Canciones con los presidentes de USA en el punto de mira

Una de las imágenes emblemáticas de la masacre perpetrada por la Guardia Nacional contra los que protestaban contra la guerra de Vietnam. Neil Young escribió contra el responsable, Nixon, a quien menciona en s.jpg

Una de las imágenes emblemáticas de la masacre perpetrada por la Guardia Nacional contra los que protestaban contra la guerra de Vietnam. Neil Young escribió contra el responsable, Nixon. 

Por CARLOS DEL RIEGO

La música rock no empezó a criticar con dureza e incluso con insultos gruesos al presidente de USA hasta el final de los años sesenta (en los 50 la Guerra estaba demasiado cerca), y eso gracias al ambiente que habían generado los hippies con aquello de ‘haz el amor, no la guerra’. Pero a partir de ahí, los autores de canciones estadounidenses han disparado contra el inquilino de la Casa Blanca sin ahorrar epítetos y apelativos. Hoy hay barra libre.

Sí, hablar en términos despectivos o acusatorios contra el presidente de EE.UU. viene de bastante lejos, concretamente de los últimos años sesenta del siglo pasado. Pero con el paso del tiempo la cosa se ha convertido casi en rutina, tanto que a día de hoy apenas se presta mayor atención a las canciones que sacuden o insultan al homónimo del Pato Donald. En fin, que aunque no excesivamente abundantes, sí que se pueden encontrar unas cuantas piezas cuyas letras señalan y denuncian explícitamente al ‘Presi’ de turno.

El primer habitante del barrio del rock que se atrevió a acusar al presidente mencionando incluso su nombre fue Neil Young, quien en 1970 escribió el tema ‘Ohio’ para publicarlo con Crosby, Stills, Nash y Young. El tema denuncia la muerte de cuatro manifestantes por disparos de la Guardia Nacional durante una protesta antimilitarista contra la invasión de Camboya y la Guerra de Vietnam. En su letra señala explícitamente “Soldados de hojalata y Nixon viniendo”, o sea, culpa a la Guardia Nacional y, sobre todo, al presidente Nixon, a quien responsabiliza de la matanza; “este verano escucho los tambores. Cuatro muertos en Ohio”. Imposible hablar más claro. Young la escribió en unos minutos, la arreglaron en otro tanto y la grabaron todos a la vez en un par de tomas; la matanza fue en mayo y el tema estaba en la calle en junio. Fue la primera vez que se hizo tal cosa; Crosby declaró que esa letra que incluye a Nixon como villano “es lo más valiente que he visto en mi vida”; por su parte, Young confesó que Crosby había llorado al cantarla, e incluso al final del tema se le oye gritar “¿Por qué murieron?, ¿Cuántos más?”.

Neil Young no es de los que trata con mano de seda a los poderosos, y cuando tiene que decir algo lo dice bien alto, y lo hace con contundencia pero también con gracia y estilo. Así, 36 años después volvió a cargar contra el mandamás de Usa en su tema ‘Let´s impeach the President’ (2006), o sea, ‘Procesemos (o acusemos) al presidente’. Escribió esa letra cuando ya era evidente que la Guerra de Irak II no tenía que ver con las ‘armas de destrucción masiva’. En el texto se refiere a George W. Bush desde el primer verso: “Procesemos al presidente por mentir y engañar a nuestro país en la guerra, por abusar de todo el poder que le dimos, por despilfarrar nuestro dinero”. Imposible más claro.

Y es que George Bush segundo es de los que más inquina desató (hasta que llegó Trump). El propio Bruce Springsteen arremetió contra él a causa de su inacción ante el desastre del huracán Katrina en su tema ‘How can a poor man stand such times and live?”  (o sea, ‘¿Cómo puede un pobre hombre soportar esos tiempos y vivir’, publicado en 2007?’); se trata de una versión de un tema de los años 20 de Blind Alfred Reed, aunque apenas conserva un par de versos del original, ya que Bruce adapta el texto al asunto del huracán. Se refirió a él como ‘presidente espectador’, y en la letra se lee: “Él nos dijo que en un rato estaríamos bien, y lo que hizo es darnos una píldora engañosa, una dosis de droga y una enorme factura (…) Echó un vistazo alrededor, soltó un discurso, nos dijo “estoy con vosotros” y luego se largó”. Más o menos fue así.

Nixon, asimismo, provocó mucha rabia. Incluso estuvo en el punto de mira de Elton John y su letrista Bernie Taupin. Si ya se dijo en su momento que el ‘Madman across the water’ de 1971 se refería veladamente a ‘Dick, el tema de 2006 ‘Postcards from Richard Nixon’ no puede negar su intención. El texto dice: “Richard Nixon está arrodillado (…) le gustaría saber si tú y yo podríamos ayudarlo. Camuflaje y pegamento para encubrir el mal que hace el hombre”; esos versos parecen desvelar que Nixon les escribió pidiéndoles que le ayudaran a distraer la atención de los estadounidenses para que no miraran tanto a Vietnam…, algo difícil de creer, teniendo en cuenta además que entonces (1971) Elton John era célebre en el entorno del rock, pero casi un desconocido para el gran público.

Pero no sólo presidentes republicanos (conservadores) han ‘merecido’ versos propios en el rock & roll. Bill Clinton (demócrata él) fue objeto de los dardos de Ted Nugent, el arrollador guitarrista que siempre ha presumido de su sentimientos ultras, y que le dedicó el tema ‘Kiss my ass’ (1995), ‘Besa mi culo’. Para empezar, Ted se refiere a Clinton como ‘Billary’, dando a entender que Hillary es quien manda. A lo largo del tema carga contra ‘Billary’, contra la fiscal Janet Reno, contra Hacienda, contra los animalistas, la ONU… “Creo en los derechos de los animales, así que dejo que el perro se mee en mi espinilla (…). Condenan la ropa que llevamos y la moralidad de lo que comemos (…), me dan ganas de vomitar (…). Bésame el culo Janet Reno, bésame el culo Billary, bésame el culo Hacienda, bésame el culo Naciones Unidas…” y sigue animando a los liberales o a Courtney Love a eso, a que le besen el culo.

R.E. M cargó contra el presidente Ronald Reagan, su vice Georges W. Bush y contra la prensa en ‘Ignoreland’ (‘Tierra de ignorantes), de 1992. Michael Stipes  acusa a los ‘presis’ de engaño y militarismo, y a la prensa de ocultarlo y no decir las cosas como son: “La tele dice un millón de mentiras, y los papeles jodidamente aterrados de informar acerca de cualquier cosa que no se entregue en una cuchara presidencial. Me siento profundamente frustrado por todo esto. Tierra de ignorantes, tierra de ignorantes”. Al final, reconoce que todo lo dicho no valdrá para nada “pero me siento mejor después de haberlo gritado, ¿no?”.

Nixon, Bush II y Reagan son los más nombrados por los clásicos; hoy gana  Trump por aplastamiento, pues es, con mucho, el presi de quien más se ‘acuerda’ el rock: Franz Ferdinand le dedicó su ‘Demagogue’, Gorillaz su ‘Halleluja money’, Arcade Fire su I give your power’… En todo caso, tanto aquellos como éste se lo merecen.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: