Virginia Calvo rescata los sueños de casi dos décadas en “Almario”

Virginia Calvo en la inauguración de "Almario", en la sala de exposiciones Arco de Santa María, en Burgos.
Virginia Calvo en la inauguración de “Almario”, en la sala de exposiciones Arco de Santa María, en Burgos.

La artista multidisciplinar Virginia Calvo (Madrid) vivió durante 18 años en la capital burgalesa y participó de forma activa en diferentes proyectos y exposiciones de la ciudad. Ahora la sala de exposiciones del Arco de Santa María (Burgos), acoge “Almario”, una muestra que pretende ser una revisión, a la vez que una selección de la obra realizada por la artista durante ese periodo. Hasta el 7 de febrero.

A la llegada del otoño, en 2015, Virginia Calvo abandonó Burgos para volver a Madrid, donde nació y actualmente reside. Pero en la capital burgalesa dejó muchos recuerdos por hilvanar. Comenzaba un nuevo camino para esta artista multidisciplinar, con una amplia trayectoria. Licenciada en Bellas Artes, en la especialidad de Grabado, por la Universidad Complutense de Madrid, con numerosas exposiciones colectivas e individuales y diversos proyectos de arte público a su espalda.“El vértigo del balance cerró todas las cajas, embalando en ellas cientos de ideas transformadas en dibujos, proyectos encerrados en cuadernos y sueños cumplidos en fotografías que no hacen dudar a la memoria. El reconocimiento de la mirada a todo lo vivido y trabajado se quedó latente en el armario a la espera del momento preciso para poder ser ordenado y percibido en la distancia correcta…”, explica en el texto que ilustra el díptico de la exposición que alberga la Sala de Exposiciones del Arco de Santa María, en Burgos. Donde, ahora, regresa con “Almario”, un trabajo que reúne su obra más personal e íntima, surgida en las casi dos décadas que vivió en esta ciudad.

Hace 14 años que no realizaba una individual en Burgos. La última, “Instantes de tela, trozos de vida”, en el Monasterio de San Juan, en 2002. “Me ha tocado despertar el sentido para asomarme hacia la parte más íntima de mi trabajo desarrollado durante mi vida en Burgos a lo largo de casi 20 años, en el que agujas y lapiceros se han deslizado por miles de papeles y telas dando forma a dibujos y collages mediante puntadas, trazos, papeles, objetos, palabras… Y que son el origen y arranque de toda mi obra”, explica.

“Almario” es el espacio en el que habitan sus sueños, pero también es el armario en el que guarda con celo su universo y del que han surgido gran parte de sus proyectos. En él se encuentran todos los habituales personajes que han ido poblando su ensoñadora obra. Árboles de bosques mágicos y seres fantásticos. Un imaginario personal, que cobró vida en su infancia, cosido también al tacto de unos materiales constantes en su trabajo: las telas y el hilo, muy unidos al mundo de la mujer.

Cuadros, bocetos, cuadernos, objetos y muchos dibujos integran esta exposición realizada en distintos soportes y con un común denominador: la fantasía.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Naturaleza y fantasía

Los sueños, la mitología, los cuentos y el mundo de la mujer, son las principales fuentes de inspiración de su trabajo. Fantasía con mayúsculas, pero también mucha realidad en clave poética revoletea por cada una de sus obras.

Desde los inicios de su trayectoria Virginia Calvo se ha inspirado en la naturaleza y los seres fantásticos de vocación femenina como ninfas, hadas y brujas. También flores y árboles se han ido solapando durante años en diversos proyectos. La flor asociada con lo femenino, utilizada como símbolo de la fugacidad de la vida y, a la vez, como metáfora del ciclo de la naturaleza y de los seres vivos. Y siempre representada con la espiral. Una estructura que para la artista aloja muchos significados, y se ha convertido en rasgo identificativo de su trabajo.

La espiral es para la artista “la imagen de la infinitud frente a la fugacidad”, es una especie de camino hacia el interior, hacia lo más emocional y los sueños y tiene relación con lo femenino. En más de una ocasión Virginia Calvo ha destacado este atributo. “La espiral está relacionada con el vientre materno, el paso entre la consciencia y la inconsciencia, con el mundo subjetivo, el sueño, la memoria, la fantasía”.

Su admiración por los árboles, es igual de explicita. Han sido absolutos protagonistas de muchas de sus obras, como por ejemplo “Bosque de ninfas”, una pieza Land Art ubicada en la Autovía León- Burgos, próxima a la localidad leonesa de Bercianos del Camino.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

VIGINIA CALVO. “ALMARIO”

  • Sala de exposiciones del Arco de Santa María. Burgos
  • Hasta el 7 de febrero

 

 

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .