Eduardo Vasco lleva a escena el drama clásico del Comendador, de Lope de Vega

La compañía Noviembre Teatro llega al Auditorio de León este miércoles 2 de marzo con el clásico de Lope de Vega “Peribáñez y el Comendador de Ocaña”, en la versión de Yolanda Pallín y bajo la dirección de Eduardo Vasco. La función comenzará a las 20.30 horas y está incluida en la programación de la Concejalía de Acción y Promoción Cultural. El precio de las entradas es de 20 euros y se pueden adquirir en la taquilla del Auditorio y en https://auditorio.aytoleon.es/espectaculos.php

Eduardo Vasco lleva a escena una vez más la obra del dramaturgo del Siglo de Oro, con este montaje sobre “Peribáñez y el Comendador de Ocaña”, una de sus obras más destacadas y por la que el director siente una especial atracción. “Peribáñez me atrapa de manera especial porque, además de ser una de las obras más señeras de su repertorio, es, en esencia, la historia de una respuesta imprevisible ante un abuso de poder que parecía imparable. La convención social de la época solo ampara al poderoso y deja completamente desvalido al humilde que, finalmente, debe defender a su familia y a su casa saltándose el orden establecido. La conclusión parece clara: si el orden de las cosas no es justo acaba saltando por los aires”.

Bajo su dirección y con la versión de Yolanda Pallín, el público leonés podrá disfrutar durante 95 minutos de esta adaptación de la obra de Lope de Vega, protagonizada por Rafael Ortiz, Elena Rayos, Alberto Gómez Taboada, Mar Calvo, Julio Hidalgo, Francisco Rojas, Antón Jesús Calvo, Manuel Pico y Daniel Santos.

La historia de Peribáñez y el comendador de Ocaña es la del villano que se enfrenta al poderoso, que no cede ante el abuso de poder. Un personaje habitual en los dramas del Siglo de Oro, protagonista de uno de los géneros más populares de su tiempo: el drama de honor, concretado también como el drama “de comendadores”. En el contexto rural el labrador voluntarioso debe traspasar sus límites sociales para detener al representante del poder que, desmedido, amenaza su valor más preciado: el honor.

Peribáñez defiende algo que se nos antoja muy moderno pero que pertenece al ser humano como un valor universal: la dignidad personal.

En esta obra Lope de Vega aúna las cualidades que definen y aportan valor a su producción dramática como la ruptura de las leyes aristotélicas, un concepto del teatro como arte para entretener al espectador y una carpintería teatral que crearía escuela más allá de su tiempo.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.