Archivo de Categorías: “QUERIDO DIARIO”

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (85)

Por AVELINO FIERRO.— “¿Dónde estabas tú en el verano del setenta y cuatro?”, le pregunta Ruth al autor. Y el autor se pone a recordar y escribe esta nueva entrada de sus diarios, por la que desfilan viajes, amigos, encuentros, libros, revistas, discos, películas… y olvidos.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (85)

Por AVELINO FIERRO.— “¿Dónde estabas tú en el verano del setenta y cuatro?”, le pregunta Ruth al autor. Y el autor se pone a recordar y escribe esta nueva entrada de sus diarios, por la que desfilan viajes, amigos, encuentros, libros, revistas, discos, películas… y olvidos.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (84)

Por AVELINO FIERRO.— De alguna manera, estas páginas del diario del escritor, lector y fiscal de menores leonés Avelino Fierro cierran una etapa. El autor anuncia que con esta entrega, la nº 84, se cerrará el futuro tercer volumen de sus diarios —el primero fue “Una habitación en Europa (Diarios 2010-2012)”, y el segundo “Ciudad de sombra (Diarios 2013-2014)”—, y que a partir de aquí, ya veremos. Deseamos que estas últimas páginas no sean sino una despedida momentánea…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (84)

Por AVELINO FIERRO.— De alguna manera, estas páginas del diario del escritor, lector y fiscal de menores leonés Avelino Fierro cierran una etapa. El autor anuncia que con esta entrega, la nº 84, se cerrará el futuro tercer volumen de sus diarios —el primero fue “Una habitación en Europa (Diarios 2010-2012)”, y el segundo “Ciudad de sombra (Diarios 2013-2014)”—, y que a partir de aquí, ya veremos. Deseamos que estas últimas páginas no sean sino una despedida momentánea…

© Ilustración: Avelino Fierro (a la manera de M. Galano).

Querido diario (83)

Por AVELINO FIERRO.— “No leer poesía es como no enamorarse nunca”, sostiene el autor de estos diarios citando a Ana M y recordando el consejo que daba Bradbury a los escritores jóvenes…

© Ilustración: Avelino Fierro (a la manera de M. Galano).

Querido diario (83)

Por AVELINO FIERRO.— “No leer poesía es como no enamorarse nunca”, sostiene el autor de estos diarios citando a Ana M y recordando el consejo que daba Bradbury a los escritores jóvenes…

© Ilustración: Mar Astiárraga.

Querido diario (82)

Por AVELINO FIERRO.— Una periodista le pide cita al autor con el objetivo de hacer un reportaje sobre los libros con los que hay que iniciar a los niños en la lectura. El autor se lo piensa y se demora, empieza a darle vueltas al asunto…

© Ilustración: Mar Astiárraga.

Querido diario (82)

Por AVELINO FIERRO.— Una periodista le pide cita al autor con el objetivo de hacer un reportaje sobre los libros con los que hay que iniciar a los niños en la lectura. El autor se lo piensa y se demora, empieza a darle vueltas al asunto…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (81)

Por AVELINO FIERRO.— Entre paseos, lecturas, pensamientos y recuerdos de momentos filosóficos, el autor vuelve a escribir en las páginas de su diario, “abrigado en mi parcela del mundo”…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (81)

Por AVELINO FIERRO.— Entre paseos, lecturas, pensamientos y recuerdos de momentos filosóficos, el autor vuelve a escribir en las páginas de su diario, “abrigado en mi parcela del mundo”…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (80)

Por AVELINO FIERRO.— “La escritura de un diario funciona como el motor de cuatro tiempos y como la vida misma, a veces radiante, petroleada y exultante; otras renqueante y estremecida”.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (80)

Por AVELINO FIERRO.— “La escritura de un diario funciona como el motor de cuatro tiempos y como la vida misma, a veces radiante, petroleada y exultante; otras renqueante y estremecida”.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (79)

Por AVELINO FIERRO.— A la vuelta de sus vacaciones el autor trata de recordar su viaje de días pasados, “de describirlo como corresponde, con un estilo algo afectado, sofisticado, éblouissante…”

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (79)

Por AVELINO FIERRO.— A la vuelta de sus vacaciones el autor trata de recordar su viaje de días pasados, “de describirlo como corresponde, con un estilo algo afectado, sofisticado, éblouissante…”

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (78)

Por AVELINO FIERRO.— Mucha música en esta nueva entrega del diario de Avelino Fierro, por la que desfilan Patrick Cohen, Flaubert, Stravinsky, Theodor W. Adorno, Schoenberg, Olivier Messiaen y hasta el Pájaro

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (78)

Por AVELINO FIERRO.— Mucha música en esta nueva entrega del diario de Avelino Fierro, por la que desfilan Patrick Cohen, Flaubert, Stravinsky, Theodor W. Adorno, Schoenberg, Olivier Messiaen y hasta el Pájaro

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (77)

Por AVELINO FIERRO.— “Resulta que uno escribe de por largo sobre el momento inicial de la creación, sobre cómo comenzar un dibujo o un relato, y viene la mañana de a diario, con los pies descalzos y los rulos puestos, y desparrama, pródiga, sus maravillas. Esa eterna novedad. Ese bostezo del mundo más radiante que todas las palabras”.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (77)

Por AVELINO FIERRO.— “Resulta que uno escribe de por largo sobre el momento inicial de la creación, sobre cómo comenzar un dibujo o un relato, y viene la mañana de a diario, con los pies descalzos y los rulos puestos, y desparrama, pródiga, sus maravillas. Esa eterna novedad. Ese bostezo del mundo más radiante que todas las palabras”.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (76)

Por AVELINO FIERRO.— Entre lo que le aconteció al autor en Picos de Europa y la tarde que pasó en la Feria del Libro de Madrid —donde por primera vez firmaba ejemplares de “Ciudad de sombra”— se cruza un libro de esos que ponen la basura encima de la mesa…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (76)

Por AVELINO FIERRO.— Entre lo que le aconteció al autor en Picos de Europa y la tarde que pasó en la Feria del Libro de Madrid —donde por primera vez firmaba ejemplares de “Ciudad de sombra”— se cruza un libro de esos que ponen la basura encima de la mesa…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (75)

Por AVELINO FIERRO.— “Yo quería haber escrito estas páginas del diario sobre cómo una vez también fui joven, y de los libros y las músicas de aquella época. Para eso tenía algunas anotaciones. Y, sin embargo, lo estoy haciendo sobre un día cualquiera, un día en el que la realidad se empequeñece y no se revela el sentido de nada.”

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (75)

Por AVELINO FIERRO.— “Yo quería haber escrito estas páginas del diario sobre cómo una vez también fui joven, y de los libros y las músicas de aquella época. Para eso tenía algunas anotaciones. Y, sin embargo, lo estoy haciendo sobre un día cualquiera, un día en el que la realidad se empequeñece y no se revela el sentido de nada.”

"Kungs Parken 9" (2012). Aguafuerte y punta seca. © Miguel Galano.

Querido diario (74)

Por AVELINO FIERRO.— El autor se adentra en la pintura y en la obra de Miguel Galano, con motivo de la exposición que se inaugura este miércoles 11 de mayo, a las 20 horas, en la Galería Cornión (Gijón), coincidiendo con la celebración del 35 aniversarío de este espacio de arte. Y describe a este artista amigo como alguien que arranca pedazos del mundo exterior para transformarlos en sustento del espíritu, como alguien que cambia el mundo para nuestros ojos…

"Kungs Parken 9" (2012). Aguafuerte y punta seca. © Miguel Galano.

Querido diario (74)

Por AVELINO FIERRO.— El autor se adentra en la pintura y en la obra de Miguel Galano, con motivo de la exposición que se inaugura este miércoles 11 de mayo, a las 20 horas, en la Galería Cornión (Gijón), coincidiendo con la celebración del 35 aniversarío de este espacio de arte. Y describe a este artista amigo como alguien que arranca pedazos del mundo exterior para transformarlos en sustento del espíritu, como alguien que cambia el mundo para nuestros ojos…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (73)

Por AVELINO FIERRO.— Presentaciones del libro, viajes, paseos, discursos en la RAE, encargos… Y rondando siempre las mismas preguntas: ¿Qué es un escritor? ¿La novela está muerta? ¿Es el diario un género impuro? ¿Cómo se escribe un buen poema? ¿Existen las musas?…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (73)

Por AVELINO FIERRO.— Presentaciones del libro, viajes, paseos, discursos en la RAE, encargos… Y rondando siempre las mismas preguntas: ¿Qué es un escritor? ¿La novela está muerta? ¿Es el diario un género impuro? ¿Cómo se escribe un buen poema? ¿Existen las musas?…

Cartel de la presentación en Oviedo.

Avelino Fierro presenta en Oviedo “Ciudad de sombra”, su segundo libro

Avelino Fierro, escritor y fiscal leonés, publicó hace unos meses su segundo libro, “Ciudad de sombra. (Diarios 2013-2014)”, en el que vuelca una selección de sus textos y dibujos publicados durante esos dos años en TAM-TAM PRESS, en su sección “Querido diario”. El libro se presenta en la librería Santa Teresa (Oviedo) el próximo jueves 7 de abril, a las 19.30 horas. El narrador estará acompañado por el escritor y crítico asturiano José Luis García Martín y por el editor Héctor Escobar (Eolas ediciones).

Cartel de la presentación en Oviedo.

Avelino Fierro presenta en Oviedo “Ciudad de sombra”, su segundo libro

Avelino Fierro, escritor y fiscal leonés, publicó hace unos meses su segundo libro, “Ciudad de sombra. (Diarios 2013-2014)”, en el que vuelca una selección de sus textos y dibujos publicados durante esos dos años en TAM-TAM PRESS, en su sección “Querido diario”. El libro se presenta en la librería Santa Teresa (Oviedo) el próximo jueves 7 de abril, a las 19.30 horas. El narrador estará acompañado por el escritor y crítico asturiano José Luis García Martín y por el editor Héctor Escobar (Eolas ediciones).

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (72)

Por AVELINO FIERRO.— Viaje a Múnich. El autor prefiere pagar sobrepeso de equipaje a llevarse un libro electrónico. Elige con cuidado qué volúmenes le acompañarán en la maleta…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (72)

Por AVELINO FIERRO.— Viaje a Múnich. El autor prefiere pagar sobrepeso de equipaje a llevarse un libro electrónico. Elige con cuidado qué volúmenes le acompañarán en la maleta…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (71)

Por AVELINO FIERRO.— El autor busca algo parecido a la sal de frutas contra los excesos de la poesía ñoña o contra la mala prosa de los críticos… Y al final recurre a uno de sus haikus, escritos a la caída de la tarde.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (71)

Por AVELINO FIERRO.— El autor busca algo parecido a la sal de frutas contra los excesos de la poesía ñoña o contra la mala prosa de los críticos… Y al final recurre a uno de sus haikus, escritos a la caída de la tarde.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (70)

Por AVELINO FIERRO.— ¿Cómo se escribe un diario? Digan lo que digan los nebulosos componentes del grupo casi secreto de “Manual de Ultramarinos” (que alguno hasta ha sido capaz de recomendar al autor a través de terceros que lo haga mejor a la manera de Trapiello), uno escribe como quiere. En palabras de Piglia: “Escribir un diario es establecer una pausa, una temporalidad propia, definida por las anotaciones cronológicas. Escribir el día es el único signo formal que identifica a un diario”. Y eso, precisamente, es lo que intenta hacer el autor… Eso sí, a su manera.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (70)

Por AVELINO FIERRO.— ¿Cómo se escribe un diario? Digan lo que digan los nebulosos componentes del grupo casi secreto de “Manual de Ultramarinos” (que alguno hasta ha sido capaz de recomendar al autor a través de terceros que lo haga mejor a la manera de Trapiello), uno escribe como quiere. En palabras de Piglia: “Escribir un diario es establecer una pausa, una temporalidad propia, definida por las anotaciones cronológicas. Escribir el día es el único signo formal que identifica a un diario”. Y eso, precisamente, es lo que intenta hacer el autor… Eso sí, a su manera.

© Ilustración: ELSA.

Querido diario (69)

Por AVELINO FIERRO.— El autor rememora en esta nueva entrega de sus diarios, escrita el día de Navidad, la presentación de su segundo libro, “Ciudad de Sombra”, el pasado 16 de diciembre en el Museo de León. Y concluye: “Así ha sido la puesta de largo del nuevo crío. Me ha faltado la ilusión del primero, esa tensión o nerviosismo que creo que sirven para alimentar algo. Estoy también un poco fagocitado por el medio ambiente, la inquietud reinante, la deriva de los continentes, las elecciones generales…”

© Ilustración: ELSA.

Querido diario (69)

Por AVELINO FIERRO.— El autor rememora en esta nueva entrega de sus diarios, escrita el día de Navidad, la presentación de su segundo libro, “Ciudad de Sombra”, el pasado 16 de diciembre en el Museo de León. Y concluye: “Así ha sido la puesta de largo del nuevo crío. Me ha faltado la ilusión del primero, esa tensión o nerviosismo que creo que sirven para alimentar algo. Estoy también un poco fagocitado por el medio ambiente, la inquietud reinante, la deriva de los continentes, las elecciones generales…”

El cartel del acto de presentación.

Avelino Fierro vuelca su “Querido diario” en “Ciudad de sombra”, su segundo libro

Por ELOÍSA OTERO.— Avelino Fierro, escritor y fiscal leonés, acaba de publicar su segundo libro, “Ciudad de sombra. (Diarios 2013-2014)”, en el que recoge una selección de sus textos y dibujos publicados durante esos dos años en TAM-TAM PRESS, en su sección “Querido diario”. El libro se presenta el miércoles 16 de diciembre, a las 20 horas, en el Museo de León (Edificio Pallarés).

El cartel del acto de presentación.

Avelino Fierro vuelca su “Querido diario” en “Ciudad de sombra”, su segundo libro

Por ELOÍSA OTERO.— Avelino Fierro, escritor y fiscal leonés, acaba de publicar su segundo libro, “Ciudad de sombra. (Diarios 2013-2014)”, en el que recoge una selección de sus textos y dibujos publicados durante esos dos años en TAM-TAM PRESS, en su sección “Querido diario”. El libro se presenta el miércoles 16 de diciembre, a las 20 horas, en el Museo de León (Edificio Pallarés).

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (68)

Por AVELINO FIERRO.— Enfrascado en las ilustraciones y la maqueta de su segundo libro, el autor —que dedica esta nueva entrada de sus diarios a la dibujante y grabadora Carmen García— se topa con algunos autorretratos realizados hace ya algunos años, y se pregunta qué pudo ser lo que le llevó por aquellas fechas a dibujarse frente al espejo tan insistentemente…

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (68)

Por AVELINO FIERRO.— Enfrascado en las ilustraciones y la maqueta de su segundo libro, el autor —que dedica esta nueva entrada de sus diarios a la dibujante y grabadora Carmen García— se topa con algunos autorretratos realizados hace ya algunos años, y se pregunta qué pudo ser lo que le llevó por aquellas fechas a dibujarse frente al espejo tan insistentemente…

Fotografía: Cortesía de Avelino Fierro.

Querido diario (67)

Por AVELINO FIERRO.— Versos de Rilke y de Venclova, libros de viejo, álbumes de fotos antiguas, una conferencia en Madrid y tres días Berlín, con alojamiento en un hotelucho de mala fama, centran las páginas de las últimas semanas, en las que el autor termina cuestionando la validez de la poesía frente a la atrocidad de la historia…

Fotografía: Cortesía de Avelino Fierro.

Querido diario (67)

Por AVELINO FIERRO.— Versos de Rilke y de Venclova, libros de viejo, álbumes de fotos antiguas, una conferencia en Madrid y tres días Berlín, con alojamiento en un hotelucho de mala fama, centran las páginas de las últimas semanas, en las que el autor termina cuestionando la validez de la poesía frente a la atrocidad de la historia…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (66)

Por AVELINO FIERRO.— Escribe Blanchot que el diario es el ancla que raspa contra el fondo de lo cotidiano. Y escribe el autor: “Puedo estar días, semanas, sin escribir una sola línea. Pero echo mano ahora de esos pequeños diamantes que encuentro en el dobladillo del pantalón viejo –lleno de remiendos– de los veranos, cuando lo devuelvo con cuidado, siguiendo el rito casero de las estaciones, al armario”.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (66)

Por AVELINO FIERRO.— Escribe Blanchot que el diario es el ancla que raspa contra el fondo de lo cotidiano. Y escribe el autor: “Puedo estar días, semanas, sin escribir una sola línea. Pero echo mano ahora de esos pequeños diamantes que encuentro en el dobladillo del pantalón viejo –lleno de remiendos– de los veranos, cuando lo devuelvo con cuidado, siguiendo el rito casero de las estaciones, al armario”.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (65)

Por AVELINO FIERRO.— Quizá sea mera coincidencia, o quizá no, pero aprovechando que el artista leonés Juan Carlos Uriarte cuelga estos días en la taberna leonesa Camarote Madrid un bodegón de su primera época creadora, titulado “Febrero del 71”, las palabras de esta nueva entrega del diario vienen que ni pintadas…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (65)

Por AVELINO FIERRO.— Quizá sea mera coincidencia, o quizá no, pero aprovechando que el artista leonés Juan Carlos Uriarte cuelga estos días en la taberna leonesa Camarote Madrid un bodegón de su primera época creadora, titulado “Febrero del 71”, las palabras de esta nueva entrega del diario vienen que ni pintadas…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (64)

Por AVELINO FIERRO.— ¿Se puede resumir la música de una vida en siete canciones? ¿Y cuáles serían esos siete temas? El autor intenta ofrecer una respuesta a semejante encargo, tal vez haciendo un poco de trampa… o tal vez no.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (64)

Por AVELINO FIERRO.— ¿Se puede resumir la música de una vida en siete canciones? ¿Y cuáles serían esos siete temas? El autor intenta ofrecer una respuesta a semejante encargo, tal vez haciendo un poco de trampa… o tal vez no.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (63)

Por AVELINO FIERRO.— El autor continúa escribiendo su diario mientras contempla las flores, ya mustias, recogidas en el parque el día anterior, y se pregunta si todos los asuntos que aquí aborda “se morirán un poco, quedarán encerrados en su almario, se desdibujarán” al escribirlos…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (63)

Por AVELINO FIERRO.— El autor continúa escribiendo su diario mientras contempla las flores, ya mustias, recogidas en el parque el día anterior, y se pregunta si todos los asuntos que aquí aborda “se morirán un poco, quedarán encerrados en su almario, se desdibujarán” al escribirlos…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (62)

Por AVELINO FIERRO.— En esta nueva entrega el autor escribe la crónica de un total de siete días “enfrascado en asuntos librescos”, inmerso en convocatorias de la “sociedad literaria”. Y es que en la ciudad de León, últimamente y desde hace tiempo, raro es el día en que no coinciden varias propuestas culturales y/o literarias…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (62)

Por AVELINO FIERRO.— En esta nueva entrega el autor escribe la crónica de un total de siete días “enfrascado en asuntos librescos”, inmerso en convocatorias de la “sociedad literaria”. Y es que en la ciudad de León, últimamente y desde hace tiempo, raro es el día en que no coinciden varias propuestas culturales y/o literarias…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (61)

Por AVELINO FIERRO.— Un viaje a Alemania. Música de Beethoven. Pintura en los viejos museos de Dresde. Pensar lo alemán. Wagner, Nietzsche, Durero, Jan van Goyen… ¿De qué se alimenta la vida? La respuesta la tiene Libertad: de aire y flores.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (61)

Por AVELINO FIERRO.— Un viaje a Alemania. Música de Beethoven. Pintura en los viejos museos de Dresde. Pensar lo alemán. Wagner, Nietzsche, Durero, Jan van Goyen… ¿De qué se alimenta la vida? La respuesta la tiene Libertad: de aire y flores.

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (60)

Por AVELINO FIERRO.— ¿Por qué, para qué se escribe un diario? El autor responde y no es posible resumir su respuesta: hay que leerla entera.

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (60)

Por AVELINO FIERRO.— ¿Por qué, para qué se escribe un diario? El autor responde y no es posible resumir su respuesta: hay que leerla entera.

Grabado de Emiliano Ramos.

Querido diario (59)

Por AVELINO FIERRO.— “El capitalismo ha fagocitado el arte”, anota el autor, citando a Lipovetsky, mientras vuelve a ver los dibujos de su amigo Emiliano Ramos y hojea sus notas de aquellos años…

Grabado de Emiliano Ramos.

Querido diario (59)

Por AVELINO FIERRO.— “El capitalismo ha fagocitado el arte”, anota el autor, citando a Lipovetsky, mientras vuelve a ver los dibujos de su amigo Emiliano Ramos y hojea sus notas de aquellos años…

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (58)

Por AVELINO FIERRO.— ¿Cómo escribir un cuento, y que funcione? El autor repasa citas e instrucciones de grandes autores, entre ellos varios maestros rusos y algunos leoneses, antes de ponerse a la faena. Tiene entre manos un encargo: un cuento para el fanzine Meando Contra Viento, al que titulará: “Vida secreta de los tebeos”. Una vez publicado, el autor siente que su cuento no ha gustado… y quizá confía en que algún lector se atreva a desvelarle los porqués.

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (58)

Por AVELINO FIERRO.— ¿Cómo escribir un cuento, y que funcione? El autor repasa citas e instrucciones de grandes autores, entre ellos varios maestros rusos y algunos leoneses, antes de ponerse a la faena. Tiene entre manos un encargo: un cuento para el fanzine Meando Contra Viento, al que titulará: “Vida secreta de los tebeos”. Una vez publicado, el autor siente que su cuento no ha gustado… y quizá confía en que algún lector se atreva a desvelarle los porqués.

© Fotografía: José Ramón Vega.

Querido diario (57)

Por AVELINO FIERRO.— El autor se reúne con los amigos cómplices de su primer libro, Una habitación en Europa: Berrueta, Vega, Héctor, Rodera, Cardo… en el bar de Aldo y Vicky en Coladilla. Rodera prohíbe mentar tópicos sobre la nieve. El autor se come la lengua pero cuando llega a casa empieza a construir su pequeña antología poética de la nieve… / Con fotografía de José Ramón Vega.

© Fotografía: José Ramón Vega.

Querido diario (57)

Por AVELINO FIERRO.— El autor se reúne con los amigos cómplices de su primer libro, Una habitación en Europa: Berrueta, Vega, Héctor, Rodera, Cardo… en el bar de Aldo y Vicky en Coladilla. Rodera prohíbe mentar tópicos sobre la nieve. El autor se come la lengua pero cuando llega a casa empieza a construir su pequeña antología poética de la nieve… / Con fotografía de José Ramón Vega.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (56)

Por AVELINO FIERRO.— “No sé por qué insistí en el dibujo. Quizá recordaba la frase de Nauman cuando dice que el dibujar equivale a pensar y que algunos dibujos se hacen con la misma intención con que se escribe, son notas que se toman…”

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (56)

Por AVELINO FIERRO.— “No sé por qué insistí en el dibujo. Quizá recordaba la frase de Nauman cuando dice que el dibujar equivale a pensar y que algunos dibujos se hacen con la misma intención con que se escribe, son notas que se toman…”

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (55)

Por AVELINO FIERRO.— El autor tiene un artículo pendiente, que se va al traste, hace repaso del año que termina y… no sabe qué anotar. Un libro de poemas de Zbigniew Herbert destapará los recuerdos “vagos como pavesas que se deshacen en el aire”.

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (55)

Por AVELINO FIERRO.— El autor tiene un artículo pendiente, que se va al traste, hace repaso del año que termina y… no sabe qué anotar. Un libro de poemas de Zbigniew Herbert destapará los recuerdos “vagos como pavesas que se deshacen en el aire”.

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (54)

Por AVELINO FIERRO.— El autor da cuenta de un relato del horror, la historia del padre del fotógrafo Chema B., que logró sobrevivir a Auschwitz, y que le es narrada por un amigo cercano en la barra de un bar. Un relato que “ahora, al escribirlo y mostrarlo, parece sin embargo que se difumina, se escabulle y quiere volver a desaparecer”.

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (54)

Por AVELINO FIERRO.— El autor da cuenta de un relato del horror, la historia del padre del fotógrafo Chema B., que logró sobrevivir a Auschwitz, y que le es narrada por un amigo cercano en la barra de un bar. Un relato que “ahora, al escribirlo y mostrarlo, parece sin embargo que se difumina, se escabulle y quiere volver a desaparecer”.

11-Cartel-Oviedo

Avelino Fierro presenta en Oviedo su vigoroso diario

El Club de Prensa Asturiana, en Oviedo, acogerá el próximo viernes, 12 de diciembre, la presentación de “Una habitación en Europa”, el primer libro de Avelino Fierro. En el acto acompañarán al autor el editor del sello Eolas, Héctor Escobar, y el escritor y crítico asturiano José Luis García Martín. / Reproducimos una pequeña reseña del libro, del escritor y crítico leonés Alfonso García, publicada en El Filandón, el suplemento literario de Diario de León.

11-Cartel-Oviedo

Avelino Fierro presenta en Oviedo su vigoroso diario

El Club de Prensa Asturiana, en Oviedo, acogerá el próximo viernes, 12 de diciembre, la presentación de “Una habitación en Europa”, el primer libro de Avelino Fierro. En el acto acompañarán al autor el editor del sello Eolas, Héctor Escobar, y el escritor y crítico asturiano José Luis García Martín. / Reproducimos una pequeña reseña del libro, del escritor y crítico leonés Alfonso García, publicada en El Filandón, el suplemento literario de Diario de León.

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (53)

Por AVELINO FIERRO.— “Había conocido a Castorina unas semanas antes, una mañana, en el taller de mi amigo impresor. Hablaba y sus palabras amortiguaban los latidos de las horas, su máquina inexorable. Contaba la infancia, la luz de los montes, su primer amor”. La amistad, los encuentros y los paseos por la ciudad vuelven a tomar las páginas de este diario…

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (53)

Por AVELINO FIERRO.— “Había conocido a Castorina unas semanas antes, una mañana, en el taller de mi amigo impresor. Hablaba y sus palabras amortiguaban los latidos de las horas, su máquina inexorable. Contaba la infancia, la luz de los montes, su primer amor”. La amistad, los encuentros y los paseos por la ciudad vuelven a tomar las páginas de este diario…

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (52)

Por AVELINO FIERRO.— “En nada ha interrumpido la vida fácil de diario la publicación del libro”. Eso afirma el autor de Una habitación en Europa, entre las idas y venidas de las hojas de su diario. Sin embargo…

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (52)

Por AVELINO FIERRO.— “En nada ha interrumpido la vida fácil de diario la publicación del libro”. Eso afirma el autor de Una habitación en Europa, entre las idas y venidas de las hojas de su diario. Sin embargo…

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (51)

Por AVELINO FIERRO.— Entre lo real y lo imaginario, el autor escribe la crónica de la presentación de su libro, Una habitación en Europa, en una librería madrileña. Un acto al que acudió acompañado de familiares y amigos y en el que actuó como padrino un reconocidísimo escritor.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (51)

Por AVELINO FIERRO.— Entre lo real y lo imaginario, el autor escribe la crónica de la presentación de su libro, Una habitación en Europa, en una librería madrileña. Un acto al que acudió acompañado de familiares y amigos y en el que actuó como padrino un reconocidísimo escritor.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (50)

Por AVELINO FIERRO.— Dos escritores bien distintos, Simenon y Ernesto Rodera, protagonizan las lecturas de verano de nuestro autor, que llega con ésta al medio centenar de entregas de las páginas de su diario.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (50)

Por AVELINO FIERRO.— Dos escritores bien distintos, Simenon y Ernesto Rodera, protagonizan las lecturas de verano de nuestro autor, que llega con ésta al medio centenar de entregas de las páginas de su diario.

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (49)

Por AVELINO FIERRO.— “Cuando el editor me dijo que escribiera un relato para un libro sobre aluches, le dije que no”, recuerda el autor. El cuento, sin embargo, decidió que quería ser escrito a uña de caballo… Se titula “Octubre” y está dedicado a Ignacio Guereñu.

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (49)

Por AVELINO FIERRO.— “Cuando el editor me dijo que escribiera un relato para un libro sobre aluches, le dije que no”, recuerda el autor. El cuento, sin embargo, decidió que quería ser escrito a uña de caballo… Se titula “Octubre” y está dedicado a Ignacio Guereñu.

Presentación del libro "Una habitación en Europa", de Avelino Fierro. © Fotografía: Paco Gómez.

Querido diario (48)

Por AVELINO FIERRO.— Tras la presentación de su primer libro, Una habitación en Europa, el autor reflexiona sobre las dificultades y fracasos de los escritores noveles —a partir de un artículo titulado “Dejar de ser invisible”, publicado en la revista “Clarín”— y reproduce el texto leído el pasado 10 de julio, en la Fundación Sierra Pambley, donde presentó el libro acompañado de Julio Llamazares, Héctor Escobar y un montón de amigos.

Presentación del libro "Una habitación en Europa", de Avelino Fierro. © Fotografía: Paco Gómez.

Querido diario (48)

Por AVELINO FIERRO.— Tras la presentación de su primer libro, Una habitación en Europa, el autor reflexiona sobre las dificultades y fracasos de los escritores noveles —a partir de un artículo titulado “Dejar de ser invisible”, publicado en la revista “Clarín”— y reproduce el texto leído el pasado 10 de julio, en la Fundación Sierra Pambley, donde presentó el libro acompañado de Julio Llamazares, Héctor Escobar y un montón de amigos.

Avelino Fierro en su biblioteca. Autorretrato.

En la biblioteca de Avelino Fierro: “Soy comprador de libros que quiero leer”

Por ELOÍSA OTERO.— Este jueves, 10 de julio, Avelino Fierro presenta en León su primer libro, Una habitación en Europa, que él mismo define como “el diario de un lector agradecido”. Le pedimos que nos hable de esa faceta, de sus libros, de su biblioteca. Él, amablemente, abre esa puerta y nos muestra la habitación de sus tesoros…

Avelino Fierro en su biblioteca. Autorretrato.

En la biblioteca de Avelino Fierro: “Soy comprador de libros que quiero leer”

Por ELOÍSA OTERO.— Este jueves, 10 de julio, Avelino Fierro presenta en León su primer libro, Una habitación en Europa, que él mismo define como “el diario de un lector agradecido”. Le pedimos que nos hable de esa faceta, de sus libros, de su biblioteca. Él, amablemente, abre esa puerta y nos muestra la habitación de sus tesoros…

La portada es obra de Javier Cardo.

Avelino Fierro publica “Una habitación en Europa”, el diario de un lector agradecido

Por ELOÍSA OTERO.— Avelino Fierro, colaborador incondicional de TAM TAM PRES (donde publica desde 2013 su sección “Querido diario”), ha sacado a la luz su primer libro, Una habitación en Europa, editado por Eolas, el sello de Héctor Escobar. El libro se presenta este jueves, 10 de julio, en la Fundación Sierra Pambley (León). El escritor Julio Llamazares acompañará al autor y al editor en la presentación.

La portada es obra de Javier Cardo.

Avelino Fierro publica “Una habitación en Europa”, el diario de un lector agradecido

Por ELOÍSA OTERO.— Avelino Fierro, colaborador incondicional de TAM TAM PRES (donde publica desde 2013 su sección “Querido diario”), ha sacado a la luz su primer libro, Una habitación en Europa, editado por Eolas, el sello de Héctor Escobar. El libro se presenta este jueves, 10 de julio, en la Fundación Sierra Pambley (León). El escritor Julio Llamazares acompañará al autor y al editor en la presentación.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (47)

Por AVELINO FIERRO.— En esta ocasión el autor escribe sobre el discurso cervantino de las armas y las letras, dando bandazos entre el hacer política con la literatura y los versos de barro y muerte. “Puede que la literatura sirva para bien poco, pero puede que valga al menos para procurarnos algo de consuelo, para que podamos sentarnos en la escalera, algo más ilusionados, a esperar el porvenir”.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (47)

Por AVELINO FIERRO.— En esta ocasión el autor escribe sobre el discurso cervantino de las armas y las letras, dando bandazos entre el hacer política con la literatura y los versos de barro y muerte. “Puede que la literatura sirva para bien poco, pero puede que valga al menos para procurarnos algo de consuelo, para que podamos sentarnos en la escalera, algo más ilusionados, a esperar el porvenir”.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (46)

Por AVELINO FIERRO.— “Sí, él insiste, pone ojitos y aletea sus pestañas, pide que le entreguemos nuestros deseos y afanes… que ya se encargará de meterlos en el puchero y ponerlos a hervir a fuego lento hasta que se conviertan en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada…” / “El paisaje político y moral se parece al del 98, estamos inmersos en algo parecido, no hemos avanzado mucho, no somos más modernos, todo es un espejismo”.

© Ilustración: Avelino Fierro.

Querido diario (46)

Por AVELINO FIERRO.— “Sí, él insiste, pone ojitos y aletea sus pestañas, pide que le entreguemos nuestros deseos y afanes… que ya se encargará de meterlos en el puchero y ponerlos a hervir a fuego lento hasta que se conviertan en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada…” / “El paisaje político y moral se parece al del 98, estamos inmersos en algo parecido, no hemos avanzado mucho, no somos más modernos, todo es un espejismo”.

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (45)

Por AVELINO FIERRO.— “Ha pasado el uno de mayo. Estuvimos ese mediodía en la Plaza del Grano, donde los anarquistas celebran su fiesta alternativa. Javi Carbajo andaba preocupado porque no le había cogido el aire al nuevo cacharro para la paella…”

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (45)

Por AVELINO FIERRO.— “Ha pasado el uno de mayo. Estuvimos ese mediodía en la Plaza del Grano, donde los anarquistas celebran su fiesta alternativa. Javi Carbajo andaba preocupado porque no le había cogido el aire al nuevo cacharro para la paella…”

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (44)

Por AVELINO FIERRO.— “Si uno quiere dedicarse a escribir es casi obligado tener al menos una diplomatura en tertulias. Aunque ya nada es igual, ya no parece posible emular a los protagonistas del primer tercio de siglo, a la bohemia madrileña. Todo es ahora más aseado, atildado, pulcro.”

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (44)

Por AVELINO FIERRO.— “Si uno quiere dedicarse a escribir es casi obligado tener al menos una diplomatura en tertulias. Aunque ya nada es igual, ya no parece posible emular a los protagonistas del primer tercio de siglo, a la bohemia madrileña. Todo es ahora más aseado, atildado, pulcro.”

Lagunas de Villafáfila. © Fotografía: Mar Astiárraga.

Querido diario (43)

Por AVELINO FIERRO.— Estos días, con la llegada de la primavera, se nos han ido muriendo amigos y mayores. ¿Conoces el poema de Benítez Reyes: “Nos van dejando solos los mayores. / Se irán / la fresca juventud y los amores cálidos. / Y partirán de pronto, sucederán qué cosas, / propiciarán qué cartas, y qué libros amargos…”? Pensé en escribirles una breve elegía…

Lagunas de Villafáfila. © Fotografía: Mar Astiárraga.

Querido diario (43)

Por AVELINO FIERRO.— Estos días, con la llegada de la primavera, se nos han ido muriendo amigos y mayores. ¿Conoces el poema de Benítez Reyes: “Nos van dejando solos los mayores. / Se irán / la fresca juventud y los amores cálidos. / Y partirán de pronto, sucederán qué cosas, / propiciarán qué cartas, y qué libros amargos…”? Pensé en escribirles una breve elegía…

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (42)

Por AVELINO FIERRO.— “Esta es la historia del dibujo que ilustra el diario treinta y ocho. Por aquel verano yo vivía en cada de mis tíos, en Six Fours Les Plages. Tenía diecinueve años y mi obsesión de aquellos días era ver a Picasso y a la hija mayor de Grace Kelly…”.

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (42)

Por AVELINO FIERRO.— “Esta es la historia del dibujo que ilustra el diario treinta y ocho. Por aquel verano yo vivía en cada de mis tíos, en Six Fours Les Plages. Tenía diecinueve años y mi obsesión de aquellos días era ver a Picasso y a la hija mayor de Grace Kelly…”.

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (41)

Por AVELINO FIERRO.— En esta entrega, el autor intenta “levantar un artículo”, que diría Umbral. Y como quien no quiere la cosa aprovecha para lanzar una primicia: ya tiene próximo libro. Pero en este capitulo no hablará de su libro, sino de cómo a veces se refugia en la lectura para enfrentarse a la falta de inspiración. Al final, quizá solo sea un problema de tensión arterial… o de pituitaria.

© Ilustración de Avelino Fierro.

Querido diario (41)

Por AVELINO FIERRO.— En esta entrega, el autor intenta “levantar un artículo”, que diría Umbral. Y como quien no quiere la cosa aprovecha para lanzar una primicia: ya tiene próximo libro. Pero en este capitulo no hablará de su libro, sino de cómo a veces se refugia en la lectura para enfrentarse a la falta de inspiración. Al final, quizá solo sea un problema de tensión arterial… o de pituitaria.