prepara para dar el asalto al poder universal. Ha renovado la lucha de clases.

Nuestro enemigo toma formas mucho más sofisticadas. En primer lugar está muy distribuido, se esconde bajo distintos nombres, domicilios y ropajes. Se protege, se hace fuerte bajo la simulación vistosa de protección a la inversión, o de libre comercio. Puede poner pleitos a los gobiernos si ponen en peligro sus inversiones.

Y tribunales ad hoc (los tribunales de arbitraje, designados para cada ocasión) de dudosa equidad colaboran en la rapiña a los gobiernos. Así por ejemplo, Phillip Morris le ganó una cuantiosa indemnización al gobierno de Uruguay porque la ley antitabaco del entonces presidente Tavares perjudicaba sus intereses.

También Ecuador se vio sometido a semejantes tropelías porque se opuso a que sus tierras y sus aguas fueran asoladas por las actividades de una compañía productora de petróleo. Y un largo etcétera.

Desde el giro copernicano de la política económica de Reagan sufrimos un doble mal endémico: la desigualdad social y la deuda exorbitada de los estados. La desigualdad es un problema económico (si una política hace crecer la desigualdad, no es buena) y un problema político (porque fomenta la inestabilidad). La deuda creciente compromete el futuro de nuestros hijos y nuestros nietos.

El enemigo ha logrado que los ricos vivan cada vez mejor y los pobres cada vez peor. A lo pobres se les despoja de sus derechos laborales, de la sanidad universal gratuita y de calidad, a los mayores de la asistencia que es un deber de los estados, a los jóvenes de una educación de calidad universal.

Los enemigos los tenemos dentro de casa, es decir, Europa. Enemigo es Junker que haciendo ingeniería financiera desvía hacia su país los beneficios fiscales que nos correspondían. El enemigo es Merkel que por proteger a sus bancos y ocultar su política económica desastrosa amenaza con rescates a los países de la periferia dando préstamos onerosos de los que se benefician sus propios bancos.

Nuestro enemigo tiene nombres y apellidos pero están protegidos por una máscara que se llama “los mercados”. La firma del Tratado Transatlántico para el Comercio y la Inversión entre UE y USA (TTIP) es una vuelta de tuerca para que esta política de locos avarientos no tenga marcha atrás. Nada se dice sobre protección del medio ambiente, ni protección del estado de bienestar. El punto clave es la protección de las inversiones. En el capitalismo salvaje la realidad supera a la más negra imaginación…

Sabemos poco porque se lleva en secreto. Conocemos otros tratados análogos con unos resultados perniciosos para los firmantes pobres. Un argumento sólido se ha difundido por parte española a favor de este tratado: que un fabricante de conservas de Murcia podría exportar sus productos a USA porque los derechos arancelarios le resultarían más baratos

No estamos ante una crisis pasajera, es la evolución necesaria del imperio de la avaricia. Para tranquilizar a la población se dice: ”primero, hay que agrandar el pastel que luego se repartirá”. Ese pastel que nunca se reparte está aplastándonos a todos.

— — —

*Juan González Vizmanos es miembro de la plataforma “Poniendo cara a la Crisis”

— — —

Nota: Desde TAM TAM PRESS nos ha parecido que incluir este vídeo bajo las líneas del artículo de González Vizmanos puede ser ilustrativo para los lectores.

3 Comments

  1. Muy oportuno, sí, y muy necesario. Los medios de comunicación oficiales, que son todos, han decidido silenciar todo cuanto tiene que ver con este Tratado. A nosotros sólo nos queda la estrategia del vampiro: echar luz sobre él hasta que se conozca y reviente. Pues eso.

    Me gusta

  2. Muy bien, muy importante que estemos enterados de las cosas que se hacen sin que lo sepamos.
    Ahora sabemos una más, y la compartiremos para que seamos muchos los que podamos luchar, no sé cómo, pero lo iremos sabiendo. Me alegro mucho de haberlo leído y y escuchado el vídeo.

    Carmen González

    a

    Me gusta

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .