Tres grandes éxitos del rock con el muro de Berlín como telón… de acero

Concierto de Bowie ante el Reichtag, muy cerca del muro.jpg

Concierto de Bowie ante el Reichtag, muy cerca del muro. 

Por CARLOS DEL RIEGO

‘Die Berliner Mauer’ representó mucho más que una pared de separación, puesto que siempre fue visto como el límite entre el mundo libre y el mundo encarcelado. Ese telón de acero, de cuya caída se celebran treinta años, causó frustración y violencia, pero también dio pie a algunas grandes canciones rock que ya han entrado en el apartado de clásicos y que, sin duda, resultan poderosamente evocadoras.

Como casi siempre, incluso de las mayores catástrofes surge algo aprovechable; baste recordar que las indeseables guerras suelen originar enormes avances en campos como la medicina, la farmacia o la tecnología.  Por ello, Incluso algo tan vergonzoso como el Muro de Berlín dio origen a obras de arte de diversas disciplinas y, cómo no, a algunas grandes clásicas del rock que, inevitablemente, retrotraen a aquellos años, a aquella anómala situación. El muro pasó a ser recuerdo a comienzos de noviembre de 1989. Y ¿quién no recuerda el ‘Heroes’ de Bowie, el ‘One’ de U2 o el ‘Winds of change’ de Scorpions?, tres títulos que tienen el muro como motivo principal.

Además de ser una canción única y con un atractivo especial, ‘Heroes’ tiene mucho que ver con aquella enorme tapia. El propio David Bowie explicó en principio que se le había ocurrido el tema allí, en Berlín, mientras grababa en 1977 su álbum ‘Heroes’; dijo que a diario veía una pareja de enamorados que se citaba y se besaba apasionadamente junto a una torre de vigilancia del muro, y entonces pensó que debían ser unos héroes por atreverse a desafiar lo que representaba esa barrera. Sin embargo, ya en el siglo presente, Bowie aclaró que, en realidad, el romance era el que mantenía su productor, Tony Visconti (que entonces estaba casado), con una joven cantante alemana; el elegante y discreto artista no podía desvelar un secreto que no era suyo, así que modificó la identidad de esos ‘héroes’; lo que sí es cierto es que Tony y su amiga paseaban cerca del muro.

Pero ‘Heroes’, pieza intensa, melancólica, hipnótica, dio otro momento para la historia. Fue un concierto que Bowie y otros ofrecieron en Berlín en 1987. El propio músico lo cuenta: “Nunca olvidaré aquello, tal vez sea la actuación más emotiva que he hecho. Llegué a llorar. Habían colocado el escenario muy cerca del muro para que fuera como el telón de fondo. En cierto momento escuchamos que berlineses orientales podrían estar escuchando, pero no teníamos idea de cuánto ‘público’ había al otro lado. Nos dijeron que eran miles y miles los que se habían acercado al muro… Fue como un doble concierto, uno a cada lado. Pero lo mejor es que, en cierto momento, pudimos oír a ese público gritar y cantar. ¡Dios!, incluso ahora me ahogo al recordarlo. Jamás  había hecho algo así y supongo que nunca lo volveré a hacer”. Sincero, refinado, rememoraba el momento más especial: “Cuando hicimos ‘ Heroes’ tuve la sensación de que se convertía en un himno, casi como una oración. Por muy bien que la toquemos nunca será como aquella vez, pues la canción significaba mucho más. Fue simplemente extraordinario. Luego nos enteramos de que al otro lado del muro hubo más de 30.000 personas…, a pesar de que los guardias hicieron lo posible por desalojar”. Cierto, a la policía de la DDR no le gustó el concierto…, incluso detuvieron a quien hacía fotos. En todo caso, los héroes estaban en la parte este del muro.

¿Y qué dice la letra de ‘Heroes’? Más o menos: “Yo puedo recordar. De pie junto al muro. Y las armas dispararon sobre nuestras cabezas. Y nos besamos como si nada nos pudiera pasar. La vergüenza estaba del otro lado. Oh, podemos vencerlos (…). Entonces podríamos ser Héroes solo por un día”.

Otro tema indisolublemente asociado a aquellos días de la caída del muro y el fin de una dictadura es el ‘Wind of change’ de Scorpions, grabada unos meses después de aquel acontecimiento. Hay que tener cierta edad para recordar palabras como ‘perestroika’ o ‘glasnost’, que venían a ser apertura y transparencia en ruso y que en todas partes se entendían como ‘viento de cambio’. El tema del grupo alemán, escrito por su cantante Klaus Meine, trata de aquel momento en que todo iba a cambiar, se percibía en el aire, sobre todo por el inminente colapso de la cerca. La potente balada comienza en Moscú, caminando hacia Gorki Park y aventurando un mundo mejor gracias aquel tiempo mágico: “Llévame a la magia del momento de esa noche gloriosa. Donde los niños del mañana sueñan con el viento del cambio”. Puede decirse que este ‘Viento de cambio’ es la banda sonora del aquellos momentos históricos cuyo clímax es la caída del ‘Berliner Mauer’.

Al otro lado miles de alemanes orientales se acercaron al muro para escuchar a Bowie a pesar de los guardias.jpg

A poco del ansiado derribo, U2 se fue a trabajar a Berlín buscando la inspiración que pudiera surgir de ese ‘momentazo’, el cual, con total seguridad, significaría la reunificación de Alemania. Pero las musas no estaban por la labor, e incluso el grupo sufría su propio muro. Y entonces Bono dio con el asunto, dio con ese ‘One’ que significó la reunificación de U2. El asunto del tema es, en esencia, somos uno pero no somos lo mismo. El texto dice: “Un amor, una sangre, una vida. Tienes que hacer lo que debes (…) con los demás (…) Una vida, pero no somos lo mismo”. Y Bono insistió en que la esencia del tema es que “nos tenemos el uno al otro y que, nos guste o no, la única forma de salir de aquí es que yo te eche una mano por la pared y tire de ti”.

Son tres de las más significativas y celebradas canciones que tenían que ver con ‘Die mauer’, pero hay otras, como ‘A great day for freedom’ (1994), o sea, ‘Un gran día para la libertad, de Pink Floyd y escrita por David Gilmour, no por Roger Waters. ‘Nikita’ (1987) de Elton John, que trata de un occidental que se enamora de una chica de Alemania Oriental pero no puede verla porque no se le permite cruzar el muro…, una canción revolucionaria en los últimos momentos de la Guerra Fría. ‘Holidays in the sun’ (1977) de los Sex Pistols, que dice “tengo una razón para esperar el muro de Berlín (…) Tengo que cruzar el muro de Berlín (…) Estoy mirando por encima del muro y me están observando”.

El rock & roll siempre tiene algo que decir sobre los acontecimientos históricos.

Visita el blog de Carlos del Riego.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: