Olmedo Clásico 2017 / Danza y música para “Eco y Narciso”

Espectáculo “Eco y Narciso” (Miseria y Hambre Producciones) en el Festival Olmedo Clásico. Fotografía: Pío Baruque Fotógrafos.

El espectáculo “Eco y Narciso” cuenta la historia de un amor inalcanzable. Mitos que se confunden en el reflejo de su enamorado, que agotan el intento de reconocerse en la persona amada y que terminan transformados en flor o desapareciendo en el aire. Fue presentada en el Festival de Teatro Clásico de Olmedo 2017 por la compañía Miseria y Hambre Producciones.

Por ANTONIO DE LA PUENTE

Sugerente puesta en escena de esta comedia mitológica de Calderón en versión de Elena María Sánchez y dirección de David Martínez. La propuesta escénica de Miseria y Hambre Producciones mostraba unos grandes marcos, que servirían de pantallas para imágenes proyectadas, que encuadraban todo el escenario.

Largas plataformas inclinadas, por las que los actores entran y salen de escena, a diferentes distancias del frontal. Música en directo: viola da gamba tocada por Alba Fresno. La escena inicial resulta de gran valor estético. Eco (Lara Grube), iluminada por un foco vertical, realiza un simple movimiento de danza que la saca de luz. Ya ha dicho mucho, y la obra todavía no ha comenzado.

Al final, su ida tras un marco haciendo eco a los personajes lo terminará de decir todo. La obra de Calderón avanzará a través de diferentes escenas, con un ritmo pausado pero adecuado. Con diferentes contrapuntos. Por ejemplo, el monólogo de Liríope, una genial Ana Vélez, resulta de gran fuerza dramática, reforzada por las proyecciones sobre las pantallas, especialmente sugerente resultó el “abrazo”.

Espectáculo “Eco y Narciso” (Miseria y Hambre Producciones) en el Festival Olmedo Clásico. Fotografía: Pío Baruque Fotógrafos.

Como arquero aficionado, me dio alegría ver un arco y flecha en escena, también un poco de susto cuando Liríope abre el arco y apunta a los soldados que la apresarán. Es difícil hacer llegar al público que Narciso (Manuel Moya) se esté mirando en un estanque. Creo que la propuesta escénica lo consigue. Casi vemos los reflejos en los ojos del actor.

Un Narciso siempre es un reto. Tiene que ser salvaje y a la vez suave y conmovedor. Enamora a Eco a primera vista, y se enamora de su propio reflejo, y a la vez lucha con su infame destino. Menos mal que sale a escena de vez en cuando Sirene (María Besant), una actuación encantadora. Era quizá el contrapunto alegre y jovial a lo que por lo demás será una tragedia.

Igualmente se agradecía la participación de Bato (Jorge Kent), Febo (Héctor Carballo) y Silvio (Jaime Soler). Especialmente el personaje de Bato se deja querer. El vestuario de Vanessa Actif fue muy acertado. Vestidos que parecían volar en el viento, sobre todo los de las mujeres. Una buena versión. Seguramente tenga aspectos mejorables, como todo, pero agradó mucho su vista.

— — —
Antonio de la Puente ha sido alumno del XII Curso de Análisis e Interpretación para Actores “Fernando Urdiales”. Olmedo Clásico 2017.

Espectáculo “Eco y Narciso” (Miseria y Hambre Producciones) en el Festival Olmedo Clásico. Fotografía: Pío Baruque Fotógrafos.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: