La poeta rumana Ana Blandiana, en León

Ana Blandiana. Fotografía: Miguel Ruiz Durán.

La presencia de la enorme poeta rumana Ana Blandiana en León, para ofrecer una lectura de sus poemas, ha de considerarse una oportunidad única de acercarse en primera línea al mundo y al lenguaje de “una de las más nobles figuras de la historia contemporánea”, según la ha definido Viorica Patea, su traductora al español.

Será el viernes, 1 de abril, en el salón de actos del Ayuntamiento (C/ Alfonso V, 1) a las 19.30 horas. En el acto, promovido por el Consistorio leonés, intervendrán además el poeta zamorano Tomás Sánchez Santiago y la traductora y profesora en la universidad de Salamanca Viorica Patea.

Y es que Ana Blandiana constituye uno de los más altos ejemplos de resistencia a través de un mundo poético personal, flexible y quebradizo como la sustancia de los sueños pero no débil ni concesivo con todo aquello que supone el acoso o el envilecimiento de cualquier modo de libertad. Comprometida contra las distintas versiones del comunismo en su país entre 1947 y 1989, su nombre fue borrado de la memoria colectiva por orden de quienes ostentaban el poder, que veían en ella una reencarnación de otros escritores disidentes, capaces de aglutinar en sus versos el sentir de un pueblo condenado a no expresarse libremente.

En este sentido, desde que en 1984 publicó sus célebres cuatro poemas en la revista “Anfiteatro”, en un momento en que pareció abrirse una fisura en el régimen opresivo de Ceaucescu, la poesía de Ana Blandiana traspasó las fronteras de su país y se convirtió en un referente que consiguió la adhesión de intelectuales y políticos que vieron en la obra de la poeta “una resistencia espiritual”, como Viorica Patea ha definido esta trayectoria.

Coincide la oportunidad de escuchar la voz viva de Ana Blandiana con la publicación, hace tan solo unos meses, de Un arcángel manchado de hollín (Galaxia Gutenberg, 2021), reunión de tres libros significativos suyos junto a esos cuatro poemas que fueron el detonante inesperado de una difusión ya imparable de su obra poética a nivel mundial y que le ha supuesto reconocimientos numerosos, incluida la propuesta recurrente del premio Nobel. Su activismo en pro de la emergencia de una sociedad civil la llevó a fundar la Alianza Cívica en su país; y aunque ha renunciado a propuestas numerosas de honores y cargos relevantes en distintas esferas, propició junto a su marido, verdadero cómplice de todas las iniciativas de la poeta, el “Memorial de las Víctimas del Comunismo y de la Resistencia” a fin de investigar y dar cuenta de la importancia de la memoria en la defensa de los valores democráticos de cualquier sociedad, pues, como ella misma ha dejado dicho, “mientras la justicia no logre ser una forma de memoria, la memoria sola puede ser una forma de justicia”.

La presencia de Ana Blandiana entre nosotros debiera ser un hito para confiar, ahora más que nunca, en la posibilidad de defender valores insoslayables de la condición humana ante tantas agresiones como se están produciendo últimamente en nuestra sociedad.

Información complementaria:

1 Comment

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.