Las viejas disputas entre veteranos del rock siguieron durante 2021

Paul McCartney y Mick Jagger llevan décadas dirimiendo si Beatles o Stones.

Por CARLOS DEL RIEGO

Se sabe de peleas y enfrentamientos verbales entre músicos de rock casi desde que éste se inventó. Y no hay año en que las tirrias, celos y egos de los grandes veteranos no resuenen, por cualquier causa, en prensa y redes. El extinto 2021 dejó algunos sonoros cruces de palabras.

En general las disputas y peleas dialécticas vienen de muy lejos, como la que mantienen Beatles y Stones desde hace décadas, o los insultos y descalificaciones que se lanzan David Gilmour y Roger Waters desde hace poco menos. El año pasado la inquina parece haberse disparado. Y aunque todos son añosos, mantienen el orgullo en todo lo alto.

Aunque siempre se dijo que no había enemistad entre ellos, la realidad dice que, en no pocas ocasiones, miembros de Beatles y Stones se han acusado mutuamente. La última fue en octubre del 21, en una entrevista a un periódico de Nueva York; McCartney insistió en que los Beatles abrieron caminos nuevos y sus raíces eran muy amplias, mientras que los Rolling Stones “siempre fueron una banda de versiones de blues, nada más, y aunque no sé si debo decirlo, pienso que nuestros horizontes fueron mucho más amplios que los suyos”. Jagger, claro, no podía quedarse callado, y durante un concierto en Los Ángeles se dirigió al público con tono irónico: “Hay muchas celebridades hoy aquí (…) incluyendo Paul McCartney, que se unirá a nosotros luego para hacer una versión de un blues”. Meses antes subrayó que “The Beatles ni siquiera hizo una gran gira”. Con una sonrisa, pero…

Pero no sólo sus supuestos rivales le lanzan dardos a los Stones; en noviembre el solista de los Who, Roger Daltrey, respondió al periodista con palabras elogiosas para Jagger:”Es el cantante número uno del rock”, pero inmediatamente cambió el tono: “Si estabas a la puerta de un pub en el que tocaban los Rolling Stones y tú escuchabas desde la puerta, seguro que pensabas que en ese local estaba tocando una banda mediocre”; incluso insinuó que no se merecen el estatus y la reputación que tienen en la historia del rock. En esta ocasión no hubo respuesta, ni siquiera de Jagger.

Quienes nunca se han cortado con los tacos, amenazas y palabras soeces son los integrantes de los Sex Pistols, sobre todo su solista John Lydon (Johnny Rotten). Resulta que está a punto de estrenarse una serie de televisión titulada ‘Pistol’ que cuenta la historia del grupo. Lydon, haciendo honor a su apodo, vomitó: ”Es la mierda más irrespetuosa que he tenido que soportar”. El motivo de su enfado es que no ha participado, no contaron con él y, además, todo el guión de la serie (seis capítulos) se basa en el libro de memorias que Steve Jones escribió en 2018, ‘Lonely boy: Tales from a Sex Pistol’. El caso es que la cosa viene de largo, puesto que a finales del siglo pasado todos, excepto Lydon, acordaron que cualquier cosa que se hiciera sobre el grupo tendría que contar con el sí de la mayoría. Todos menos el cantante siguen de acuerdo y la cosa va hacia adelante a pesar de las rabietas, desprecios e incluso demandas, pues Johnny Rotten fue a juicio en 2021 y lo perdió estrepitosamente. Pero siguió con su pataleta; como la serie es para FX, que es de Disney, dijo: “El dinero de Walt Disney me venció, ¿quién iba a ganar el juicio? El dinero ha hablado y me ha dado una patada en el culo. Los Sex Pistols ya son propiedad del puto Mickey Mouse”.

Enemigos irreconciliables son Roger Waters y Dave Gilmour (en realidad Waters se lleva mal con todos). En 2021 parecía que se iba a publicar la esperada reedición del ‘Animals’ (1977), pero no se ha superado el principal problema, que es la acreditación de la autoría, arreglos y producción de las canciones. Waters declaró: “Gilmour viene exigiendo desde hace tiempo más acreditación y recompensa por su contribución a la banda, no sólo en ‘Animals’, sino en todo lo que hizo hasta 1985. Pretende más de lo que le corresponde, y por eso no quiere que se sepa todo lo que yo aporté”. El guitarrista, por su parte, sólo dijo “no estar interesado en contestar a todas las mentiras que sobre mí escucho continuamente”. Es difícil tomar partido por uno u otro, aunque los antecedentes de Waters le son muy desfavorables. 

Fleetwood Mac es el prototipo de grupo de éxito cuyos integrantes jamás dejan de tirarse los trastos a la cabeza. Hace tres años pusieron de patitas en la calle al guitarrista, cantante y compositor Lindsey Buckingham, quien los llevó a juicio…, para luego (en 2021) decir que estaba abierto a hacer las paces y continuar con el grupo. Y de paso gritó que F. Mac sin él es un grupo de versiones. Y también que todo fue culpa de la cantante y compositora Stevie Nicks, “que creyó que el grupo debía adaptarse más a ella, es decir, hacer un sonido más suave y depresivo”. Stevie contestó que ella no tuvo nada que ver en el despido: “Nunca lo pedí, nunca lo exigí”. Llevan tantos años siendo enemigos íntimos que, seguro, en 2022 seguirán diciéndose cosas de ex.

Procedentes de los sesenta y los setenta del siglo pasado, los músicos de rock siempre mantienen el espíritu combativo. Con y sin razón.

Visita el blog de Carlos del Riego.    

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.