Pez Luna Teatro asesta un golpe mortal al patriarcado en “Una flor en la nevera”

El cartel.

La compañía Pez Luna Teatro presenta la obra Una flor en la nevera. Ritual de descongelación, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Trabajo Social, dentro de las actividades organizadas por el Colegio Profesional de Trabajo Social de Valladolid y Segovia. La obra presenta a las personas que han sufrido algún tipo de abuso sexual en la infancia y sus negativas consecuencias a lo largo de su vida. El patriarcado está en el punto de mira. 

La representación tendrá lugar el martes día 20 de marzo, a las 19 horas, en el centro cívico José María Luelmo (Valladolid). Entrada gratuita hasta completar el aforo.

Por ISAAC MACHO

Los abusos sexuales en la infancia son un tema universal y de todos los tiempos. Se extienden a todas las clases sociales, religiosas, educativas, económicas, en todas las razas y en todos los entornos, especialmente, en los más cercanos (padres, hermanos, primos, pareja, amigos, profesores, jefes…)

Sin embargo, en España -¡Ay España!- hay pocos datos, más bien lejanas aproximaciones. Las estadísticas han comenzado a realizarse desde hace pocos años y apenas son fiables, aunque reveladoras, más que nada, por las sombras que proyectan.

Anda por las organizaciones un perfil aproximado de las víctimas que apunta a que el 15% de los menores han sufrido algún tipo de abuso a lo largo de la infancia, aunque los casos que se detectan son un ínfima parte; y que entre el 65-70% cuentan con algún vínculo familiar con el agresor. Los estudios señalan, además, que la inmensa mayoría de los autores que fueron a prisión eran hombres.

La Oficina Estadística de EUROSTAT recoge que en el año 2015 hubo en Europa 215.000 agresiones sexuales. Las mayores tasas corresponden a Suecia, Reino Unido y Bélgica y que España –¡Ay España!– se sitúa en el tramo medio-bajo. ¿Para cuándo estadísticas creíbles?

A la vista de esta invisibilidad del problema, la compañía Pez Luna Teatro, dirigida por Mercedes Herrero, inició un trabajo de investigación para conocer en profundidad el drama y denunciarlo sobre las tablas. Los componentes del grupo teatral escucharon a víctimas, observaron cómo han quedado los cuerpos que sufrieron abusos en la infancia y cómo lo han enfrentado, cómo lo han verbalizado y cómo son conscientes de su vivencia. ¿Cuáles son las consecuencias de esta negativa experiencia en el ser humano?

“Los niños y niñas que han sufrido abusos sexuales, muchas veces, no saben que están siendo agredidos”, afirma la directora. “La propia vivencia les supera, no la entienden y yo diría que, en muchas ocasiones, no saben bien lo que les está sucediendo”. “Con quienes están los pequeños suele ser una persona mayor y ésta es, en realidad, quien controla y verdaderamente solo ella es consciente de la gravedad de la situación”.

Además, prosigue Herrero, la persona que abusa del menor, muchas veces, convence al agredido o agredida de que se trata de un secreto entre ambos y que “le quiere mucho”. “Son muchas las estrategias que utiliza el agresor para invadir el cuerpo del niño o la niña”, resume, y hay que tener en cuenta que “la relación siempre se produce en desigualdad de condiciones entre el adulto y el niño”.

Luego, llega la etapa del silencio manejado por el agresor. Silencio por miedo, por no entenderlo, porque los adultos cuidan de que los pequeños se crean que les quieren, porque les llevan al cine o les dan de comer, les hacen regalos… difícil papeleta para los pequeños incapaces de diferenciar estas extrañas situaciones, que suceden a escondidas. “El abuso sexual en la infancia se sostiene sobre el silencio que maneja el adulto”, denuncia Mercedes Herrero.

Mercedes Herrero en “Una flor en la nevera”, de Pez Luna Teatro. Fotografía: Merche de la Fuente.

Una flor en la nevera. Ritual de descongelación quiere ser un grito, una voz desgarradora como “teatro contra la invasión, ya que la obra muestra las consecuencias permanentes que un ser humano sufrirá durante toda su vida a partir de padecer abusos sexuales en la infancia”, revela la dramaturga.

El espectáculo es una pieza de teatro documento en el que el protagonista es un cuerpo adulto que habla con otros cuerpos adultos, les desvela su secreto y les pide se hagan responsables de esta confidencia. “La interpretación de este personaje universal, el cuerpo invadido, que representa una mujer anónima, es intenso, visceral y directo”, indica.

¿Qué pasa para que los agredidos no puedan romper esas pesadas cadenas físicas y emocionales con familiares, amigos, con los más cercanos, o las instituciones?

“Las personas se quedan paralizadas por dentro y por fuera, es el peligroso juego de la congelación”, observa la autora del texto. “No pueden romper las cadenas, en primer lugar, porque en muchas ocasiones los autores de las agresiones son su propia familia o amigos íntimos y si en alguna ocasión verbalizaron lo ocurrido no fueron auxiliados o protegidos o le taparon la boca acusándoles de inventarse historias faltas”, avisa.

Las agresiones se prolongan en el tiempo. “Cuando llega a la edad adulta la persona agredida es cuando empieza a poner nombre muchas veces a su vivencia, a hacerse preguntas y a encajar piezas del desorden de su cuerpo y de la dificultad de mantener relaciones sexuales. En este momento el miedo instalado hace años surte efecto. El agredido o agredida, tarda a veces en relacionar su situación desequilibrada con aquello que pasó, o bien porque lo olvidó para protegerse, o bien porque quiso taparlo conscientemente como medida de supervivencia”, explica Herrero

El espectáculo que Pez Luna ahora lleva a los escenarios plantea interrogantes no resueltos por parte de los responsables públicos ni de la sociedad. ¿Por qué?: “En mi opinión, nadie quiere ver esta realidad, fundamentalmente, porque habría que señalar directamente a la estructura familiar y en nuestra sociedad esa institución es sagrada y controla y sostiene el orden social, nada más y nada menos…”, afirma.

Y la directora de Una flor en la nevera pone el dedo en la llaga: “Si pusiéramos nombre a los agresores aparecerían rostros de toda clase social, ideología y oficio, personas públicas o personas con las que convivimos en cualquier ámbito, personas que parecen encantadoras, en un alto porcentaje, hombres sobre los que, hasta hace muy poco se oían frases como, bueno… es que son hombres… como justificando la acción aunque se asumiera que era una conducta execrable. No me cabe la menor duda de que ha habido un relato permisivo con las agresiones sexuales, invasivas, del género masculino. Se trata de varones de todas las clases sociales, razas e ideologías y sacar a la luz sus nombres hubiera sido y sería asestar un golpe mortal al patriarcado”.

Pez Luna sacude, por tanto, las conciencias de los espectadores al poner sobre las tablas un tema “del que no se habla, de lo que nos habita por dentro y no tenemos fuerza, capacidad o valor para sacarlo fuera; habla del abuso sexual en la infancia, el secreto por excelencia, el secreto más blanco que sucede en la infancia y en el seno de la familia, dos criterios básicos para que el secreto se prolongue en el tiempo”.

Mercedes Herrero en “Una flor en la nevera”, de Pez Luna Teatro. Fotografía: Merche de la Fuente.

Mercedes Herrero, firme defensora del teatro documento y de sacar a la luz las cuestiones sociales que atormentan a los seres humanos, aclara también otro de los motivos por los que eligió este asunto tan escabroso. “El abuso sexual en la infancia es una de las invisibles causas para la desigualdad entre géneros, es uno de los poderes más oscuros del patriarcado, que aseguran seres humanos asustados de por vida, y ya es momento de ponerle nombre público”.

A su parecer, el teatro es un espacio idóneo para realizar esta reflexión envuelta en un género ceremonial donde se cuidan los detalles, las formas y a las personas que participan en el rito. Y “las personas que escuchan están serenas, imprescindible habilidad para que se dé la descongelación”.

¿Cómo practicar un ritual de descongelación a quienes han soportado cruelmente la vileza de sus maltratadores haciéndoles saltar por los aires su equilibrio físico y mental? “El único modo de sanar es verbalizar la fatal experiencia, poder hablar de ella, gritar, ponerle nombre, mirar de frente, enfrentarlo…”, razona Herrero quien comparte trabajo con los creadores plásticos Vesna Bolanca y Patxi Vallés Moratinos, además de Álex Rodríguez y Carlos Herrero.

El ritual de descongelación que la compañía Pez Luna Teatro propone al público en Una flor en la nevera se puede llevar a cabo, dice la protagonista de la obra, “con una sociedad con capacidad para escuchar, para recoger y acompañar. Una sociedad no cobarde que pueda y quiera ver porque la persona sometida solo puede confiar en seres humanos que tengan el coraje de mirar a la cara del violador, sin hipocresía”.

Para que la ceremonia de la descongelación tenga resultados “se necesita llevarla a cabo con otro ser humano que escuche asertivamente, que acompañe el vómito verbal y la posible caída posterior”.

La cultura de la violencia invisible tiene sus raíces, según lo reflejan las sentencias –algunas escandalosas– y señalan los especialistas, en la falta de sensibilidad en la justicia, en la sociedad y en ámbitos del tratamiento de la violencia sexual.

Cada día son más las voces que reclaman soluciones integrales para combatir esa plaga: educación no sexista, prevención, formación en el respeto e igualdad de valores, campañas de sensibilización, así como intervención coordinada de las instituciones judiciales, policiales, educativas, sanitarias y de medios de comunicación. Así, seguramente las estadísticas serán más fiables y los niños y niñas más felices.

Una flor en la nevera. Ritual de descongelación se representará el día 20, a las 19:00 en el centro cívico José María Luelmo (C/Armuña, 3, Covaresa-Parque Alameda, Valladolid). Entrada gratuita hasta completar el aforo.

 

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: