Nacho Abad y Maho Ikekita despiden con un vídeo el Premio Leteo 2017 que el día 25 recogerá en León Mircea Cărtărescu

Abe Kobe —grupo de trabajo cinematográfico con base en Madrid, formado por el escritor leonés Nacho Abad y la fotógrafa japonesa Maho Ikekita— lanzó ayer a través de las redes sociales el vídeo Leteo 2017, realizado para celebrar y despedir el Premio Leteo de Literatura que se concede anualmente en León, para reconocer la obra de un autor nacional o internacional, y que dentro de unos días (el 25 de octubre) se entregará, por última vez en 17 años, al autor rumano Mircea Cărtărescu. Reproducimos, abajo del todo, el texto escrito por Nacho Abad para el vídeo.

“Este es el último año que se celebra el Premio Leteo con la entrega a Mircea Cărtărescu. Para celebrarlo y para despedirnos, nos hemos regalado este vídeo. Es un regalo para compartir, porque así ha sido este premio, y así es la literatura. Y así también sentimos que han sido estos años entre nosotros, vosotros, los lectores, autores, premiados y toda la gente que ha pasado por el Club. Así que si os gusta, ya sabéis, compartidlo. Para eso lo hicimos”, señalan desde Abe Kobe. 

Nacho Abad, uno de los realizadores de este vídeo, es uno de los miembros históricos del Club Leteo que concede este premio internacional que, en los últimos años, ha llevado casi en solitario el poeta Rafael Saravia. Éste último es quien ha anunciado que “después de diecisiete años en los que, sobre todo a partir de la crisis económica, ha resultado bastante difícil obtener financiación para cubrir los gastos, el Premio Leteo se despide”.

Los autores galardonados, desde la primera edición en 2001, han sido: Fernando Arrabal, Michel Houellebecq, Amélie Nothomb, Martín Amis, Paul Auster, Juan Gelman, Enrique Vila-Matas, Belén Gopegui, Antonio Gamoneda, Ledo Ivo, Adonis, Gonzalo Rojas, Erri de Luca, John Banville, Sharon Olds y Angélica Liddell (quien recogió el premio el año pasado).

Mircea Cărtărescu. recogerá el próximo día 25 de octubre de 2017, en León, este premio que no tiene dotación económica, aunque el galardonado sí recibe una pequeña escultura del artista Amancio González y es invitado a visitar León y mantener distintos encuentros con los lectores. El video de Abe Kobe se estrenará y proyectará durante el acto de entrega, que tendrá lugar en el MUSAC.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

:: LETEO 2017 / EL VÍDEO

Intervienen, por orden de aparición:

  • Luis Lasso
  • Cristy Leiro
  • Miquel Insua
  • Pepe Murciego
  • Luis del Roto
  • Myrte Sara Huyts
  • Aníbal Vega
  • Maho Ikekita
  • Bolo García Fernández
  • Fee Reega
  • Sido
  • Diana Uvi
  • Pablo Zapata
  • Wences Lamas

Música:

  • Luis Lasso

Grafismo:

  • Wences Lamas

Vídeo:

  • Nacho Abad y Maho Ikekita

Miquel Insua en el vídeo Leteo 2017.

:: LETEO 2017 / UN TEXTO DE NACHO ABAD
(el texto que se escucha en el vídeo, leído por Miquel Insua)

Treinta y tres caballos negros

Porque en las noches de octubre viene a romperse sobre mi apartamento el cielo, y mis zapatos nunca supieron de qué lado se cruza un charco, me envuelvo en este chubasquero de papel y me guarezco y espero a que pase la tormenta. También porque hay alimañas, magistrados, semáforos, coches patrulla con las luces apagadas al fondo de la calle, conspirando, para recriminarnos todas nuestras mentiras, cuando lo justo es lo contrario: mira si no las fabulosas historias de humo que cuenta el tabaco de pipa, o la forma insular que hemos colegiado para todas las marcas de nacimiento, los fluorescentes demoniacos que brillan en los talleres mecánicos de los suburbios, el negativo de un pecho en el interior de un cuenco: toda nuestra vida se narra en un relato inventado, y no nos van a perdonar por ello. Nos juzgarán por nuestras mentiras. Nos señalarán. Nos condenarán. Y sin embargo son lo único que merece ser verdadero.

También porque hace tiempo que sólo me entiendo en un idioma que no sé hablar, y todas las noches apago la luz en una oficina en no sé qué planta 23, y acumulo restos orgánicos en una bolsa de plástico,  junto a cartones, últimos avisos y requerimientos. Por eso voy a rescindir mi contrato con la realidad. Mentir es lo único que puedo hacer siendo sincero. Contar que vi seres de otro planeta accediendo a la tierra por Mulholland Drive, y viajé con Zazie al cadalso en metro, y maté con mis propias manos al hijo de un carpintero. Yo habité, junto a otros inmortales, un páramo desértico, y dormí junto a una muchacha de ojos rasgados, y caí al río Tama con un cuchillo clavado en el pecho, y pregunté a todos los borrachos, ¿cómo he llegado aquí? y acabé bebiendo con ellos. Ven aquí, Sarashina, mira esto, hay esquirlas de huesos entre las cenizas de este crematorio defectuoso. Húmeros y astrágalos. Encontré una con forma de isla, como la marca de nacimiento de tu cuello. ¿O eso es algo que también he inventado? Sólo por el placer de su sonido, astrágalo, húmero, Sarashina, ven, escucha esto. Describí bajo tu boca la lengua de mi amante sulamita. Escapé por poco de una torre impactada por un rayo. Bogué a la deriva asido al fuselaje de una de las naves de Homero. Traicioné al César, follé con el diablo, perdí mis notas manuscritas en una ciudad de Aragón. No sobreviví a ninguna de mis muertes, pero en ninguna me dieron por muerto. Habité distopías. Vi caer rascacielos, el final de los humanos, tumbas abiertas, cementerios vacíos, la furia de Dios sobre los graneros. El mundo se quebró tras mis pasos (bajo el asfalto y el cemento, la tierra es una víscera hueca, como el corazón de los hombres blancos).  Las palabras conspiraron contra el lenguaje, se sublevaron, y por fin  vencieron y ahora escribir era al fin conjurar gatos cebrados, percutir fusiles morosos, liberar caballos negros. Dinamité los puentes de un río de sangre y lava, dicté su poema más triste a Vallejo, seduje a la amante de un asesino italiano, le chupé el coño en el infierno. Proclamé que existen los vampiros, los hombres lobo, las mujeres araña, pero no los insectos. Existen la llaves, pero no las cerraduras. Los mordiscos, los zarpazos, el fuego, no los besos. Los meses de lluvia existen, no existe el invierno.  Disparé sobre indios nativos mi revólver adolescente. Conté los kilómetros de este camino sin retorno. ¿Sabes que este viaje ha sido inútil? Sólo por eso tiene sentido el esfuerzo. Ya llegamos a ninguna parte, ya se fugan del vallado treinta y tres caballos negros. Navega un poco más, amor, hay un faro en algún lugar. Termina el otoño pero no llega el invierno.

Ayúdame a esparcir mi semen y mis cenizas en lo que resta de trayecto y yo te ayudaré en la siembra y la siega. Perder es lo único honesto, pero conozco un salvoconducto. Hay musgo luminiscente en las paredes de esta cueva. Se parece tanto a la baliza del metro, un día de lluvia, un día de estos.

NACHO ABAD

 

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

  1. Pingback: El novelista rumano Mircea Cărtărescu, premio Leteo 2017, presentará su última novela en Granada, León, Madrid y Barcelona | Tam-Tam Press

  2. Pingback: Ediciones Leteo presenta un libro de la poeta Ana Navío Araujo ilustrado por Dorota Dudzik | Tam-Tam Press

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: