Eamonn Doyle. “Himnos urbanos”

En la sala Bárbara de Braganza, en Madrid, todavía se puede ver (hasta el 26 de enero de 2020) “Trilogía de Dublín”, una gran retrospectiva sobre el fotógrafo irlandés Eamonn Doyle. Merece la pena acercarse por allí aunque no seas un aficionado a la fotografía; no deja indiferente.

Por JOSÉ RAMÓN VEGA
(→ Web)

Eamonn Doyle es un fotógrafo más o menos reciente que procede del mundo musical, estuvo años trabajando en otros campos antes de dedicarse a la fotografía. Su trabajo más destacado se circunscribe básicamente al entorno urbano de Dublín, en concreto a una serie de calles y espacios muy próximos a donde él reside. Son fotografías directas, escenas de calle aparentemente intrascendentes pero que connotan una rotundidad en los personajes que apabulla, son himnos urbanos, como ciertas portadas de discos del punk y el rock que todos tenemos en la cabeza.

También acompañan la presentación y producción de las fotografías de la muestra unas copias descomunales, impecables en cuanto a técnica y resultado, llenas de matices, majestuosas. Me gusta mucho una frase de Eamonn Doyle que leí en una entrevista: “Cuando pintas tienes el lienzo en blanco, pero cuando fotografías, hay un lienzo repleto de cosas y de lo que se trata es de ir quitándolas”. Es algo que le llevo oyendo a García-Alix desde hace años y que me lo aplico cada vez que fotografío. Si algo sobra, quítalo. Lo que no aporta no tiene razón para estar. Lo difícil es hacer eso realizando fotografía de calle, cuando estás a merced de los acontecimientos y no sabes nunca lo que va a pasar.

La exposición abarca más proyectos, algunos muy diferentes entre sí, trabajos muy personales que poco o nada tienen que ver con esta denominada “Trilogía de Dublín”. Sorprende ver a toda esa gente con su gesto adusto e incómodo andando, cruzando calles y aceras casi siempre con prisa, a la carrera, envueltos en la vorágine urbana. El fotógrafo busca enfoques forzados, muchos contrapicados, gente de espaldas, composiciones atrevidas, rostros enmarcados sobre fondos de hormigón o cielos tempetuosos. No es condescendiente con su cámara, es directo y severo con los de su entorno, sus gentes tienen la misma dureza que la turbulenta ciudad en invierno, no hay clemencia.

 

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .