A manguerazos contra la Memoria Histórica

Por ELOÍSA OTERO.— No dio tiempo a que el tiempo y las pisadas de los paseantes borraran los más de 6.000 nombres de presos políticos republicanos pintados con tiza sobre el pavimento de la plaza leonesa de San Marcos. Poco después de que finalizara la performance impulsada por el artista Luis Melón Arroyo, el mismo 12 de septiembre por la noche, los servicios municipales de limpieza se ocuparon de eliminarlos a base de manguerazos de agua.