Héctor Matesanz: “Los actores tenemos que empezar a hacer propuestas escénicas, llamar a los teatros, crear cooperativas y ser creativos”

El actor Héctor Matesanz. Fotografía: Magdalena Alejo.

“Yo hago transformismo, un género donde ha habido gente que ha luchado mucho para llegar a donde estamos”

“Llevo tiempo proponiendo que en el TAC se programen espectáculos en los bares”

“Tenemos la piel un poquito fina en estos momentos respecto a los chistes. Tenemos que reírnos de más cosas”

“Se tiende a contratar a los de fuera cuando es posible contratar a la gente de aquí”

Héctor Matesanz ha sido galardonado en la edición de este año de los premios de la Unión de Actores y Bailarines de Castilla y León a la mejor interpretación masculina, por su personaje de Lady Veneno, en el espectáculo “Shock de una noche de verano” de la compañía Rayuela Producciones.

Por MAGDALENA ALEJO

—¿Quién es Lady Veneno?

—Lady Veneno es muchas cosas. Es complicado definirla. Es lo mejor y lo peor. Me da muchos momentos buenos pero en el fondo de mi ser la odio porque Lady Veneno, duele. Duele físicamente: lleva tres fajas, peluca, tacones, no es nada cómodo estar dentro de ella. Emocionalmente es muy divertido porque te atreves a decir cosas que de otra forma no dirías. Ricardo Vicente fue la persona que se inventó el personaje, él dio las directrices para formarla. Se trata de una señora que en su momento fue una gran vedete, ahora es una estrella venida a menos, tiene mucha competencia de las niñatas que se suben a un escenario y está un poco resentida con la vida. Resentida, pero con humor.

—¿Con este personaje has dignificado a las drag queen?

—No me considero drag queen porque esa expresión artística es más una fantasía como pueden ser los carnavales de Canarias, por ejemplo. Es una exageración extrema de cualquier cosa. Yo hago transformismo que es un género donde ha habido gente que ha luchado mucho para llegar a donde estamos. Y no siempre se ha entendido, se ha considerado algo oscuro de la noche, de un ambiente de puticlub, marginal. Y la gente que en esta ciudad ha hecho cabaret ha estado muy mal muchas veces. Luego, con el tiempo se ha entendido y aceptado, digámoslo así. Y hoy en día hay personas que no terminan de entender que esto es un espectáculo. Creo que he dignificado este sector. Hay que hacer bien el trabajo, si tenemos talento y ganas de hacerlo vamos a hacerlo bien. Crear historias del personaje, trabajar los números. Lady Veneno es una referencia en Valladolid, ha sido un cambio en esta ciudad a la hora de entender este tipo de espectáculos. No todo vale, el público quiere reírse pero busca un humor más trabajado, el humor de caca, culo, pedo, pis ya no gusta.

Héctor Matesanz en su papel de Lady Veneno. Fotografía: Félix Fradejas.

—¿Tu trabajo está desprestigiado por los propios compañeros?

—Sí, yo no me he sentido muy discriminado pero en la gala, en los agradecimientos nombraba a los bares que nos dan trabajo, porque es muy difícil trabajar en ellos. En un teatro la gente va a verte, va a estar callada, han pagado por el espectáculo. Pero en un bar, el público va a tomarse unas copas y tienes que saber y captar el ambiente y la fuerza para actuar. Llevo tiempo proponiendo que en el TAC (Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid) se programen espectáculos dentro de los bares, ¿por qué no hay un circuito de bares, por ejemplo? Ahora, yo voy a un bar de manera digna, yo cobro, yo no voy a ver lo que me dan ese día.

—¿Están cambiando los valores de la sociedad?

—Quizá sí. Ya no eres un maricón pintado, hay un trabajo detrás. Aun así me gustaría que la profesión se acercara más a verte, hay gente que solo te ve en el LAVA (Laboratorio de las Artes de Valladolid) y yo tengo más cosas. Y que se haya valorado algo cómico en estos premios es importante. Tenemos la piel un poquito fina en estos momentos respecto a los chistes. Tenemos que reírnos de más cosas. Martes y Trece no podrían hacer nada en estos momentos, Tip y Coll que eran muy críticos en su día, tampoco podrían.

—¿Hay más censura de la que creemos?

—Estoy completamente convencido. A mí me contratan en mucho pueblos y la gente mayor en el mundo rural se ríe, entiende y respeta más que mucha gente joven. No le dan tantas vueltas al chiste.

—¿Te has visto en la necesidad de tener que revisar el guión dependiendo de la actuación?

—Sí, si va a ir alguien del público que debes tener en cuenta, si te metes con unos meterte con otros. Aunque yo tengo un humor muy blanco, la primera diana soy yo, me meto contigo pero me meto conmigo… Pero en algunas actuaciones sí que me he tenido que cortar o decir de otra manera las cosas. A mí en el teatro, como en la vida, me gustan los principios y hay uno que es ser inteligente. Si tienes que contar el chiste o no, lo valoras, porque quiero seguir trabajando; hay que comer todos los días y pagar autónomos al final de mes.

—¿Cómo está el sector fuera de Castilla y León?

—Yo fuera de la Comunidad trabajo muy poquito. Y si me llaman es para algo muy concreto que me han visto en algún espectáculo. Se está cobrando más en Valladolid que en Madrid, la diferencia es que tienes menos horario en un bar y entonces en una noche puedes ir a más sitios, tener más de un bolo. Hay compañeros que van al sur, a la costa en verano, pero hay mucha competencia. En Valladolid, sin embargo, nos hemos quedado sin artistas: yo y dos más. Esto se debe a que preparar un espectáculo cuesta, no se trata de me maquillo y venga… Es muy difícil conseguir un premio fuera de Castilla y León. Lo que me ha ocurrido a mí es extraordinario.

La actriz Pilar San José abraza a Héctor Matesanz tras entregarle el premio de la Unión de Actores.

—En tu intervención tras recibir el premio de la Unión de Actores reivindicaste el cuidado de los artistas de la región.

—He competido dos años con el espectáculo de cabaret The Hole, programados a la vez en las ferias de Valladolid, y me he llevado el premio. Tenemos una buena cantera de artistas, la segunda mejor orquesta de España, un movimiento de ilustración brutal y parece que si no vienes de Madrid no eres nadie… Hay menos espectáculos porque no hay dinero pero no se pierde calidad por los artistas y el número. Mi trabajo no es peor ni el de mis compañeros, la pena es que es una Comunidad muy grande y estamos muy dispersos.

—¿Os apoyan las instituciones?

—Se tiende a contratar espectáculos de fuera cuando es posible contratar a profesionales de la Comunidad. Si aquí, por ejemplo, no hay una compañía de grandes títeres pues hazlo tú. Artistas que están empezando, con ganas, les das trabajo y va a ser más barato. También tenemos que cambiar el chip los actores, hasta ahora éramos de tal compañía, y ahora ya no, con la crisis esto ha cambiado. Los actores tenemos que empezar a proponer, llamar a las puertas de los teatros, hacer cooperativas y ser creativos. La idea del Shock and show es una de ellas, llevamos cinco años, a veces sale y otras piensas esto va a explotar. Los profesionales no tienen recursos, sala de ensayos, hay miedo, una lealtad a las compañías que es un error; tenemos que ser actores creativos por nosotros mismos.

—¿Tu paso por la Escuela de Teatro te ha servido como formación para poder crear y crecer como artista?

—Básico, yo soy muy defensor de la formación. No te garantiza que tengas talento pero si lo has estudiado tienes un abanico de recursos que de otra manera no consigues, y si lo tienes, creces con la formación.

—¿En qué te inspiras para crear a Lady Veneno y sus historias?

—A veces en anécdotas que me pasan a mí, anécdotas que me cuentan. Y tienes que estar al tanto de la actualidad, saber lo que pasa en el mundo, tanto si ha ocurrido un atentado como si has ganado Eurovisión. En ocasiones, distorsiono una noticia, la exagero. Recurro a situaciones que nos pasan a todos, estereotipos filtrados por mí, como las bodas o las cenas de Navidad.

—¿Qué te parece la campaña de Hazte oír?

—Me dan pena. Es como decía mi madre cuando llegó la ley del divorcio, ahora todos los matrimonios se van a querer separar, ¿no? ¿Por qué? Si tú estás feliz por qué te vas a separar. O con la ley del matrimonio gay, todos iban a ser gays, lo mismo… ¿Por qué? Pues ahora no hay esta necesidad. Ellos dicen que es que se está homosexualizando a la gente, pero, ¿cómo se hace esto? Faltan al respeto, es hiriente, dentro del colectivo LGTB, los transexuales son los que menos derechos tienen y es una falta de respeto, la sociedad está harta de estas tontadas. Es una campaña de provocación, tiendo a no comentar nada sobre ellos para no dar publicidad.

—¿Ahora se intenta visibilizar a niños y niñas transexuales?

—Es muy importante desde pequeños, yo he tenido la oportunidad de conocerlos. Se tienen que hormonar la mitad, su cuerpo avanza según su idea, es muy importante. Yo tengo un amigo que el día de la gala de la Unión de Actores estaba operándose precisamente. ¿Por qué en este país tendemos a hacer las cosas mal cuando se pueden hacer bien y, sobre todo, si a ti esto no te quita derechos de nada?

—¿Cuáles son tus planes de futuro?

—Estamos con reuniones del Shock and show y realizo las prácticas de un módulo de FP que estudio, no tengo más. Seguir con Lady.

 

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: