FETAL, “un espejismo en medio de un trigal”

Espectáculo La Conga, de la compañía Trapu-Zaharra en la representación de Villalón. © Fotografía: TOR.

Espectáculo La Conga, de la compañía Trapu-Zaharra en la representación de Villalón. © Fotografía: TOR.

Agostada la edición número 19 de FETAL, con la tierra esperando ya la próxima sementera, y bajado ya el telón, escuchamos algunas de las voces que se han mojado con la fina lluvia de esta propuesta teatral alejada de los grandes circuitos culturales al uso.

Por ISAAC MACHO

Empecemos por el camino más corto, Urones de Castroponce, sede de esta historia centelleante, punto neurálgico del volcán que un día puso en erupción, hace casi 20 años, Raúl Gómez. Allí, en el local, ahora con menos ajetreo del habitual, saludamos a Angelines Fernández, “la del bar”. “FETAL ha colocado a Urones en el mapa”, resume sin pensárselo dos veces la propietaria del establecimiento cuando le preguntamos por el significado de este certamen teatral.

Y enseguida entra en matices: “positivo para el público y para mí”; “la gente se queda sorprendida de que exista un pueblo que tenga un teatro con más butacas que habitantes”; “en Tierra de Campos infravaloramos lo nuestro, y a algunos les cabrea que un pueblo pequeño tenga una fiesta mayor que la del suyo…”; “a veces, por aquí pasan forasteros a los que les oyes decir que no entendieron el espectáculo y que no piensan volver… ¡joder con esta gente!, y les pregunto ¿cuántas veces has ido al cine, no te ha gustado la película y, sin embargo, has vuelto? ¡coño…!; “yo creo que los asistentes al festival suelen ser gente de los pueblos pero que vive fuera…, la gente del contorno no viene”; “FETAL trae jaleo, pero no solo eso, los jóvenes del pueblo, aunque no vayan al teatro, vienen de vacaciones coincidiendo con el festival porque el bar está lleno de clientes y las calles están animadas. Y reconozco, desde el punto de visto del negocio, egoístamente, que durante el festival yo hago el agosto…”

Sin salir de casa, hablamos también de esta cita teatral con quien fuera cura en Urones, don Mariano, Mariano Cuesta Rodríguez, seguidor del festival mientras estuvo de párroco. Para este servidor público, “es una cosa muy buena…porque así como en una ciudad al teatro va cualquiera, en los pueblos cuesta realmente hacerlo, primero, porque tenemos pocas ocasiones y, segundo, porque el nivel cultural es menor”. “Merece mucho la pena”, concreta.

Espectáculo "410 días" de Andrea Milde. © Fotografía: TOR.

Espectáculo “410 días” de Andrea Milde. © Fotografía: TOR.

No muy lejos de Urones, en Mayorga, encontramos a Alfonso Sixto Fernández, uno de los vecinos de la comarca que, cuando se lo permiten sus obligaciones, suele asistir al Festival de Teatro Alternativo. “Es importantísimo para la comarca porque se trata de un salto a la cultura en una zona tan despoblada, tan cerrada, y con pocas oportunidades”.

Se lamenta nuestro interlocutor –a pesar de que el “festival ha ido a más”, entiende– de que vayan tan pocos aficionados a esta fiesta de las artes escénicas. “De mi pueblo no suele ir mucha gente, quizás, debido”, estima, “a la falta de promoción, publicidad, motivación…”. De las propuestas artísticas del certamen de Urones, a Sixto Fernández le interesa especialmente “la música” que le aporta sensaciones irrepetibles, aunque juzga que “los que vamos sabemos apreciar el arte que nos ofrecen”. Con todo, señala, “sería muy importante seguir con las extensiones de FETAL a más pueblos de Tierra de Campos”.

De esta misma opinión es también el técnico de Gestión de la Diputación de Valladolid, Jesús Pastor, quien como aficionado a la muestra califica de “éxito” la experiencia llevada a cabo este año, además de en su sede oficial, en Medina de Rioseco, Villalón, Mayorga y Valdunquillo. A su juicio, “este es el camino a seguir para consolidar el Festival y para fortalecer la iniciativa en la comarca”. Pastor, incluso, va más allá. “Creo que lo deseable sería incorporar al festival los pueblos de las provincias de León, Palencia y Zamora, limítrofes con Valladolid”. “Esta sería una solución de futuro”, reitera.

El especialista cultural del organismo provincial vallisoletano valora igualmente que la dirección de FETAL incluya en esta cita terracampina un amplio abanico de modalidades artísticas, abierta a los nuevos creadores. Elogia, además, que el certamen coincida en el tiempo con otras convocatorias sociales, culturales y deportivas del pueblo porque, en el fondo, lo que “esos actividades consiguen es atraer más amantes al teatro”.

Si hay alguien con derecho a opinar sobre la trayectoria de FETAL ese es Andrés Pelitero Fernández, propietario de una ermita en Valdunquillo convertida en espacio teatral desde 2007, que participa activamente en las extensiones del festival de Urones y es un incondicional de la cita escénica.

Después de enjuiciar la marcha del festival alternativo como “estupendamente”, reivindica, a renglón seguido, “más funciones para Valdunquillo” en el marco de la muestra, a la vista de la asistencia de público a los actos programados en la ermita. Pelitero Fernández advierte que el encaje de fechas durante el mes de agosto es complejo ya que, según explica, “hay fiestas en muchos pueblos y resulta difícil atraer la atención de esa gente”.

Desde Castilla-La Mancha participó en la XIX edición de la muestra de Urones con el espectáculo Lover, Andrés Beladiez, director artístico de la compañía Marta Marco y Andrés Beladiez.

Para este profesional, de larga trayectoria, esta fiesta del teatro en Tierra de Campos “es bastante conocida entre los medios artísticos”. “Ya quisieran muchas capitales de provincia contar con un espacio grande, conservado en condiciones magníficas, aunque no disponga de todos los adelantos técnicos del mundo. En el Corral de Anuncia se puede trabajar bien, es seguido por un público educado y ofrece todo tipo de propuestas abiertas tanto en la temática como en los propios espacios, admiradas sin prejuicios por los espectadores, sin antifaz, cosa que es muy de agradecer”. Beladiez califica a este lugar alternativo de teatro como un sitio “muy especial, donde destaca una organización que pone amor y muchas ganas para sacarlo adelante”.

Espectáculo "Staying Alive", de la compañía Matarile Teatro. © Fotografía: TOR.

Espectáculo “Staying Alive”, de la compañía Matarile Teatro. © Fotografía: TOR.

Al campo y desde el campo llegaron a Urones con el montaje Welcome, Piero Partigianoni y Natalia Calles –compañía Immaginario Teatro– para ofrecer una historia en versión de clown sobre la realidad de dos personajes de la calle “inocente, absurda, tragicómica y poética”.

Acudir a FETAL les ha hecho regresar, a ambos intérpretes, a sus pueblos de nacimiento, la localidad de Monte San Giovanni Campano, en el Lacio italiano, para él, y San Pedro de la Viña (Zamora) en el caso de ella.

“Actuar en las calles de Urones ha sido una experiencia fantástica, única, muy interesante para nosotros”, dice el actor Piero Partigianoni, “por el trabajo que desarrollan los organizadores para que la cultura se extienda a todos los habitantes de la comarca”. Este comediante italiano reconoce haber “flipado” al toparse en esta pequeña localidad vallisoletana con un teatro como el Corral de Anuncia “en el que se ofrece una programación sugestiva y a la que la gente responde con generosidad”.

En este viaje a la Castilla profunda, el ambiente escénico “abierto a propuestas tan innovadoras, oníricas, y lleno de metáforas le hace pensar en una sensibilidad especial” tanto para quienes realizan su programación como para los que, luego, asisten a los espectáculos.

Acostumbrado a actuar en grandes teatros, Partigianoni siente que presentar su obra en estas calles abrazadas por paredes de barro y adobe es doblemente satisfactorio porque “te permite abrir conciencias en una zona donde apenas llega la televisión, y en la que la cultura y el arte llegan recortados, acuciados por la crisis que mediatiza todos los ámbitos en la situación actual. “Esto sí que es una iniciativa superrevolucionaria…”, resume entusiasmado.

Compartir el ocio de una partida de dominó o de cartas, una retransmisión futbolera en la tele o la conversación más sentida o trivial, entre vecinos, con el teatro es una de las situaciones a las que está acostumbrado Santi Ugalde, actor de la compañía vasca Trapu Zaharra.

Pero no hay opción, considera el intérprete. Es necesario seguir en este empeño de acercar la cultura al medio rural. Insistir es el verbo que irá calando, como la fina lluvia, entre los aficionados, de acuerdo a la forma de pensar de Ugalde que ofreció a los espectadores La conga en la pasada edición del festival.

“Me gustó mucho participar en el festival porque se establece una relación de tú a tú con el pueblo, una comunicación muy personal, y es una suerte para los espectadores y para los actores disfrutar de un ambiente entrañable y tranquilo, algo que echamos de menos en otros festivales donde vamos a la carrera de un sitio a otro…”, relata.

Especialmente gratificante, indica el intérprete vasco, fue el desayuno slow que compartió con las colegas de la compañía gallega Matarile al día siguiente de sus actuaciones en la casa rural donde se hospedaban. “Intercambiamos experiencias, hablamos de multitud de temas…, algo difícil de experimentar en otros festivales donde las organizaciones de los festivales dispersan a los grupos y se pierden esos coloquios apasionantes”.

Tras su paso por FETAL, Santi Ugalde desearía que este ejemplo de las artes escénicas en el medio rural fuera un modelo a copiar por otras Comunidades Autónomas. Y aunque él ya había oído hablar de esta cita teatral, al pisar este año la tierra donde surgió, probar sus mieles y conocer de cerca su público le parece “un espejismo en medio del trigal”.

Espectáculo "Welcome", de Immaginario Teatro. © Fotografía: TOR.

Espectáculo “Welcome”, de Immaginario Teatro. © Fotografía: TOR.

Otra de las localidades a las que se extendió la presente edición del festival fue Medina de Rioseco (Valladolid) con dos actuaciones, Jardines efímeros y De las manos. Precisamente, desde allí nos ofrece su punto de vista María San José, concejala de Cultura, Personal y Turismo.

“Es una oportunidad que tenemos los habitantes de esta zona, un lujo que podamos disfrutar tan cerca este festival y, desde luego, pienso que ha sido muy acertado que su programación se haya abierto a los pueblos de la comarca”, manifiesta la también primera teniente de alcalde del ayuntamiento riosecano.

Para esta seguidora de la experiencia teatral alternativa en Tierra de Campos, la iniciativa, que ha cumplido 19 años, significa dar la palabra a jóvenes profesionales de las artes escénicas, actores y directores, todo un experimento singular “en prácticamente en toda la geografía española”.

San José al declararse defensora de FETAL pretende reconocer los valores de “la cultura y el arte como elementos fundamentales para el desarrollo de cualquier ser humano”.

 

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: