Bodegones de Fernando Almela bajo el cielo de Valencia

Un bodegón de Fernando Almela en la colección del IVAM.

Un bodegón de Fernando Almela en la colección del IVAM.

El espacio “Arte” que dirige en Valencia Ana Serratosa abre su nueva temporada con obras del desaparecido artista valenciano Fernando Almela (Valencia 1943-Madrid 2009). La exposición se titula “Ausencias y presencias” y contiene una selección de su trabajo sobre el bodegón, un género que trató especialmente durante toda su trayectoria, desde los ochenta hasta su muerte hace seis años. La exposición se inaugura el jueves 29 de octubre, a las ocho de la tarde.

Por ELOÍSA OTERO

En esta ocasión, espacio “Arte” colabora con la Fundación Almela-Solsona, fundada en 1991 por Fernando Almela como Fundación Alberto Solsona para la protección y divulgación del legado pictórico de quien fue su compañero en el arte y en la vida, el artista Alberto Solsona (Barcelona 1947-Madrid 1988). Desde la muerte de Almela, la Fundación –que modificó su nombre para acoger el de su fundador– es fiduciaria de las creaciones de ambos y salvaguarda los objetivos fundacionales.

Uno de sus objetivos es la colaboración con los más importantes museos de arte contemporáneo, y son ya cinco los que han dado respuesta acogiendo e incorporando distintas obras donadas a sus respectivas colecciones. Entre ellos el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid), el Instituto Valenciano de Arte Moderno (Valencia), el Museu d’Art Contemporani de Barcelona, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (Sevilla) y el Museo de Bellas Artes de Asturias (Oviedo), cuyo interés por la obra de Fernando Almela y Alberto Solsona confirma la importancia y vigencia de sus obras.

Presidida por la compositora y escritora leonesa Isabel Urueña, la Fundación “está realizando una magnífica labor de recuperación, desde la muerte de Almela, que está permitiendo conocer en profundidad su trabajo”, como apunta Ana Serratosa en la tarjeta de presentación de la exposición.

Hace dos años el IVAM ya acogió una gran exposición retrospectiva de Fernando Almela —que regresó así a su tierra de manera póstuma—, en la que se mostraron 83 obras, una parte de la donación concertada con la Fundación, destacando algunos de sus bodegones. Así se presentó aquella muestra: “Interesado por el manierismo barroco, Fernando Almela declara también su admiración por grandes maestros universales como Cézanne, Matisse, Morandi o Sorolla, a los que rinde homenaje más o menos explícito en muchas de sus obras. En las temáticas elegidas observamos igualmente una vuelta, aunque con nuevos ojos, a las referencias citadas. Los bodegones de frutas —como la larga serie dedicada a los kakis del pintor chino Mu Qi (1210- 1275)— y de vasijas morandianas adquieren en sus manos singulares significados, tratados con diferentes técnicas que abarcan desde el dibujo a la tela o la escultura, pasando por la obra gráfica. (…)”.

Almela juega en sus bodegones con los vacíos y los blancos, con lo visible y lo invisible, y en sus dibujos se aprecia una influencia oriental elaborada a partir de sus numerosos viajes al continente asiático. Algunas de sus obras se desarrollan entre espacios delimitados por tonalidades monocromáticas y con formas que se mueven entre la figuración y la abstracción, recordando a Mark Rothko y Barnett Newman, mientras que otras revelan su predilección por Cézanne, especialmente, y sus contemporáneos.

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: