Calendario (12)

Calendario (12). © Ilustración: Avelino Fierro.

Después de 125 entregas (y tres libros consecutivos, publicados en Eolas Ediciones), el autor anuncia que va a dejar de escribir el “Querido diario” por algún tiempo, que necesita un cambio de rumbo… Y abre nueva sección, “Calendario”, asimismo ilustrada. Esta es su duodécima entrega:

CALENDARIO

12

Por AVELINO FIERRO

Para Antonio Pau

La sombra engulle ahora los tejados de la casa de enfrente. Pero por uno de sus lados, como pintando parte de los balcones y el suelo de la calle, viene derramándose un mar de luz. Llega desde el sol del oeste, que todavía sobrevuela el alto muro de los pabellones militares. Aire soñoliento y luz naranja es la escena que enmarcan mis ventanales. Una pequeña nube solitaria, como un grumo de espuma blanca en el agua azul del cielo. Sola, como nota única de una partitura en la que sólo hay silencio. Allí está, latiendo; único habitante. Y aquí, a la cubierta de unas chimeneas, ha llegado con aleteo cansino una paloma. También el viento mece las hojas del ailanto de la terraza. Esa es la vida callada, amortiguada, que ahora veo al levantar los ojos de las páginas de este libro sobre Rilke y la música. Ah, también están cruzando sombras nerviosas de algunos vencejos sobre la cal rota del muro, como un tintineo. ¿Querrán ser ellos los primeros sonidos sobresaliendo sobre el rumor quieto de la tarde? Siempre hay voces apagadas o una sinfonía acurrucada en el curso entretejido de los días. Brotan ahora para mí, entran en esta habitación umbría y con libros, con el temblor y calor de una fiebre amable. Cierro los ojos. Pequeños restallidos de la persiana acuciada por la corriente, el ladrido lejano de un perro en el parque, el bisbiseo de los coches de conductores tranquilos en la tarde de domingo. Silencio, rumor, inquietud, dolor… ¿No habéis estado en momentos así a la espera de una revelación, algo que resuene dentro de vosotros? Magda von Hattingberg le escribe el 6 de febrero de 1914 una carta al poeta sobre lo que le sucede al inicio de un concierto que va a dirigir Mahler. “Fue un momento de plenitud: no había brotado aún ningún sonido, todo era un espera llena de esplendor”. Una música inexistente que aruña y trastea en alguna región de nuestro cuerpo. Mengua ahora la luz. No ha comenzado a sonar el disco que he estado buscando con esa canción cuyo comienzo, antes del piano, es como el rumor de una tormenta. Pero puedo acariciar su eco. “Es ist noch Nichts, und es soll etwas werden”. (Todavía no es nada y tiene que devenir algo). Estoy fuera del tiempo, y alerta. A la búsqueda de ese algo, a la espera del encuentro, del resplandor.

  1. José Luis Avello Álvarez

    Cuando leo textos poéticos, como las hojas de calendario de A. Fierro, recuerdo a Alejandro Jodorowsky. Se preguntaba ¿cuál es el objetivo de la vida? Es crearse un alma y esta se encuentra en la poesía, en la pintura, en la música, en la literatura… Personas como tú, Avelino, sois hacedores, al menos formadores, de almas. Escucharos, leeros, contemplaros es alimentar eso que admitimos como alma y que ninguna religión alcanzó a definir correctamente. Por tanto debemos dar las gracias a todos los que colaboran y hacen Tamtam Press.

  2. Joslunbor@gmsil.com

    Hay esperas llenas de esplendor, momentos que se suspenden en el tiempo y son como una fascinante vibración que promete un final majestuoso. Instantes de una rara melodía que nos regala una lectura o una música sacándonos fuera del tiempo.

  3. consuelo madrigal

    Gracias, Avelino. El silencio del mundo es más elocuente que todo su ruido. Y siempre está ahí detrás, más allá del ruido de fondo.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: