Núñez & Núñez: “Buscábamos algo nuevo, algo sorprendente. Hacer artesanía en fotografía”

Los hermanos Javier Núñez y Ramón Núñez, en el Musac.

ENTREVISTA / Ramón Núñez, fotógrafo

Núñez & Núñez: “Estábamos buscando la casa donde habitar y al final encontramos este mundo”

Por ELOY RUBIO CARRO
astorgaredaccion.com

Los hermanos astorganos Núñez&Núñez exponen en el MUSAC sus fotografías ‘surrealistas’ —realizadas en los años 70, cuando Javier tenía 13 años y Ramón 17—, en una muestra comisariada por Amando Casado. La exposición se complementa en la editorial Eolas con un libro que reúne las imágenes de los hermanos astorganos acompañadas de pequeños textos poéticos de Ramón Núñez.

Eloy Rubio Carro: Creo que es necesario tener cuidado con las categorizaciones que parecen más un asunto de académicos que pretenden dar explicaciones de todo y autosatisfacerse. Cuando vuestras fotografías son definidas como surrealistas no se ha dicho gran cosa pues también se perciben las inquietudes que pululaban en el ambiente de los años 70: la incomunicación, el absurdo, la despersonalización, la identidad y la búsqueda. ¿Cómo sentíais vosotros en ese momento la vida cultural que impregnaba el ambiente?

Ramón Núñez: Te lo puedo resumir en una sola frase, hacíamos cultura de autoconsumo. Hacíamos cultura para nosotros mismos.

Pero vosotros teníais la ‘antena puesta’, todo artista tiene sensibilidad y aunque esa sensibilidad no vaya siempre acompañada de una reflexión consciente esa sensibilidad se impregna de lo que hay. El teatro, por ejemplo. ¿Ibais al teatro?

Ramón: El teatro, ¿qué teatro? El teatro lo hacíamos nosotros. Teatro de sombras, yo hacía teatro con los niños, realizaba exposiciones, montajes con diapositivas, de todo. Es que me metí en todo los charcos donde había agua cultural. Allí estábamos metidos nosotros.

¿Y qué inquietudes cultuales había entonces en Astorga?

Ramón: Estaban las asociaciones de vecinos.

Amando Casado: En San Andrés, con don Faustino, su hermano Javier iluminaba y hacía los preparativos de El principito.

Ramón Núñez: Es que estábamos en todo, hicimos audiovisuales, los primeros cortos que se hicieron en Astorga con un guión, concretamente El Reloj, que contaba una historia filmada durante las 24 horas del día. Filmábamos a imagen casi muerta, quieta; a nosotros nos venía la reminiscencia de la fotografía, casi hacíamos planos fotográficos. Empezábamos a hacer ruedas de prensa pero nosotros lo que queríamos era aprender porque nadie nos enseñó nunca nada, y mucho menos los fotógrafos. Lo que yo buscaba era hacer unas fotos que la gente no hubiera visto nunca. Era como prolongar mi poesía que empecé a escribir a los 12 años. Entonces encontré en la fotografía un medio mediante el cual expresar esa poesía. Por eso en el libro hemos publicado también poemas con letra diminuta para que no oculten la foto, para que quien quiera leerlo tenga que esforzarse. En nuestro caso la poesía y la fotografía iban unidas.

Mi hermano era fundamentalmente el técnico. Yo estaba casi siempre en segundo plano y ponía las ideas. Al principio éramos tan solo mi hermano y yo, luego empezó a venir más gente hasta llegar a ser 13 o 14. No sabíamos muy bien lo que queríamos, tan solo experimentábamos para aprender. Trabajábamos todo el proceso, revelábamos las fotografías, las ideábamos, las hacíamos, y solo disponíamos de unos libros de fotografía que encontré por ahí, unos libros que hablaban de química. Yo no quería química, yo quería poesía y me encontré con la química. Experimentamos con las ruedas de prensa, hubo un momento en que hicimos fotografía social y aprovechamos que teníamos que ir a las ruedas de prensa para hacerla. Estábamos buscando la casa donde habitar. Y al final encontramos este mundo. Acababa de leer a Freud, Jung y había visto Un perro andaluz. Mi cabeza bullía con un montón de cosas, pero aquí en Astorga no había nada. Entonces la foto la teníamos que crear nosotros y me empeñaba en que la foto que fuéramos a hacer no la hubiera visto nadie. Buscábamos algo nuevo, algo sorprendente. Hacer artesanía en fotografía. Yo quería hacer un producto ‘made in yo’.

Fotografía de los hermanos Nuñez & Nuñez. Años 70.

Pero insisto para saber el origen de la inspiración. Acabas de hablar de Un perro andaluz de Luis Buñuel, con lo que la casualidad es menor de lo que aparenta. ¿Es casual acaso que unos cuantos de los personajes de vuestras fotografías aparezcan desfigurados, bajo una máscara o con una media? Eso mismo que parecía pasarle a la sociedad española en ese comienzo de transición que creo que la mostráis desfigurada, mirando a no se sabe dónde. 

Ramón Núñez: A ver, un crítico puede hacer todas las valoraciones que quiera, pero nosotros hacíamos las fotografías sobre todo para pasarlo bien, porque un niño es creativo cuando juega y nosotros jugábamos.

Pero solo el juego no llega al aspecto reivindicativo social en el que parece estabais vosotros.

Amando Casado: Hay una cosa que les pasaba a hermanos Núñez. En las fotografías que se exponen en el MUSAC jugaban con objetos desubicados de su localización habitual. Y en el mismo acto fotográfico se revelaba esa poética. Eso que dice Gamoneda: “yo solo sé lo que sé cuando me lo revelan mis propias y ya escritas palabras”. Exactamente lo que les estaba pasando a ellos. Los objetos adquieren un nuevo discurso porque se relacionan de una manera desconocida.

Los objetos escogidos no son cualquier objeto, son muy propios de la escenografía surrealista…

Amando Casado: cualquier objeto tiene su poesía.

Pero los que escogían son esos como podían haber sido otros.

Amando Casado: El tema es por qué escogieron esos objetos ¿Había alguna razón o no había ninguna?

Ramón Núñez: No había ninguna razón, era lo que teníamos.

Fotografía de los hermanos Nuñez & Nuñez. Años 70.

¿Pero tapar la cara de la gente de una manera tan metódica o que crezcan brazos como plantas termina por adquirir un sentido?

Ramón Núñez: Pues no había ninguna idea crítica manifiesta, era solo alegría. Y la sorpresa cuando las revelábamos.

Amando Casado: Eso se contrapone un poco con la idea que vienes expresando de tristeza o de que estuvieran manifiestamente preocupados con temas tan importantes como la incomunicación, la alienación, etcétera. No, era un juego muy alegre y muy expresivo.

Ramón Núñez: Nosotros salíamos al campo sin ideas preconcebidas, íbamos con la cámara y los objetos y surgían esas cosas. En el año 77, justo cuando quitan la censura, expusimos en Astorga estas fotos. Nadie nos dijo absolutamente nada porque en aquel momento la fotografía no era nada, no servía para nada, nadie te valoraba. ¿Cómo podías tu vender una foto? La idea principal era poder expresar mis poemas en imágenes, trabajar con dos disciplinas diferentes, y creo que la unión de poesía y fotografía es lo más puro que hay.

Fotografía de los hermanos Nuñez & Nuñez. Años 70.

¿A qué viene esa fascinación por los maniquís de escayola?

Ramón Núñez: La única razón de las maniquís, que por cierto eran de plástico, es que fue lo que nos dieron. Y si nos hubieran dado unos tigres de porcelana lo hubiéramos hecho con tigres de porcelana.

Amando Casado: Es lógica por otra parte la pregunta porque dentro del mundo surrealista es un recurrente lo de las maniquís como expresión del mundo de la mujer. Eso es una constante en todo el mundo surrealista. En el caso de Ramón es una pura coincidencia, pues se los regalaron y los utilizaron. Y da la casualidad que entra dentro de los conceptos de la idea surrealista con la que estaba trabajando. Es algo totalmente inconsciente y casual.

Ramón Núñez: ¿Y sino qué fotos hacías, ibas a pasear por el campo?  Es que nosotros las fotos las creábamos. Hacíamos una escenificación. No teníamos ni flash, hay una foto preciosa de un armario que tuve que llevarlo a hombros hasta El Sierro, eso es lo que hacíamos, la fotografía de la escasez y la pobreza.

Amando Casado: Como dice Gamoneda, “se les revelaba”. Los primeros sorprendidos eran ellos. Por eso era un juego. Se sorprendían en el momento de hacerlas. Relacionaban los objetos, las personas y el paisaje de una manera totalmente diferente y en esa misma sorpresa de ver el resultado estaba el leitmotiv de esa búsqueda. Lo que están haciendo es expresando esa inquietud y buscando nuevas relaciones, porque la fotografía en sí misma no cuenta nada, la fotografía constata. No cuenta ninguna historia. En el mundo de la prensa cuenta el pie de foto. Lo que están haciendo es expresando. No dicen nada. José Manuel Navia, uno de los grandes fotógrafos españoles y filósofo, lo dice claramente: la fotografía no cuenta ninguna historia para eso está la literatura, para eso está el pie de foto.

Ramón Núñez: El inconsciente está ahí y yo al inconsciente le pegaba. Podía expresarlo con palabras o lo podía expresar con imágenes.

Fotografía de los hermanos Nuñez & Nuñez. Años 70.

Pero cuando tú colocas por ejemplo ese brazo que está naciendo entre los trigos, ¿lo haces con algún sentido o simplemente estás jugando a saber que saldrá? Si sale un brazo es que tiene algún sentido.

Ramón Núñez: Yo lo que quería era entrar en la mente de las personas y abrir otra claridad, abrirles otro mundo, un paso hacia otra cosa más allá del paisaje.

¿Cuántos años teníais cuando hicisteis estas fotos?

Ramón Núñez: Mi hermano tenía 13 años y yo 17.

Amando Casado: Lo raro y lo curioso decía Olveira, el director del MUSAC, es la coherencia estética, estilística, a esa edad. Eso es absolutamente excepcional. Hay una coherencia estética, una coherencia estilística y yo creo que también conceptual aunque fuera inconsciente, porque de hecho el surrealismo lo que estaba revelando era ese mundo inconsciente de ellos, de su onirismo. Y luego el posicionarse en el límite, ese concepto de límite, de lo desconocido, por eso no expresan nada preconcebido.

En vuestras fotos también está esa idea del ‘ready-made’ de Duchamp de extrañar un objeto de su uso habitual. La fotografía en la cual el sujeto sostiene una taza del Wáter hasta parece un homenaje expreso a ese artista.

Ramón Núñez: No, no es así. Esa foto que dices surge instintivamente ante la observación de esos objetos: una taza de wáter suelta, una enredadera que sale por la puerta y un joven al que le dijimos desnúdate y siéntate y haz como que estás pensando.

Amando Casado: La creatividad habita en lo sensible no en la razón… La razón es añadida.

Fotografía de los hermanos Nuñez & Nuñez. Años 70.

Todas las cosas que puedan aparecer, sean o no conscientes, pueden tener un sentido ¿no? Y no necesariamente un sentido único. Otra cosa que se repite en varias de las fotografías es el modelo tumbado.

Ramón Núñez: Pero no está premeditada, que cada uno que saque su conclusión.

¿Cuando la has vuelto a leer qué consecuencias has sacado? Vosotros decís que lo pasabais muy bien, pero vistas las fotos en retroceso no es fácil encontrarles el lado divertido. Se las puede ver como muy reflexivas y críticas. Hay una lectura muy fácil también podría haber una lectura irónica pero ¿ironía de qué?

Amando Casado: No se planteaban nada, ten en cuenta que eran unos adolescentes. Eso queda del lado del espectador .Para ellos  expresar aquello que no conocían era toda una meta. Esa expresión ahí queda y quien lo ve de alguna manera lo remata porque cuando alguien ve una  fotografía de su álbum familiar, le excita la memoria y crea un mundo, porque la foto, repito, no dice nada, constata. Y entonces lo que hace es que te trae ese momento vivido. De alguna manera denota una experiencia y ellos lo que hacían era eso. No se cuestionaban nada, a lo mejor se lo cuestionan ahora.

Por eso es por lo que pregunto yo, por el ahora.

Amando Casado: O no, simplemente puede haber un componente de placer estético.

Fotografía de los hermanos Nuñez & Nuñez. Años 70.

Dinos algo sobre Astorga y aquella época y la movida en la que estabais metidos porque además no fue una movida exclusivamente de este aspecto, sino que también estuvisteis en fotografía de prensa, cuéntanos lo que vivisteis, lo que removisteis, lo que había por aquel entonces en Astorga.

Ramón Núñez: Lo que hicimos fue sembrar. Dejamos por ahí un montón de semillas, un montón de amigos que luego han ido haciendo cosas. Laiz, Salva, Toño Martínez… Apenas teníamos formación, yo no tenía ningún libro de fotografía surrealista, aunque hubiera visto la película de Un perro andaluz y poco más. Pero yo hacía poemas ya con ese punto surrealista.

Amando Casado: Una cosa que sí es importante, y es que tanto en los textos poéticos como en el texto de escritura automática que Ramón llama ‘prosa fantástica’, como en las fotografías, se da una relación muy directa, muy estrecha. Por ejemplo, los ojos que aparecen en casi todos sus escritos fantásticos luego aparecen también en sus fotografías. Hay elementos comunes, aunque estén expresados de distinta manera. Yo creo que especialmente Ramón en la fotografía expresaba lo que no podía hacer en la escritura, pero hay paisajes y elementos comunes al texto y a la fotografía, y yo creo que eso es muy importante.

Además de las fotos que se exponen en el MUSAC ¿tenéis más en el cajón?

Ramón Núñez: En la exposición, que son dos vitrinas, en una hemos expuesto 12 imágenes en revelado analógico de la época, copias únicas, vintage, con el papel de la época. Y las otras 16 han sido limpiadas y copiadas en papel digital. En la publicación está todo lo que había, porque era muy escasa la producción que teníamos. Son unas 70 fotos las que hay en el libro.

Portada del libro.

Núñez & Núñez. Surrealismo 1974-1977

  • Artistas: Núñez & Núñez [Ramón y Javier Núñez] Astorga (León), España, 1955/1960
  • Comisariado: Amando Casado
  • Lugar: MUSAC. Proyecto Vitrinas
  • Fechas: 20 de marzo- 30 de mayo de 2021
  • Horario de visita: miércoles a viernes de 11:00 a 14:00 y 17:00 a 20:00 h. / Fines de semana y festivos: 11:00 a 15:00 y 17:00 a 21:00 h

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .