¿Qué hay detrás de estas icónicas portadas de LP’s rock?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por CARLOS DEL RIEGO

Una de las virtudes exclusivas del Lp, del vinilo, es la posibilidad de ofrecer majestuosas portadas. Muchas son como estandartes del grupo y del rock & roll en general. Y algunas de esas ilustres cubiertas tienen su propia historia, su porqué.

La amplia superficie de la carpeta de cartón en que se presentaba (se presenta) el clásico elepé de 33 revoluciones por minuto fue casi siempre muy bien aprovechada por fotógrafos y artistas gráficos, que convirtieron muchas de ellas en auténticas obras de arte. De este modo, existen unas cuantas fachadas de discos que, además de poseer un valor iconográfico evidente (pues terminan por asumir la personalidad del grupo o solista), cuentan con su propia historia, con su propia razón de ser. Por otro lado, dado que la década de los setenta del siglo pasado se asocia a los años dorados del rock, al menos según muchos especialistas, es lógico que muchas de las grandes obras de arte pensadas para ilustrar el frontal del álbum correspondan a esa época y alrededores. Claro que para que una portada se convierta en símbolo tiene que ser, además de algo especial por sí misma, el escaparate de una gran obra musical, es decir, debe asociarse a un disco para el recuerdo.

El sonido mestizo, cadencioso y guitarrero de Santana llega a uno de sus momentos álgidos con el Lp ‘Abraxas’ en 1970, el cual es siempre recordado tanto por sus canciones como por su espectacular y vibrante portada. Ésta es una adaptación de la pintura ‘Anunciación’ que el artista alemán Mati Klarwein presentó en 1961. Este ‘collage’ trata de revisar elementos simbólicos, culturales y artísticos de diversas culturas del mundo. El propio Carlos Santana explicó que escogió está obra porque es “una bella representación de la Anunciación del Arcángel Gabriel a María; la Virgen es la mujer negra que ocupa el centro y Gabriel el ángel de blancas alas que cabalga sobre unas congas”. Ah!, Abraxas es el nombre de una diosa de la fe gnóstica y se menciona en un libro de Hermann Hesse. Es ya, en fin, una imagen clásica del rock.

¿Quién no podría describir la foto de la portada del ‘Wish you where here’ (1975) de Pink Floyd? No es atrevido afirmar que es una de las imágenes más observadas y escudriñadas por los que alguna vez compraron este imprescindible Lp. Pero ¿qué significan los tipos trajeados saludándose y ardiendo? Diseñada por la firma Hipgnosis (en cuyo catálogo aparecen otras obras que todo aficionado al rock identificaría al instante), sus autores se inspiraron, al parecer, en las propias letras del álbum, que esencialmente trataban de hipocresía y ausencia, refiriéndose sobre todo a la falta de integridad de la industria discográfica y a la ausencia de Syd Barret. Por ahí va la idea que trata de transmitir esa imagen de los dos tipos con aspecto de hombres de negocios que cierran un trato en una calle desértica, vacía; pero uno de ellos está en llamas y, aunque trata de disimular, está más apurado de lo que aparenta. Las llamas no son añadidas sino reales: los que asistieron a la sesión fotográfica contaron que habían contratado a un especialista para que se dejara quemar para la foto, lo malo es que el hombre debió terminar bastante ‘hecho’, puesto que tuvo que chamuscarse hasta quince veces, que son los intentos que precisó el fotógrafo para que la emblemática imagen gustara a todos. Seguro que el especialista no ha dejado de presumir…

Otra cubierta inconfundible es la que presenta el exitoso ‘Rumours’ de Fleetwood Mac, grabado en 1977 durante los escasos ratitos en los que los integrantes del grupo no estaban peleándose y/o consumiendo. En realidad, esta portada, al igual que muchas otras, no tiene ningún significado especial a pesar de que parece una pose muy preparada. Lo que sí tiene su aquel son las pelotitas que cuelgan de la entrepierna de Mick Fleetwood; según él mismo desveló, encontró esas pelotitas en el extremo de la cadena de un wáter, le gustaron y se las llevó, de modo que desde ese momento las ‘lució’ en casi todos sus conciertos, hasta que se convirtieron en algo así como un amuleto; pero un día las perdió, y sintió tanto la pérdida que encargó a un carpintero unas bolas nuevas. ¡Qué cosas!

Una imagen mucho más ‘seria’ y que con el tiempo se ha convertido en el sello del rock siniestro y depresivo de Joy Division es la de su primer disco, ‘Unknow pleasures’ (1979). Esa especie de mapa es en realidad algo así como la interpretación que un radiotelescopio hace de las señales que emite un púlsar (que es un tipo de estrella enorme que gira y emite radiación); concretamente la utilizada para esta enigmática portada es la del primer púlsar descubierto, en 1967, y fue tomada de la Enciclopedia de Astronomía de 1977 de Cambridge. Resulta sorprendente que esas líneas blancas sobre el negro tengan ese atractivo misterioso, inquietante, oscuro…, en realidad como las canciones de Joy Division.

El grupo que surgió tras el fin de Joy Division es New Order (también aficionado a las imágenes misteriosas), que en 1983 publicó su segundo Lp, ‘Power, Corruption & Lies’. Ideada igual que la anterior por Peter Saville, uno de los fundadores del sello discográfico Factory, muestra la obra ‘Cesto de rosas’ del pintor francés del XIX Fantin-Latour. Cuando desde el grupo le dijeron el título, él pensó en algo maquiavélico, en un príncipe sibilino, así que fue a un museo a buscar retratos que sugirieran poder, corrupción y mentiras, pero nada le convenció. Al salir del museo Peter y su novia vieron en una postal esa pintura de Fantin-Latour, entonces ella sugirió esa imagen en tono de broma y, de repente, Saville lo vio claro: el poder, la corrupción y las mentiras tienen tanto poder de seducción como las flores, y pueden entrar en la vida de las personas tan fácilmente las rosas. Eso sí, los cuadraditos de colores del ángulo superior derecho, que parecen un pixelado y contrastan brutalmente con el delicado ramillete, son originales y típicos del grupo.

Sí, las portadas de los discos no sólo los identifican, sino que en algunas ocasiones tienen su propia historia, su propia vida.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: