Jesucristo Superstar, el rock profundiza sobre la figura de Cristo

Los protagonistas del disco original de 1970%2c Ivonne Elliman%2c Ian Gillan y Murray Head.jpg

Los protagonistas del disco original de 1970, ‘Ivonne Elliman’, Ian Gillan y Murray Head.

Por CARLOS DEL RIEGO

El máximo protagonista de la Historia, Jesucristo, es celebrado en distintas épocas del año, siendo la Semana Santa la que más sentimiento conserva, El rock le ha dedicado muchas canciones y una brillante y exitosa ópera-rock, ‘Jesucristo Superstar’.

Esta creación de los especialistas en grandes y exitosos musicales Andrew Lloyd Weber y Tim Rice, se centra en los últimos días de Cristo, en La Pasión, pero atendiendo sobre todo al Cristo-Hombre, sin pretensiones religiosas ni afán proselitista. Asimismo, además de la potencia de la historia, la obra posee mucho rock & roll y muchas y muy buenas canciones. ‘Jesucristo Superstar’ apareció como una producción musical en un doble álbum en 1970; luego se hizo más de una película y un sinfín de montajes teatrales en diversos idiomas, pero es la versión original la que tiene más rock y la que más apetece recordar.

Para empezar, los cantantes que prestaron su voz a los personajes de este elepé eran integrantes de bandas reconocidas de la escena del rock británico de aquella época. Así, Ian Gillan, solista de Deep Purple, encarna a Cristo, Murray Head e Ivonne Elliman (con números uno en sus carreras) a Judas y María Magdalena, además de otros solistas e integrantes de bandas diversas en los papeles de Pilatos, Herodes, sacerdotes… Una potente banda, apoyada a veces por una orquesta, completa una puesta en escena que concuerda perfectamente con lo que cabe esperar de un disco o concierto de rock.

La letra de las canciones, y en general la sustancia del argumento, se interesa principalmente en el componente humano de Cristo y en la relación que mantiene con Judas y la Magdalena, los tres protagonistas del relato. Jesús muestra debilidades típicas de las personas corrientes: se siente agobiado, superado por la multitud que lo rodea pidiéndole curación, se enfada con los mercaderes y prestamistas que aprovechan el templo para sus mercadeos y trapicheos, expresa más y más dudas a medida que se acerca la hora final, pide ser eximido de lo que se le viene encima y, finalmente, se resigna con algo tan humano como “hagámoslo pronto antes de que cambie de parecer”; pero la evidencia con que la obra muestra su idea de ceñirse a la faceta humana de Cristo es el hecho de que todo termina con sus últimas palabras en la cruz, antes de la resurrección. Por su parte, Judas, que tiene más papel en la obra, parece no entender las intenciones y el mensaje de su Maestro, pues critica que se deje ver con una mujer, María Magdalena, cuya ‘mala vida’ sólo traerá una pésima reputación a la causa; también parece desorientado cuando afea a sus compañeros que se gasten dinero en ungüentos cuando se lo podrían dar a los pobres… Y María Magdalena no tiene claro cómo ha de ser su relación con Jesús, y así lo expresa en una de las mejores canciones del disco: “No sé cómo amarlo”.  No faltan Pilatos, a quien se presenta indeciso y tibio, Herodes, decadente y burlón, el acobardado Pedro, los sacerdotes…, sin embargo apenas hay referencias a María y José u otros discípulos.

La partitura es ciertamente brillante y muy rockera. Batería, bajo, teclados y guitarras de todo tipo se hacen casi omnipresentes, de manera que no extraña que muchos de los cortes del disco consiguieran triunfar de modo autónomo, como si fueran otros singles más que compiten en las listas de éxito. De las dos docenas de piezas que componen el álbum (todas verdaderamente inspiradas) merece la pena destacar ‘Getsemaní (sólo quiero decir)’ y las tres primeras de la cara B del segundo disco. En aquella, Ian Gillan hace un auténtico alarde vocal, una demostración de potencia y capacidad que posteriormente sería una de las señas de identidad de Deep Purple, sobre todo en sus discos en vivo; la melodía es pegadiza y cuenta con una elegante orquestación que aporta solemnidad a un texto que vuelve a mostrar un Cristo acosado por la debilidad humana: “Lo he intentado durante tres años que han parecido treinta”. La última cara del doble álbum arranca con ‘La muerte de Judas’, tema dotado de una enorme carga dramática; Judas increpa a los sacerdotes y les dice que no quería hacer daño a su Maestro, que ellos le engañaron, a lo que los Caifás y Anás le replican que deje de lloriquear y que no tenga remordimientos, puesto que será recordado eternamente por su acción; luego, desesperado, el traidor se lamenta, llora su traición y, antes de ahorcarse, pregunta a Dios: “¿Por qué me elegiste a mí para esto?”. A continuación se desarrolla ‘El juicio ante Pilatos y los 39 latigazos’; los silencios y las escasas palabras del Reo despistan al gobernador romano, que termina por ordenar pena de látigo; esos 39 latigazos están representados como un crescendo sonoro tenso y, a la vez, conmovedor. Y luego llega el tema más popular del álbum, ‘Supoerstar’, una canción memorable que alcanzó los puestos más altos de las listas en muchos países; combinando factores de rock y de góspel, el espíritu de Judas, acompañado por un coro de ángeles, clama en un ambiente lleno de intensidad y pasión en el que pregunta, sin que Jesús responda,: “¿Por qué viniste en esta época en la que no hay medios de comunicación?, ¿estaba todo planeado?, ¿qué hay de Buda y Mahoma?.. Sólo quiero saber”.

Se sea creyente o no, cualquier puede escuchar esta magnífica obra y disfrutar de la visión más rock de los últimas días de Jesucristo; además, como la historia que narra  debe ser de las más conocidas de todos los tiempos, es fácil comprender de qué va cada canción, cada movimiento, cada título.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: