“Cómo bailamos”. Anne Sexton

Anne Sexton.

Anne Sexton.

Continuamos en TAM TAM PRESS con la sección de poesía antológica, denominada “LOS POEMAS COLGADOS” *, con textos de poetas muertos escogidos por Ildefonso Rodríguez y Eloísa Otero. El duodécimo autor que llega a esta sección es la poeta estadounidense Anne Sexton (1928-1974), reconocida y premiada en su tiempo, becada para escribir sus libros, profesora en la Universidad de Boston desde 1964 y ganadora del Pulitzer de Poesía en 1967 por Live or Die (Vive o muere). Sus poemas ofrecen una visión íntima de la angustia emocional que caracterizó su vida, a la que ella misma puso fin suicidándose en octubre de 1974. Sexton convirtió la experiencia de ser mujer en tema central en su poesía, y soportó críticas por tratar asuntos considerados entonces tabú (menstruación, aborto. drogadicción, incesto…). 

Reproducimos “How we danced” (“Cómo bailamos”), que es la sección 2 del poema “The Death of the Fathers” (“La muerte de los padres”). Esta versión está tomada del libro “El asesino y otros poemas” [Icaria Poesía. Barcelona, 1996], y la traducción es de Jonio González y Jorge Ritter.

:: Anne Sexton. “Cómo bailamos” 

CÓMO BAILAMOS

La noche de la boda de mi primo
me vestí de azul.
Tenía diecinueve años
y bailamos, papá, orbitamos.
Nos movimos como ángeles que se dejan arrastrar por la corriente.
Nos movimos como dos pájaros en llamas.
Nos movimos como el mar en un frasco,
lentamente.
La orquesta tocaba
Oh, cómo bailamos la noche que nos casamos.
Bailé el vals contigo como si fuese una bandeja giratoria
y nos quisimos,
nos quisimos mucho.
Ahora que estás fuera de combate,
inútil como un perro ciego,
ahora que ya no acechas,
esa canción me da vueltas en la cabeza.
El champán que bebimos era puro oxígeno
y entrechocamos las copas, uno a uno.
El champán respiraba como un buceador
y las copas eran de cristal, y la novia
y el novio durmieron abrazados
como aquellas parejas de los maratones de baile de los años treinta.
Mamá estaba hermosa y bailó con veinte hombres.
Tú bailaste conmigo sin decir palabra.
En tu lugar habló la serpiente cuando me abrazaste estrechamente.
La serpiente, esa burladora, despertó y se apretó contra mí
como un gran dios y nos encorvamos
igual que dos cisnes solitarios.

(“How we danced” es la sección 2 del poema “The Death of the Fathers”, en The Complete Poems, 1981)

Anne Sexton. Crédito de la imagen: Rollie McKenna.

Anne Sexton. Crédito de la imagen: Rollie McKenna.

— — —

* “LOS POEMAS COLGADOS”

NOTA de Eloísa Otero e Ildefonso Rodríguez: Esta sección quiere ser una Miniantología (que puede alargarse hasta donde nos den las fuerzas y las ganas). Un doble criterio nos guiará: El primero, serán poemas que los autores no podrían colgar por sí mismos, por ser ya de aquellos que Joyce sin más llamó fantasmas (“… alguien que se ha desvanecido hasta ser impalpable, por muerte, por ausencia, por cambio de costumbres”). O por decirlo con Quevedo, en nuestra Miniantología viviremos “en conversación con los difuntos”. Y segundo: nuestros propios gustos, que ojalá sepan recoger el hermoso Babel de la poesía, la Gran Republicana.

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: