FOTOGALERÍA LEONESA (comisariada por Amando Casado) #11 / Virginia Morán: ‘El Confinamiento’

‘El confinamiento’. Fotografía: © Virginia Morán.

FOTOGALERÍA LEONESA (Comisariada por Amando Casado)

Virginia Morán: ‘El Confinamiento’

“¿Cómo podían ellos ver algo más que sombras si nunca se les permitió mover la cabeza?”
Platón
(El mito de la caverna)

Virginia Morán, 1973,  nacida en Irún, de padres leoneses. Hace décadas que vive en León.

Virginia nos muestra su relato particular del “confinamiento”, que se produce durante el estado de alarma por la pandemia del virus Covid 19. Este hecho tan extraordinario e inimaginable lo recoge la autora, desde lo cercano de su unidad familiar. La serie de imágenes que nos presenta, conforman una especie de documento, de álbum personal: íntimo, autobiográfico y extraordinariamente emocional, pero a la vez esta pequeña y particular historia familiar, se convierte por la dimensión de la pandemia, en un relato claramente universal.

Esta “cueva primitiva” a la que alude Virginia tiene evidentes conexiones con El mito de la caverna de Platón (Platón crea el mito de la caverna para mostrar en sentido figurativo que nos encontramos encadenados dentro de una caverna), donde también su discurso, hace referencias a la idea de cueva (caverna) platónica: confinamiento, extrañeza, rutina alterada, miedo a lo desconocido, la extraña realidad…“Fuera la amenaza persistía en nublar nuestra propia existencia como civilización”.

De una manera implícita nos plantea en estas fotografías el mundo de lo sensible (el interior de la caverna) y de otro el mundo de las ideas (exterior de la caverna).

En las imágenes de Virginia, la luz (igual que “el sol” en El mito de la caverna) es una metáfora de la idea del Bien, quizás la más pura de todas.

Amando Casado

‘El confinamiento’. Fotografía: © Virginia Morán.

EL CONFINAMIENTO (SERIE)

El hogar como refugio 

Cuando el estado de alarma nos dejó paralizados en casa decidí documentar la extrañeza de una situación en la que padres e hijos teníamos que ajustarnos a los nuevos ritmos de una vida en cuarentena. Un diario fotográfico nacido del encierro que captura diferentes estados de ánimo y muchos momentos de una rutina alterada. Instantáneas con una especial mirada a esa extraña realidad que vivimos.

¿Y acaso el hogar no se convirtió en aquellos días en nuestra trinchera?, una especie de cueva primitiva donde cada jornada la supervivencia marcaba el paso entre paredes, mientras fuera la amenaza persistía en nublar nuestra propia existencia como civilización. Entretanto, de puertas para adentro, la familia se convirtió más que nunca en nuestro cordón umbilical con la vida. En estas imágenes, tomadas durante mi confinamiento, late la vida diaria sin contacto exterior, la rutina de una familia, una de las millones que la pandemia encerró en su casa en España, el despertar, la mirada desde la ventana a una calle sin vida, en silencio, los deberes escolares con la pantalla como nexo con el por aquel entonces lejano colegio, tareas cotidianas, momentos también de estrecha convivencia, de unión indisoluble. El hogar como refugio que abriga y protege.

Cuatro de estas imágenes, que integran la serie, fueron seleccionadas por Photoespaña en el proyecto Phedesdemibalcon. Durante todo el verano formaron parte de una exposición colectiva  en la Plaza Mayor de la capital leonesa. Y entre ellas, una, en la que puede verse una escena de corte de pelo casero en la cocina, volará pronto hasta Washington como parte de la muestra con cita en otoño en el Centro Cultural de España en la capital de Estados Unidos.

Sobre mí

Mirar más allá, más allá de lo evidente, del presente, del gesto que delata, de la mirada que clava sus ojos en el objetivo que en ese momento busca ángulo. Bucear, explorar el alma de cada personaje, de cada escena, de cada acontecimiento que capturo con mi cámara. Mi tarea es captar la esencia, el alma de los retratados, envolverles con calidez con mi mirada a través de la lente y conseguir siempre que sean ellos mismos, que hablen de ellos a través de imágenes que aspiro a que atesoren en su biografía, en su historia vital, como instantes únicos e irrepetibles.

La fotografía familiar, la cotidianidad de la existencia, las pequeñas hazañas que marcan nuestra vida, la vida de todos, se han convertido en el leitmotiv de mi trabajo. Momentos trascendentes o simplemente trazos de instantes que los retratados quieren atrapar para siempre. Imágenes con hábitat propio, escenarios naturales para reivindicar que el entorno, la tierra, forma parte indisoluble de nuestro ser. Retratista de almas.

Virginia Morán

‘El confinamiento’. Fotografía: © Virginia Morán.
‘El confinamiento’. Fotografía: ©Virginia Morán.
‘El confinamiento’. Fotografía: ©Virginia Morán.
‘El confinamiento’. Fotografía: ©Virginia Morán.
‘El confinamiento’. © Fotografía: Virginia Morán.
‘El confinamiento’. © Fotografía: Virginia Morán.
‘El confinamiento’. © Fotografía: Virginia Morán.
‘El confinamiento’. © Fotografía: Virginia Morán.

#FOTOGALERÍALEONESA

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .